viernes, 4 de diciembre de 2015

Los candidatos a la presidencia del Gobierno



Partido Popular

El partido actualmente en el Gobierno ha seguido la tradición y Mariano Rajoy Brey, presidente desde 2011, opta a la reelección. Rajoy nació en Santiago de Compostela en 1955, por lo que es el candidato más veterano de los cinco principales partidos. 

El gobierno de Rajoy en estos cuatro años se ha basado básicamente en aplicar repetidas veces su mayoría absoluta. El diálogo ha sido casi inexistente salvo en pactos como el antiyihadista de este año. Así, para afrontar la crisis económica se han efectuado duros recortes en lo que se aseguró que no se iba a tocar nunca: educación y sanidad. Por lo demás, su gestión ha sido casi plenamente en clave interna. Las reformas han llegado a muchos ámbitos, como la educación, con una nueva ley (LOMCE) en la que no se ha contado con la oposición ni con los profesores. Ha sido un gobierno, en definitiva, muy cerrado en sí mismo, y como ejemplo de ello estuvo la no comparecencia del presidente ya que incluso en una ocasión fue por medio del plasma. Rajoy ha preferido en los momentos de mayor dificultad (como con el escándalo de Luis Bárcenas, ex tesorero del PP) esconderse y dejar que pase la tormenta. 

Esta estrategia también ha sido aplicada con Cataluña, en pleno desafío secesionista. Rajoy ha preferido dejar pasar el tiempo esperando que el incremento de independentistas fuera algo pasajero (de momento no lo es). 

La campaña de Rajoy se basará en mantener sus votos tradicionales. Se mostrará más cercano que en los cuatro años de legislatura y visitará pueblos del interior, prescindiendo de recorrerse las grandes ciudades. Buscará estar cómodo, ya que rechaza los debates, en los que no puede garantizarse un control de la situación. 

El PP se presenta junto a Foro Asturias, el Partido Aragonés y Unión del Pueblo Navarro buscando evitar el hundimiento en esas comunidades a base de unir al electorado de centro-derecha y derecha. 

Por tanto, Rajoy puede presentarse con ventajas e inconvenientes:
Ventajas:
-          Puede presentarse como el candidato de la experiencia, con 34 años en sus espaldas de gestión pública. Rajoy ha sido casi todo: concejal en Pontevedra, diputado en la Diputación de Pontevedra, vicepresidente de la Xunta de Galicia, diputado en el Congreso, ministro en varias ocasiones (Administraciones Públicas, Educación y Cultura, Interior, Presidencia), vicepresidente del Gobierno, líder de la oposición… así como secretario general del PP y presidente del mismo desde 2004.
-          Firme apoyo electoral en sus bases conservadoras que nunca variarán su voto. Estas bases se encuentran sobre todo en regiones como Castilla, Galicia o Murcia. 

Inconvenientes:
-          Su experiencia puede ser también un inconveniente. Su gestión no ha conseguido sacar a España de la crisis a pesar de los mejores datos en macroeconomía.
-          Los casos de corrupción de su partido, imparables desde 2011 y a cual más escandaloso. 

Partido Socialista Obrero Español

El principal partido de la oposición presenta a su secretario general desde 2014: Pedro Sánchez Pérez-Castejón, nacido en Madrid en 1972. De esta manera el PSOE se renovaba tras los años de Rubalcaba. Sin embargo, su liderazgo ha sido muy contestado dentro del PSOE, sobre todo desde la poderosa federación andaluza, lo que hace pensar que Sánchez solo va a tener esta oportunidad para intentar gobernar ya que, si pierde, será rápidamente fulminado. 

Sánchez ha llevado una estrategia de innovación para intentar contrarrestar el efecto de los partidos emergentes. Sin embargo, el recuerdo de los años de gobierno del PSOE, en especial de la segunda legislatura del presidente Zapatero, en la que comenzaron los recortes y las medidas impopulares, pesa sobre el electorado. Así, a pesar de ser una figura nueva y que tan solo era diputado raso en el Congreso en esa etapa, Sánchez tiene que lidiar con ese recuerdo y presentar al PSOE como un partido capaz de manejar la economía de manera más justa para los ciudadanos que el PP. 

Las pasadas elecciones municipales y autonómicas le salieron bien a Sánchez. Consiguió el gobierno de comunidades como Aragón, Valencia o Castilla-La Mancha gracias a los pactos contra el PP. La idea sería reeditar en España esos pactos pero no parece que vaya a ser fácil, no tanto por las diferencias con otros grupos de izquierda, sino por no conseguir llegar a la mayoría absoluta según todos los sondeos. 

El PSOE durante su mandato ha estrechado los lazos con su referente en Cataluña, el PSC, que ha olvidado la idea del derecho a decidir para apostar por el federalismo con una reforma de la constitución. Siguiendo sus alianzas, se presenta a las generales con Nueva Canarias y Socialistas Independientes de Extremadura para intentar arañar votos de centro-izquierda. Sin embargo, no lo va a tener fácil ya que está acosado tanto desde su izquierda (Podemos) como desde su derecha (Ciudadanos). 

Ventajas:
-          Es una cara nueva y joven que permite rivalizar en ese sentido con los partidos nuevos.
-          Se ha renovado y con una buena campaña podría recuperar votos en las áreas metropolitanas. 

Inconvenientes:
-          La mochila del PSOE de época de Zapatero, en la que se iniciaron los recortes.
-          Los casos de corrupción que también han afectado a este partido.
-          El liderazgo aparentemente débil de Sánchez al frente de su partido frente a otras figuras como la presidenta de Andalucía, Susana Díaz. 

Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía

El partido de origen catalán nacido en 2006 como respuesta al nacionalismo imperante en la sociedad catalana, ha llegado más lejos de lo que nunca se habría imaginado. En solo un año ha pasado de ser un partido minoritario básicamente catalán a estar entre los favoritos en las encuestas. Parte de ese éxito es de su candidato y presidente, Albert Rivera Díaz, nacido en Barcelona en 1979. 

Su imagen joven, crítica y sin pasado de gestión son sus puntos fuertes, así como su capacidad para llegar acuerdos tanto con la izquierda como la derecha. ¿Cuál es la ideología de Ciudadanos? Ellos se enmarcan en el centro político, con una ideología que combina el liberalismo social (para más información leed a Stuart Mill) y la socialdemocracia. El elemento liberal se ve claramente en sus propuestas económicas, más cerca del centro-derecha, y el elemento socialdemócrata se ve en sus posturas respecto a la sociedad y las reformas profundas del Estado que proponen, que los acercan al centro-izquierda. 

En las pasadas elecciones de mayo entraron en casi todas las comunidades en liza y en la mayoría de los grandes ayuntamientos, consiguiendo ser la cuarta fuerza nacional tras PP, PSOE y Podemos. Absorbieron todo el antiguo voto de UPYD (que, previsiblemente, va a desaparecer en estas elecciones) y consiguieron captar un importante flujo desde el PP. Esta tendencia, sin embargo, cambió tras las elecciones catalanas de septiembre en las que lograron la segunda posición relegando a los socialistas al tercer lugar. Desde entonces el partido ha crecido considerablemente en las encuestas captando votos del PSOE, lo que ha hecho que dicho partido lo enmarque continuamente en la derecha para evitar más fuga de electores. 

No todo son cosas positivas para C’s. Su propuesta de suprimir los conciertos económicos de Navarra y País Vasco hace que en esas comunidades tenga un peso muy inferior al del resto del país (solo tiene dos concejales y un diputado foral en Álava). Por otro lado su rápido crecimiento ha provocado que haya tenido algunos problemas con concejales que han desobedecido al partido y han acabado convirtiéndose en tránsfugas, debilitando la imagen de cohesión de Ciudadanos. 

Por lo demás, se presenta solo a las elecciones tras absorber a varios partidos como el Centro Democrático Liberal entre 2014 y 2015. 

Ventajas:
-          Imagen nueva y fresca, de moderación y reformas sin ruptura que es atractiva en buena parte de España.
-          Su oposición firme al independentismo catalán le ha llevado allí a ser segunda fuerza y en el resto de España a ser visto con simpatía por ello.
-          Rivera conoce bien la comunicación y, como otros líderes jóvenes, ha acudido continuamente a los medios de comunicación, siendo ya una imagen muy reconocible. Además es el político con mejor nota según las encuestas. 

Inconvenientes:
-          Indecisión: ¿Apoyará finalmente al PP como en Madrid? ¿Exigirá la cabeza de Rajoy? Quizá deberían dejar claras estas cuestiones como hizo en Canadá su homólogo Justin Trudeau.
-          Problemáticas como la de la cuestión de las calles franquistas no les benefician ya que pueden alejar a votantes de centro-izquierda del partido. 

Podemos

El partido nació en enero de 2014 como garante de la democracia participativa y como heredero del movimiento 15-M. Sus fundadores son un grupo de profesores de izquierdas cuya ideología era mayoritariamente cercana a la de Izquierda Unida e incluso de grupos más a la izquierda de esta. En cualquier caso lograron conectar con una parte importante de la ciudadanía con su discurso contra la casta política. Ello les llevó a que, a pesar de tener pocos medios, lograran ser cuartos en las elecciones europeas de ese año logrando cinco escaños. 

Desde entonces su crecimiento fue desorbitado en las encuestas y, en enero de 2015, alcanzaron el cénit siendo el primer partido en los sondeos y con predisposición a ganar las elecciones generales. Su líder es Pablo Iglesias Turrión, nacido en Madrid en 1978, con una imagen novedosa, es un experto en comunicación política gracias a sus estudios universitarios. Está acompañado de un equipo con una preparación similar. 

Desde enero de este año, sin embargo, Podemos ha ido rebajando sus expectativas electorales y, a pesar de tener unos buenos resultados en las municipales y autonómicas, no logró superar al PSOE. En las municipales no se presentó con sus siglas, sino que impulsó candidaturas de unidad popular de la izquierda con otros partidos y con movimientos sociales. De ahí surgieron Ahora Madrid, Barcelona en Comú, Valencia en Comú, Marea Atlántica, Zaragoza en Común, Participa Sevilla, etc. Estos grupos sí tuvieron más éxito que el PSOE en las comunidades autónomas y lograron gobernar en Madrid, Barcelona, Zaragoza, A Coruña, Cádiz… parecía que el camino para las generales era que Podemos renunciase a sus siglas y crease una candidatura semejante. 

Esto no ocurrió al rechazar ir en coalición con Izquierda Unida, que previamente había rechazado a Podemos. En medio se celebraron las elecciones catalanas en las que la coalición creada al efecto, Catalunya Sí que es Pot, fue un fracaso. Así, se presentan separadas excepto en comunidades como Galicia (En Marea) o Cataluña (En Comú). Según las encuestas será en esas comunidades en donde Podemos logrará sus mejores resultados, que podrían igualar a los del resto de España si se suma Valencia, en donde concurre con Compromís. 

Ventajas:
-          Partido nuevo y con líder carismático.
-          Sus coaliciones en algunas comunidades le permitirán obtener mejores resultados, aunque hay que señalar que si pueden esas coaliciones formarán grupos separados de Podemos en el Congreso. 

Inconvenientes:
-          Podemos debe buscar el equilibrio entre poder atraer a votantes del PSOE y no perder su electorado base más izquierdista con propuestas que puedan ser más moderadas que las que proponía hace año y medio.
-          El mal resultado de las elecciones catalanas sumió al partido en un ambiente de cierto derrotismo. Actualmente las encuestas indican un leve repunte, insuficiente para superar a los partidos anteriores. 

Unidad Popular-Izquierda Unida

La gran perjudicada por el nacimiento de Podemos y su gran desarrollo posterior fue Izquierda Unida, tercer partido de España desde los 80. Tradicionalmente ha logrado el apoyo de una gran parte de los sectores a la izquierda del PSOE. Sin embargo, nunca ha logrado alcanzar unos resultados tan buenos como los de Podemos en las pasadas elecciones autonómicas y municipales. 

La presencia de Podemos ha hecho incluso dinamitar federaciones de IU como la de Madrid, enfrentada en una auténtica guerra civil entre los partidarios de confluir con Podemos y los de mantener la autonomía de la organización a toda costa. 

Su candidato, Alberto Garzón Espinosa, nacido en Logroño en 1985, es el contendiente más joven de todos y su experiencia política se basa en estos cuatro últimos años de diputado en el Congreso, siendo el más joven. Siempre apoyó la alianza con Podemos sin renunciar a IU en una coalición semejante a las creadas para las municipales en Madrid o Barcelona. Así, apoyó la creación de Unidad en Común, renombrada posteriormente Unidad Popular. Sin embargo, Podemos rechazó esa estrategia y se presentan separados. 

IU ha conseguido sumar otros partidos a Unidad Popular, como la Chunta Aragonesista, Batzarre, Construyendo la Izquierda, etc. El objetivo es sobrevivir presentándose como la única alternativa de izquierdas ya que Podemos ha cambiado sustancialmente sus propuestas para acercarse al centro-izquierda. Las expectativas de UP son mantener su grupo propio en el Congreso gracias a conseguir diputados en sus tradicionales plazas fuertes: Madrid, Valencia, Andalucía y Asturias. Fuera quedan sus alianzas en Galicia (En Marea) y Cataluña (En Comú) en donde es socio menor. 

Ventajas:
-          Su candidato, Garzón es una imagen de izquierda moderna, formada y con las ideas claras.
-          La contraposición de ideario a Podemos, presentándose UP-IU como la verdadera izquierda sin oportunismos. 

Inconvenientes:
-          Que no baste esa llamada a la izquierda para conseguir mantenerse con representación en un contexto de llamada contra la victoria del PP.
-          La ley electoral puede perjudicarles gravemente al tener su voto disperso por el país. 

P.D: Fotos de los candidatos tomadas de sus cuentas de Twitter. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario