lunes, 29 de febrero de 2016

El porqué de los años bisiestos




 Retrato del Papa Gregorio XIII, responsable último del actual calendario. 

La mayoría de la gente no se pregunta el por qué, simplemente es así. Pero a los que, como a mí, nos interesa el por qué de todo, el hecho de que febrero sea un mes “cojo” al tener menos días que el resto, nos resulta curioso. 

El motivo se remonta, como tantas otras cosas, a la Antigua Roma. El nombre procede del latín bis sextus dies ante calendas martii, que significa “dos veces el sexto día antes del primer día (calenda) del mes de marzo (martii)”. Así, se intercalaba un día extra entre el 23 y el 24 de febrero. Esto fue introducido por Julio César cuando reformó el calendario romano (a propósito, la palabra calendario viene de la calenda, el primer día de cada mes en Roma) después de consultar con astrólogos en su paso por Egipto y Oriente. La reforma era muy necesaria pues el calendario anterior se había quedado desfasado y daba múltiples problemas. 

El calendario juliano se mantuvo en Europa Occidental hasta que el Papa Gregorio XIII reformó algunos aspectos puntuales, entre ellos el día intercalado de febrero que, para simplificarlo, se colocó al final del mes, siendo ya para siempre 29 de febrero cada cuatro años. 

Pero, ¿por qué se añade un día? Porque Julio César no hizo un calendario perfecto al ser imposible hacerlo y Gregorio XIII tampoco pudo “corregirlo”. Esto es porque se incluyen 365 días en un año pero una vuelta completa alrededor del sol son 365 días…pero también cinco horas, 48 minutos y 56 segundos. Concretar ese tiempo extra supone que las cinco horas, 48 minutos y 56 segundos cada tres años se traduzcan en un día: el 29 de febrero cada cuatro años, pero esto se obtiene a base de redondear el tiempo “sobrante” a seis horas y multiplicarlas por tres: 24 horas. Esto hace que, aunque sea una solución, no sea perfecta. 

A esto se suma otra complicación: de los años que acaban en 00 (como el 2000) solo son bisiestos los que son múltiplos de 400. Así, el 2000 o el 1600 fueron bisiestos, y lo será también el 2400, pero no lo fueron los años 1800 o 1900 y tampoco lo será el próximo 2100. 

Y, ¿qué pasa con las personas que, casualmente, han nacido un 29 de febrero? Pues depende del país. En España se considera que cumplen años oficialmente en los años no bisiestos a las 00.00 horas del día 28 de febrero.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario