sábado, 12 de diciembre de 2015

Elecciones Generales IV: Años 90



Si la década de 1980 fue de consolidación definitiva de la democracia y de reformas en la estructura económica, la de 1990 fue de asentamiento económico gracias a la llegada de los fondos europeos, que impulsaron la modernización definitiva del país y su homologación, al fin, con sus vecinos occidentales. Solo quedaba una cosa para que la joven democracia española demostrara que estaba afirmada: un cambio de gobierno, y así ocurrió en los 90 sin traumas, como se verá en este post. 

Antes de eso, finalmente el presidente Felipe González convocó elecciones al día 6 de junio de 1993, por lo que se adelantaron seis meses. El motivo era el empeoramiento de la situación económica, así como los casos de corrupción que afectaban al PSOE. Estas elecciones destacaron por ser las primeras en las que se celebraron debates, en concreto entre González y Aznar en dos debates que causaron un gran interés por televisión. Los resultados fueron los siguientes (en negrita el partido del presidente del Gobierno electo): 

1.      Partido Socialista Obrero Español: 159
2.      Partido Popular: 141
3.      Izquierda Unida: 18
4.      Convergència i Unió: 17
5.      Partido Nacionalista Vasco: 5
6.      Coalición Canaria: 4
7.      Herri Batasuna: 2
8.      Esquerra Republicana de Catalunya: 1
9.      Partido Aragonés: 1
10.  Eusko Alkartasuna-Euskal Ezkerra: 1
11.  Unió Valenciana: 1

 Ganador por provincias. En rojo el PSOE, en azul claro el PP, en azul oscuro CiU y en verde el PNV. 


Tras once años de gobierno el PSOE mostró síntomas claros de agotamiento y perdió la mayoría absoluta al quedarse en 159 escaños, a 17 de los 176 que marcan la mitad más uno del Congreso. Su caída fue aprovechada por el PP que volvía a presentar a José María Aznar tras el fiasco de 1989. En esta ocasión el PP logró salir del espacio exclusivo de la derecha y se apoderó del voto del CDS de Suárez, que despareció de las Cortes. Lograba así el PP presentarse como alternativa y acercarse al centro, que podía darle la victoria electoral. Además, el PP logró ampliar sus apoyos fuera de Galicia y Castilla y avanzar hacia levante, en donde logró hacerse con un importante granero de votos en posteriores citas electorales.

Felipe González Márquez (Sevilla, 1942), presidente del Gobierno de 1982 a 1996.


Izquierda Unida siguió con sus ataques al PSOE buscando el tan ansiado sorpasso por la izquierda, pero logró aumentar solo un escaño, por lo que su estrategia no tuvo los frutos deseados. Por lo demás se mantuvieron los partidos nacionalistas sin cambios significativos.
Con estos resultados el PSOE necesitaba pactar con otros partidos para poder gobernar y aprobar sus medidas, presupuestos y leyes. Así, llegó a un acuerdo con CiU y el PNV para que sumasen sus votos a los del PSOE y poder investir de nuevo presidente a González. Este acuerdo tuvo que ceder a las exigencias de los nacionalistas para lograr beneficios para sus comunidades. 

Se abría una legislatura que no duró mucho debido a la inestabilidad de la caracterizó al estar el gobierno con una mayoría tan precaria. Convergència i Unió acabó rompiendo el pacto de legislatura y González tuvo que anticipar las elecciones al no poder aprobar los presupuestos del año 1996. No habían pasado tres años y se anticiparon al día 3 de marzo de 1996. Fueron los comicios más reñidos desde 1977 y la participación fue muy alta debido a la expectación creada. Los resultados fueron los siguientes: 

1.      Partido Popular: 156
2.      Partido Socialista Obrero Español: 141
3.      Izquierda Unida: 21
4.      Convergència i Unió: 16
5.      Partido Nacionalista Vasco: 5
6.      Coalición Canaria: 4
7.      Bloque Nacionalista Galego: 2
8.      Herri Batasuna: 2
9.      Esquerra Republicana de Catalunya: 1
10.  Eusko Alkartasuna: 1
11.  Unió Valenciana: 1

 Ganador por provincias. En azul claro el PP, en rojo el PSOE, en azul oscuro CiU y en verde el PNV. 


Tras trece años y medio de gobierno socialista de Felipe González, el más largo de la historia democrática española, el PSOE era derrotado en las urnas y se abría una nueva etapa. Sin embargo, en 1996 los resultados fueron de “dulce derrota” para el PSOE, ya que a pesar de perder lo hizo por poco, y de “amarga victoria” para el PP y su candidato, Aznar, que conseguían solo 156 escaños y se quedaban a 20 de la mayoría absoluta. En número de votos ambos partidos casi empataron, con un 38,7 % y 37,6 % respectivamente. 
José María Aznar López (Madrid, 1953), presidente del Gobierno de 1996 a 2004.



Izquierda Unida logró unos resultados semejantes a los del PCE en los 70 pero se quedó muy lejos del sorpasso al PSOE, fracasando en su intento. Al PP le habría valido con los escaños de IU para gobernar pero un pacto entre ambos habría sido antinatura y, obviamente, fue desestimado. Por tanto, a Aznar solo le quedó pactar con los nacionalistas de derecha catalanes, vascos y canarios para lograr ser investido. Para ello tuvo que comprometerse a eliminar la mili y a ceder parte del IRPF a las comunidades autónomas. En la negociación, para simpatizar con CiU y Pujol, llegó a asegurar que hablaba catalán en la intimidad. En cualquier caso, el PP logró el gobierno con apoyo de CiU, el PNV y Coalición Canaria. 

Parecía que con una mayoría tan justa el gobierno iba a ser inestable como el de la última legislatura de González pero no fue así. Aznar tejió una alianza fuerte sobre todo con CiU y con CC mientras que con el PNV la relación fue enfriándose progresivamente. De esta manera pudo completar la legislatura y además con éxitos sobre todo en política económica, en la que inició una nueva etapa expansiva y logró que España pudiera ingresar en el euro, ya que al iniciar su mandato no se cumplían los requisitos de la UE. Asimismo, cumplió con su compromiso de eliminar la mili, que pasó a la Historia de España, al igual que la moneda que había tenido el país desde 1868, la peseta. 

Por tanto, al contrario de lo que se creyó, el PP finalizó los cuatro años de legislatura y el presidente Aznar convocó elecciones para el día 12 de marzo de 2000 en las que optó por la reelección. La década de los 90 terminaba con un resultado retundo pero con una participación más bien baja. El resultado de los comicios fue fue el siguiente: 

1.      Partido Popular: 183
2.      Partido Socialista Obrero Español-Progresistas: 125
3.      Convergència i Unió: 15
4.      Izquierda Unida: 8
5.      Partido Nacionalista Vasco: 7
6.      Coalición Canaria: 4
7.      Bloque Nacionalista Galego: 3
8.      Partido Andalucista: 1
9.      Esquerra Republicana de Catalunya: 1
10.  Iniciativa per Catalunya-Verds: 1
11.  Eusko Alkartasuna: 1
12.  Chunta Aragonesista: 1

Ganador por provincias. En azul claro el PP, en rojo el PSOE, en azul oscuro CiU y en verde el PNV. 
 

Tras cuatro años de gobierno el PP lograba la ansiada mayoría absoluta y un partido lograba gobernar en mayoría tras siete años en minorías. La victoria del PP fue amplia y fue fruto de su política económica, que había abierto un ciclo expansivo notable. El PSOE por su parte se derrumbó, obteniendo los peores resultados desde la Transición. Su pacto preelectoral con Izquierda Unida les hizo a ambos hundirse, ya que IU bajó a solo 8 escaños desde los 21 que tenía. El PP se aprovechó de ello y consiguió votos de personas anteriormente votantes socialistas. 

En el campo nacionalista hubo pocos cambios: CiU siguió siendo dominante, el PNV recuperó posiciones y los demás se mantuvieron. Batasuna, brazo político de ETA, comenzó a perder apoyos tras el terrible secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco, que provocó una masiva movilización de repulsa en toda España, incluido el País Vasco. 

La segunda legislatura de Aznar estuvo marcada por la polémica y diferentes problemáticas. Si en lo económico se continuó con buenos datos y España comenzó a utilizar el euro en 2002, en lo político fue una legislatura muy bronca debido a la decisión de Aznar de participar en la segunda Guerra de Irak junto a Estados Unidos y Reino Unido (la famosa cumbre de las Azores aprobó esa acción) sin el visto bueno de Naciones Unidas. El rechazo a esa participación por parte de toda la oposición y de la mayoría de la ciudadanía fue muy fuerte pero aún así España envió tropas a Irak, cuyo gobierno fue derrotado en 2003. 

También fue la legislatura del mayor desastre medioambiental de España, el hundimiento de un petrolero enfrente de Galicia con la catástrofe del vertido de fuel en todas las costas de la zona. La gestión del gobierno fue, como en otros aspectos, controvertida. Asimismo, también hubo una huelga general en contra de una reforma laboral.

No hay comentarios:

Publicar un comentario