viernes, 30 de junio de 2017

World Pride: Ya somos 24


24 países hemos aprobado el matrimonio igualitario entre personas del mismo sexo. Un colectivo históricamente maltratado y despreciado poco a poco ve cómo se recogen sus derechos legales, entre ellos uno elemental: el poder casarse con quien deseen. 

Así, en este artículo vamos a ver brevemente cuáles son los países que han aprobado el matrimonio igualitario y cuándo lo hicieron y así entenderemos mejor cómo están los derechos civiles en el mundo, porque reconocer los derechos al colectivo LGTBI es reconocer la igualdad de toda la sociedad independientemente de la orientación o identidad sexual. 
 En azul oscuro los países que han reconocido el matrimonio igualitario, a falta de añadir Taiwán. En el caso de México, solo está reconocido a nivel de algunos de sus Estados pero los que no lo tienen reconocido deben reconocer los matrimonios de los otros. En azul claro están los países que no reconocen el matrimonio aunque sí uniones civiles, vistas a menudo como un paso previo.

2001

Como en tantas otras cosas, fue Países Bajos el primer Estado en reconocer el matrimonio igualitario, anticipándose claramente a los demás. 

2003

Pasaron dos años hasta que la vecina Bélgica imitó a Holanda y aprobó la ley. 

2004

Empezaron a dar el paso Estados de EEUU como Massachusetts y provincias de Canadá como Quebec, Manitoba y Nueva Escocia. 

2005

España dio el histórico paso de aprobar el matrimonio por impulso del gobierno socialista de Zapatero. Un país tradicional gobernado por una dictadura hasta solo treinta años antes que persiguió incansablemente a los homosexuales. Así, el impacto de la ley fue enorme no solo en el país (ya que la derecha recurrió la ley al Tribunal Constitucional con apoyo mediático de la Iglesia) sino en el mundo, ya que demostraba que muchos otros países podían sumarse y no solo los que históricamente habían sido más liberales. Ese año también Canadá aprobó la ley en la totalidad de su territorio. 

2006 

También sorprendió mucho que Sudáfrica aprobada el matrimonio debido a su situación geográfica en el África Subsahariana, una zona bastante hostil al movimiento LGTBI. Además, era un país que salió de un gobierno racista tan solo dieciséis años antes, por lo que ampliar más los derechos civiles fue significativo. 

2008

Otros dos Estados de EEUU aprobaron el matrimonio, entre ellos California, el más poblado. 

2009

Con relativo retraso se sumaron a aprobar el matrimonio igualitario los países nórdicos europeos, tradicionalmente liberales y muy avanzados en derechos civiles. En 2009 lo aprobaron Noruega y Suecia

2010

Más Estados norteamericanos se sumaron y, por primera vez, uno mexicano: la propia Ciudad de México. También en 2010 aprobaron el matrimonio nuevo países: Portugal, siguiendo el ejemplo de su vecina España; Islandia, otro país nórdico muy desarrollado; y Argentina, primer país en hacerlo en Latinoamérica. 

2011

Lo aprobó el Estado de Nueva York. Al mismo tiempo, hasta ese año varias reservas indias de EEUU también lo habían aprobado. 

2012

Comenzaron a aprobarlo varios Estados de Brasil y siguieron haciéndolo otros de EEUU. Dinamarca también decidió aprobarlo ese año. 

2013

Fue un año muy importante para impulsar el matrimonio igualitario. Hasta entonces lo habían aprobado Estados de EEUU individualmente y países que no eran grandes potencias en el orden mundial sino pequeñas o medias. Así, el paso dado por Francia al aprobarlo demostró que hasta los grandes países del mundo podían sumarse a un proceso que ya era irreversible a pesar de las resistencias de los sectores conservadores. Ya solo quedaba ir rompiendo muros uno detrás de otro. También ese año Brasil decidió aprobarlo a nivel nacional, además de Uruguay, siguiendo la estela argentina, y el primer país de Oceanía en aprobarlo (y de momento el único hasta la fecha): Nueva Zelanda. Al mismo tiempo continuaron aprobándolo varios Estados de EEUU y de México. 

2014

Otra potencia relevante dio el paso ese año: Reino Unido, aunque no a nivel nacional sino en sus principales países: Inglaterra, Gales y Escocia (todavía queda por aprobarse en Irlanda del Norte). Y mientras tanto en Estados Unidos la aprobación del matrimonio por los Estados continuaba imparable incluido en algunos tradicionalmente conservadores como Alaska o los del Oeste. 

2015

Y al fin la principal potencia del mundo, Estados Unidos, dio el histórico paso de aprobarlo a nivel federal, independientemente de las leyes de cada Estado. Era todo un símbolo para el mundo y un espaldarazo. Por otro lado, otros dos países lo aprobaron: Luxemburgo (último del Benelux) y, más significativo, Irlanda, un país aún profundamente católico pero que demostró que la fe y la igualdad no tienen por qué estar reñidos. 

2016

Más Estados mexicanos aprobaron el matrimonio y el gobierno federal decidió que, en los Estados que no lo tuviesen aprobado, se diese validez a los matrimonios efectuados en otros. Así, México aprobó de facto el matrimonio igualitario. Además, otro país latinoamericano aprobó el matrimonio ese año: Colombia

2017

Parece que va camino de ser otro año histórico. Por primera vez un país asiático ha aprobado el matrimonio igualitario, rompiendo con ello otro muro: Taiwán. De ahí el paso hacia Japón y otros países de Extremo Oriente en donde la tradición ha pesado mucho siempre, es más pequeño. Y también ha sido destacable que Alemania, el país más poblado de la UE y el más influyente, ha aprobado justo en el día de hoy el matrimonio tras años de retrasar algo que era inevitable. Por último, este año también ha sido aprobado en Finlandia, último país nórdico en aprobarlo. 

Pero todavía queda mucho por hacer. Primero en los países que están a la vanguardia, entre ellos España. Aún existe desigualdad y discriminación hacia el colectivo LGTBI, por lo que luchar contra las mismas es indispensable. Y, segundo, en otros países, especialmente en tres áreas del mundo. 

Europa Occidental, América en general y Asia Oriental pueden considerarse “a salvo” ya que, o bien aprueban la homosexualidad, o bien la toleran, como en la mayoría de Estados de Extremo Oriente. Pero muy diferente es la situación en tres áreas del mundo: África Subsahariana, el mundo islámico en general y Europa Oriental y Rusia. En los tres casos no solo no se está avanzando sino que se está retrocediendo sin remedio. Varios países de mayoría musulmana condenan la homosexualidad con la muerte y en prácticamente todos los demás se castiga con la cárcel. Algo parecido ocurre en el África Subsahariana, en donde hay auténticas cacerías de personas LGTBI. Y, mientras que en esas dos áreas el rechazo a la homosexualidad es en “caliente”, aún más peligroso puede ser el rechazo en “frío” de Europa Oriental, encabezada por Rusia, que ha empezado por prohibir todo símbolo LGTBI en público, limitando la libertad de los activistas y de las personas LGTBI para ser tal y como son. Y en repúblicas rusas como Chechenia hay incluso campos de concentración para homosexuales, lo que demuestra las escasas libertades en Rusia. 
Situación de la homosexualidad en el mundo: en Marrón están los países que la condenan con la muerte (Irán, Arabia Saudí, Yemen, Mauritania, norte de Nigeria...), en naranja oscuro (India) países que la castigan con la cadena perpetua, en naranja claro países que la castigan con penas de diversos años (Marruecos, Egipto, Malasia...), en amarillo países que la castigan con cárcel aunque rara vez se aplica (Argelia, Sudán, Etiopía...). Por último, en tono beige están los países que consideran legal la homosexualidad pero restringiendo la libertad de expresión y asociación a los LGTBI (Rusia, China...). 

Así, podemos ver que hay motivos para la alegría ya que cada vez somos más los países que hemos reconocido al máximo nivel los derechos LGTBI...pero también hay que recordar que hay casi 200 países en el mundo. Y solo 24 lo hemos aprobado, por lo que no es necesario decir que quedan muchas décadas de lucha y no solo en otros países sino también en los nuestros, queda mucho por hacer. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario