martes, 31 de marzo de 2015

Heráldica II: Mis apellidos personales



En este segundo artículo sobre heráldica voy a tratar mis dos escudos familiares. Cada apellido tiene su escudo familiar y, si es un apellido muy extendido, puede tener muchas variantes según la zona o la rama del mismo. Por lo demás, las reglas heráldicas no se diferencian respecto a las que ya se vieron con el artículo anterior sobre los escudos de los países de la Unión Europea. 

MARTÍNEZ 

Al ser uno de los apellidos más extendidos de España tiene múltiples variantes, muy diferentes entre sí según la región del país o incluso si es extranjero (Hispanoamérica). Actualmente, Martínez es el sexto apellido más común de España por detrás de García, González, Rodríguez, Fernández y López, con más de 800.000 españoles teniéndolo como primer apellido y aproximadamente los mismos como segundo apellido. En las provincias de Navarra, La Rioja, Cuenca y Murcia es el más frecuente. 

Su origen es patronímico, es decir, deriva de Martín, añadiéndosele el sufijo –ez, que significa “hijo de”. Por tanto el apellido en sus orígenes se les asignó a los hijos de hombres llamados Martín. Estos apellidos son los más comunes ya que todos los que son más comunes que Martínez son patronímicos (incluido García, aunque este con una estructura diferente). En otros idiomas también se da esto: por ejemplo en inglés tenemos Johnson o Anderson y en Escocia con el prefijo Mc o Mac: McDonald o MacArthur.
En cuanto a qué escudo me correspondería a mí, es difícil saberlo. Por nacimiento soy castellano pero mi familia paterna es andaluza desde mi padre hasta una tatarabuela procedente de Madrid. Hay varias posibilidades y, si no, siempre puedo coger el que más guste: 

Los asturianos suelen utilizar este escudo: en campo de azur, un castillo de oro la lampasado de gules y delante de la puerta un lobo pasante de su color. 

Los castellanos (y por tanto el escudo que por nacimiento me correspondería) utilizan uno muy parecido aunque con algunas modificaciones: en campo de azur, un castillo de plata acalarado de gules puesto sobre ondas de agua de azur y plata, con un ciervo al natural en actitud pasante a la puerta del castillo. 

BALLESTEROS

Es un apellido habitual en España, sobre todo en Castilla, de donde procede mi familia materna, pero no es de los comunes (puesto 206, con algo más de 24.000 españoles como primer apellido y un número similar como segundo). Como Martínez, es un apellido muy antiguo, y además tiene variantes como Ballestero o Ballester (éste último en catalán). Al contrario que mi apellido paterno, Ballesteros no es patronímico sino que se refiere a una profesión u ocupación, otra manera de formarse apellidos (muchos de ellos de origen en la Edad Media como el mío: Guerrero, Caballero, Herrero, Hidalgo, Pastor…). 

En este caso el escudo también está más definido aunque hay variantes por regiones. El más usual es el castellano ya que el origen del apellido es de esta región y además es en la que hay más personas con el mismo: en campo de gules, un castillo de oro puesto sobre unas peñas, y acompañado de tres ballestas de plata, con flechas empulgadas de oro, una en jefe y dos a los costados. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario