jueves, 6 de julio de 2017

¿Quiénes forman el G20?



Estos días se celebra en Hamburgo, ciudad alemana, la duodécima cumbre del Grupo de los 20, más conocido como G20. Es uno de los foros internacionales más conocidos debido a que pertenecen al mismo 19 países más la Unión Europea en su conjunto. Entre ellos están los siete más industrializados (G7) más Rusia, mientras que los demás son países de gran potencia económica pero aún en desarrollo. Así, es una cumbre eminentemente económica. Esta ya existía desde 1999 como reunión anual sobre todo de ministros de esos países. Sin embargo, la crisis iniciada en 2008 hizo que se cambiase la concepción del grupo y que sea una reunión al más alto nivel de jefes de Estado o de gobierno. 
 Países miembros del G20: en azul oscuro aparecen los 19 países miembros más la UE, cuyos miembros que no son parte del G20 aparecen en azul claro. España aparece en una tonalidad diferente por ser invitado permanente.

Además de los países miembros, participan en las cumbres invitados, tanto organizaciones internacionales como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial o la ONU; como países relevantes pero que no son estrictamente uno de los 20. Todos esos países menos España son invitados puntuales. España, por su parte, es una invitada permanente y ha asistido individualmente a todas las cumbres desde 2008. Por otro lado, asiste el país que ocupe la presidencia de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (este año Filipinas), dos países africanos (entre ellos el que presida la Unión Africana) y un país o más invitados directamente por el anfitrión, por lo que normalmente son Estados cercanos a la sede de ese año. 
 Primera cumbre en su formato actual en 2008 en Washington. La idea fue combatir juntos la crisis económica. España logró ser invitada gracias al apoyo clave de Francia y después ser invitada permanentemente aunque sin entrar en el grupo como miembro.

Vamos a ver qué países forman parte de este selecto grupo, prestando atención a parámetros como el PIB, el PIB per cápita y el IDH, que explicaremos a continuación. Pero antes de empezar vamos a mostrar los datos referentes a España para poder hacer una comparativa con cada país del G20:

España
IDH: Muy alto
PIB: 1.232.000 millones de euros (14º del mundo)
PIB per cápita: 26.600 dólares (27º del mundo)

Por África:
Sudáfrica es el único país del llamado continente negro que es miembro del G20. Esto se debe a que es la gran potencia local, aunque de los 20 del grupo es la economía más pequeña con un PIB que no alcanza los 289.000 millones de dólares (39ª del mundo, muy por detrás de países que no son miembros del G20, pero su pertenencia al África Subsahariana la hace ser clave). Con el PIB nominal podemos hacernos a la idea de la riqueza total de un país ya que suma todos los bienes y servicios producidos por el país en un año. La otra cara de la moneda es el PIB per cápita, es decir, por habitante. Este muestra más fielmente cuál es la situación económica de la población. En el caso de Sudáfrica vemos que es mejor que en otros países del mismo continente pero sigue siendo muy mejorable: no llega a 5.700 dólares al año. El Índice de Desarrollo Humano (IDH), por su parte, también lo deja claro: el nivel en Sudáfrica es medio, lastrado por epidemias y pobreza. Como Sudáfrica es una república semi presidencialista, está representada por su presidente, actualmente Jacob Zuma. 

Por América Latina:
Tres países latinoamericanos son miembros del G20. El primero es Argentina. Es la segunda mayor economía de Sudamérica con un PIB de casi 595.000 millones de dólares (21ª del mundo) y un PIB per cápita de 13.600 dólares, cifra bastante superior a la vista con Sudáfrica. Además, el IDH de Argentina es muy alto, al nivel de los países de Europa Occidental. Es una república presidencialista por lo que está representada en las cumbres por su presidente/a, en este caso Mauricio Macri. 
Otro país miembro del G20 en la zona es Brasil. Es una de las grandes economías del mundo, en concreto la novena del mundo con casi 1.800.000 millones de dólares. Su PIB per cápita refleja sus debilidades: 8.700 dólares, por detrás del argentino. Su IDH también lo demuestra, ya que es alto y, por tanto, el  nivel de vida es inferior al de Argentina y el de los países más desarrollados. Al igual que en el caso anterior, Brasil es una república presidencialista y está representado por su presidente, actualmente Michel Temer. 
El último país latinoamericano miembro del G20 es México. Al contrario que los anteriores, se sitúa en Norteamérica y tiene frontera con Estados Unidos al norte. Esto es tanto beneficioso como perjudicial, ya que su economía es claramente inferior a la de su poderoso vecino: su PIB alcanza 1.124.000 millones de dólares (15º del mundo, justo por detrás de España). Su PIB per cápita es similar al brasileño al tener debilidades muy parecidas, siendo de 9.000 dólares. Y el IDH también es alto, por lo que está por detrás de Argentina y de EEUU. Así mismo, al igual que en los casos anteriores es una república presidencialista, por lo que está representado por su presidente, Enrique Peña Nieto. 

Por Norteamérica
El subcontinente está formado por México además de los dos países que vamos a ver a continuación: Canadá y Estados Unidos. Comenzando por Canadá, es un país con un altísimo nivel de desarrollo aunque su PIB sea claramente inferior al de su vecino estadounidense: 1.532.000 millones de dólares (10º del mundo). Su riqueza y desarrollo quedan claros por su PIB per cápita, que supera los 43.000 dólares (¿recordáis los 5.700 de Sudáfrica?). Y, ni qué decir tiene, su IDH es muy alto. Como Canadá es una monarquía parlamentaria, está representada por su primer ministro, actualmente Justin Trudeau. 
Estados Unidos es la principal potencia económica del mundo, a una notable distancia de sus adversarios. Solo la Unión Europea en su conjunto se le aproxima. Y las cifras son claras: su PIB es de casi 19.380.000 millones de dólares (solo hay que compararlo con el 1.232.000 de España para hacernos a la idea). Su PIB per cápita es igualmente próspero, al ser el mayor de todo el G20 con casi 56.000 dólares (aunque muy lejos del país más rico por habitante, Luxemburgo, que supera los 100.000 dólares). Por otro lado, aunque EEUU tiene menos calidad de vida que Canadá, sigue siendo un IDH muy alto que varía según el Estado. EEUU es una república presidencialista, así que es su presidente el encargado de representarle, a día de hoy Donald Trump. 

Por Oceanía:
El único país de ese continente que es miembro del G20 es también la única gran economía del mismo: Australia. Aunque tiene menos de 25 millones de habitantes, es un país rico y muy desarrollado y eso le hace destacar en sus datos económicos. Su PIB es ligeramente superior al de España (con menos población) ya que tiene 1.343.000 millones de dólares (13º en el mundo). En cuanto a su PIB per cápita, es el segundo más alto del G20 superando los 50.000 dólares. Es un país con un IDH muy alto y próspero. Como en el caso de Canadá, es una monarquía parlamentaria de la Commonwealth, por lo que está representada en este tipo de cumbres por su primer ministro, actualmente Malcolm Turnbull. 

Por Asia:
Llegamos a los dos continentes con más países miembros del G20, Asia y Europa. Para comenzar con Asia vamos a ver al apodado gigante asiático: China. Desde que decidió abjurar del comunismo ortodoxo, China ha experimentado un auge económico imparable que, si bien se ha moderado últimamente, sigue siendo relevante. De esta manera, se ha convertido en la última década en la segunda potencia del mundo y ello queda reflejado especialmente en su PIB: 12.362.000 millones de dólares, claramente inferior al de EEUU y la UE pero considerablemente superior al de otros países del grupo como Japón o Alemania. Sin embargo, el crecimiento chino tiene sus debilidades, como no estar siendo igual para toda la población. Así, quedan zonas subdesarrolladas y el PIB per cápita no llega a los 8.000 dólares, siendo inferior al de Brasil y solo algo superior al de Sudáfrica. Esto redunda en el IDH, que es alto pero inferior a muchos de los países ya vistos. La apertura económica, por otro lado, no se ha traducido también en apertura política y China sigue siendo un régimen de partido único comunista. Así, es representada en el G20 por su presidente, Xi Jinping. 
La segunda mayor economía de Asia es Japón. Después de la destrucción de la Segunda Guerra Mundial, Japón vivió un renacer que le ha mantenido hasta hoy como país puntero en sectores industriales y tecnológicos, con lo que compensa su falta de recursos materiales. Así, su balanza comercial es muy favorable a sus intereses y su PIB supera cómodamente los cinco mil millones de dólares, siendo el tercer país del mundo por poderío económico tras Estados Unidos y China. Y, al contrario que en China, su sociedad está claramente desarrollada y es próspera en general a pesar de las dificultades demográficas a las que se enfrenta: su PIB per cápita es superior a los 32.000 dólares, por lo que es inferior al de otros países del grupo pero aun así muy alto. Por lo demás, su IDH es muy alto, además de su nivel de vida. Es una monarquía parlamentaria, así que está representado por su primer ministro, actualmente Shinzo Abe. 
Entre ambos los dos grandes asiáticos está Corea del Sur. Siguiendo un camino radicalmente opuesto al de su controvertida vecina del Norte, Corea del Sur tiene una de las economías más grandes del mundo aunque no siempre fue así sino que pertenece al grupo de los dragones asiáticos, plenamente desarrollados entre los 80 y 90 con ayuda japonesa. Hoy, muchas de las empresas internacionales surcoreanas son ampliamente reconocidas en el mundo. Así, su PIB es superior al 1,5 millones de dólares (11º del mundo) y su PIB per cápita supera ligeramente al español, con algo más de 27.000 dólares. Su IDH es muy alto y su nivel de vida contrasta brutalmente con el de Corea del Norte. Como república presidencialista, está representada por su presidente, Moon Jae-in. 
Más al sur queda otro de los llamados dragones asiáticos, aunque con menor tradición industrial en este caso: Indonesia. Pero ello no quita que haya escalado muchas posiciones en las últimas décadas, hasta el punto de convertirse en una potencia económica gracias a su gran población y a su productividad (barata). Así, su PIB supera el 1.000.000 millones de dólares (el 16º del mundo). La contrapartida es que ese desarrollo macroeconómico no se refleja en la calidad de vida de los indonesios, que sigue siendo baja: su PIB per cápita es de poco más de 3.000 dólares, el segundo más bajo del G20, solo por delante de India. Así, su IDH es medio con zonas muy deprimidas. Como república presidencialista, está representada por su presidente, Joko Widodo. 
Otro gigante asiático que escala posiciones sin parar es India. Aunque aún tiene que afrontar múltiples retos, como la extrema pobreza de parte de su población, en lo macroeconómico crece sin parar. Ejemplo de ello es su PIB de casi 2.500.000 millones de dólares, casi igual al de Francia. Pero este dato queda en nada viendo el PIB per cápita: unos míseros 1.600 euros al año, el más bajo de todo el G20. En lo social la situación no es mucho mejor, aunque varía según la región. India, por el contrario, es la democracia más grande del mundo y su sistema es la república parlamentaria. Así, está representada por el primer ministro, actualmente Narendra Modi. 
Al otro lado de Asia encontramos a otro miembro del G20, Arabia Saudí. Aupada por sus enormes reservas de petróleo, el reino del desierto ha logrado colarse en el panorama económico internacional con éxito y lograr una riqueza y unos niveles de vida bastante altos para la media de Oriente Próximo. Su PIB es de casi 690.000 millones de dólares y su PIB per cápita supera los 20.000 euros, inferior al español pero superior al de la mayoría de países de Europa Oriental. Su IDH además es muy alto, lo que refleja un nivel de vida próspero. Por lo demás, Arabia es una anomalía dentro del propio G20 ya que, como monarquía absoluta que es, manda a su rey como representante en las cumbres, Salman. No obstante, para la cumbre de este año se han limitado a enviar a un ex ministro, lo que no demuestra un gran interés en este foro. 
También en esa extensa y convulsa región encontramos a Turquía, país cuyo territorio se encuentra sobre todo en Asia salvo una pequeña fracción europea. A pesar de su deriva autoritaria en lo político, económicamente sigue siendo una potencia a tener muy en cuenta debido a su estratégica posición. Su PIB es de 769.000 millones de dólares por los 9.400 dólares de PIB per cápita, lo que demuestra que aún tiene que contribuir al desarrollo de no pocas regiones estatales. Así, su IDH es alto pero a distancia del de Europa Occidental. Dentro de su deriva autoritaria Turquía ha pasado a ser una república presidencialista, por lo que está representada por su presidente, Recep Tayyip Erdogan. 

Por Europa:
La unión hace la fuerza. Y eso se ve claramente cuando se ve el poderío económico de la Unión Europea, la única capaz de acercarse claramente a EEUU en cuanto a parámetros económicos. Desde su creación en los años 50, el desarrollo y bienestar europeos han sido imparables a pesar de las crisis atravesadas desde entonces en todos los ámbitos. Así, su PIB es el segundo del G20 y del mundo con casi 17.000.000 millones de dólares. El desarrollo varía según cada país, lo que supone que su PIB per cápita sea más bajo que el de otras potencias del grupo, siendo de casi 32.000 dólares, prácticamente igual al japonés. Su IDH es muy alto aunque haya países miembros que no lo alcancen pero, en general, puede considerarse a la UE un bloque económico sólido. Al ser una unión política y económica, tiene sus propias instituciones y gobierno, por lo que está representada en el G20 por dos personas: el presidente de la Comisión Europea (ejecutivo), actualmente Jean-Claude Juncker; y el presidente del Consejo Europeo (ejecutivo y legislativo), Donald Tusk. 
Dentro de la UE están presentes en el G20 con voz propia cuatro de sus países, que además son las cuatro principales potencias económicas de la misma: Alemania, Reino Unido, Francia e Italia. España está representada como dentro de la UE como con invitación permanente al ser la quinta economía de la UE. Comenzaremos con Alemania. Es, con diferencia, la principal economía de la UE, y la cuarta del mundo con un PIB de las de 3.600.000 millones de dólares. Su crecimiento y desarrollo tras la Segunda Guerra Mundial además de su gran población y propensión natural a ser la “locomotora” de Europa la han aupado a las grandes potencias del planeta. Además su riqueza y prosperidad está bien repartida: su PIB per cápita es de 41.000 dólares. Así, no extraña que su IDH sea altísimo. Como república parlamentaria, está representada por su canciller, Angela Merkel. 
Reino Unido está ya en proceso de salir de la UE, lo que perjudicará inevitablemente a su poderío económico que, aunque hoy es inferior en el peso global a lo que era en el pasado, sigue siendo a tener en cuenta. Su PIB es de 2.600.000 millones de dólares (5º del mundo) y su PIB per cápita es de 43.700 dólares, por lo que es una sociedad próspera y con un IDH así mismo muy alto. Como monarquía parlamentaria que es, está representado por su primer ministro/a, actualmente Theresa May. 
Francia sigue de cerca a Reino Unido y puede considerarse que prácticamente tienen un poderío económico igual. A pesar de su descenso en poder e influencia global, Francia sigue siendo una potencia a tener en cuenta dado su PIB de 2.570.000 millones de dólares (6ª del mundo), con un PIB per cápita de 37.700 dólares, por lo que puede concluirse que en el país galo la riqueza está algo peor repartida que en Reino Unido. Pero, a niveles generales, el IDH es también muy alto y es un país rico. Como república semi presidencialista, está representada en las cumbres por su presidente, actualmente Emmanuel Macron. 
Italia es el cuarto país con mayor poderío económico de la UE. No obstante, sus parámetros son inferiores a los de los tres países vistos previamente debido a la diversidad regional, con zonas altamente industrializadas como Milán y otras con un nivel de desarrollo inferior, especialmente en el sur del país, algo parecido a lo que ocurre en España. Así, su PIB es de casi 1.900.000 millones de dólares con un PIB per cápita que se acerca a los 30.000 dólares, algo superior al español, que es de casi 27.000. Por lo demás, el nivel de vida es notable como refleja su IDH, muy alto. Italia es una república parlamentaria, por lo que está representada por su primer ministro, actualmente Paolo Gentiloni. 
Y ya solo nos queda un país para completar el G20: Rusia. Aunque buena parte de su territorio se extiende por el norte de Asia, la mayoría de la población vive en la zona europea. La antigua URSS llegó a ser la segunda potencia económica del planeta solo detrás de EEUU. Su caída y división en quince repúblicas perjudicó gravemente al bloque del Este y solo Rusia, la mayor de esas quince repúblicas, destaca a nivel internacional, aunque más en lo político y en lo militar que en lo económico, ya que sigue siendo un enano comparada con China o EEUU. Los datos lo demuestran: su PIB es de 1.400.000 millones de dólares (12º en el mundo), solo un poco mayor del español teniendo bastante más población y recursos. En el PIB per cápita no mejora: se queda en solo 9.000 dólares, similar a países como México o Turquía. Pero, a diferencia de ellos, el nivel de vida en general es más alto y su IDH también lo muestra. Por lo demás, es una república semi presidencialista, por lo que está representada por su presidente, Vladimir Putin. 

Así, vemos que la pertenencia o no al G20 es más bien aleatoria y como muestra dejamos para acabar la lista de las principales economías del mundo por PIB nominal, marcando en negrita los países miembros del G20 y en cursiva los que son miembros de la UE. Se verá que hay países que no son parte del G20 aun teniendo unas economías más grandes que países miembros.

1.      Estados Unidos
(Unión Europea)
2.      China
3.      Japón
4.      Alemania
5.      Reino Unido
6.      Francia
7.      India
8.      Italia
9.      Brasil
10.  Canadá
11.  Corea del Sur
12.  Rusia
13.  Australia
14.  España (invitada permanente al G20)
15.  México
16.  Indonesia
17.  Turquía
18.  Países Bajos
19.  Suiza
20.  Arabia Saudí
21.  Argentina
22.  Taiwán
23.  Suecia
24.  Polonia
25.  Bélgica
26.  Tailandia
27.  Nigeria
28.  Austria
29.  Irán
30.  Emiratos Árabes Unidos
31.  Noruega
32.  Egipto
33.  Hong Kong
34.  Israel
35.  Dinamarca
36.  Filipinas
37.  Singapur
38.  Malasia
39.  Sudáfrica

1 comentario:

  1. Muy buen informe y muy claro, para quienes no tienen mucho conocimiento del tema. Saludos desde Mar del Plata.

    ResponderEliminar