miércoles, 7 de noviembre de 2012

Obama, reelegido presidente



Las encuestas han demostrado que se pueden equivocar, al menos un poco. Esta es la conclusión que se saca después de que ayer el candidato demócrata a la reelección como presidente de los Estados Unidos de América, Barack Obama, ganara más ampliamente de lo que pronosticaban las encuestas previas, que auguraban incluso poder llegar a la misma tensa situación de las elecciones del 2000.

No ha sido el caso: Obama se ha impuesto finalmente no sólo en número de Estados, y por tanto en votos electorales, sino también en el llamado voto popular al obtener el 50 % de los votos frente al 48 % de su rival, el republicano Mitt Romney.

Y es que una vez más, “lo que Ohio hace, lo repite la nación”. Una premisa que lleva dándose en EEUU desde 1964. Quien gana en ese Estado del Medio Oeste gana en el país.
Obama además ha ganado en todos los Estados considerados clave incluidos los más que difíciles de Virginia (tradicionalmente conservadora hasta encontrarse con Obama en 2008) y Florida, donde ha ganado Obama pero aún no ha confirmado sus 29 votos electorales.

Obama además ganó en la costa pacífica, territorio tradicionalmente demócrata, con los Estados de California, Oregon y Washington; en algunos Estados del famoso Western Americano como Nevada, Colorado y Nuevo México (en los que el voto hispano fue clave); en los industriales del Medio Oeste (el ya citado Ohio sumado a Minnesota, Iowa, Wisconsin, Míchigan y el de Obama, Illinois); y los de la costa noreste, tradicionalmente demócratas, como Maine, Massachussets, Vermont, Rhode Island, New Jersey, New York, Delaware, Connecticut, Maryland y Pennsylvania además de la capital federal, el Distrito de Columbia. A estos se les suman Virgina, Florida y Hawaii.

Romney obtuvo el apoyo de los Estados tradicionalmente republicanos del Western (Montana, Idaho, Utah, Arizona, Wyoming, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Nebraska, Kansas, Oklahoma y Texas) así como muchos de Medio Oeste (Missouri, Arkansas, Louisiana, Indiana, Kentucky, Virginia Occidental, Tennessee, Mississippi y Alabama) y costa atlántica (Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia)  además de Alaska. Respecto a 2008, arrebató a Obama Indiana y Carolina del Norte.

El éxito de Obama se ha basado en las mujeres, los jóvenes y las minorías, en las que ha arrasado siendo destacable el caso de los hispanos, entre los que ha obtenido un 70 % de los votos torciendo la balanza en varios Estados.

Por otro lado, la fuerza del sistema estadounidense queda demostrada una vez más en forma de importante contrapeso al presidente: la Cámara de Representantes queda con mayoría republicana pero el Senado con mayoría demócrata. Ningunas elecciones son un cheque en blanco a un presidente.

MAPA DE RESULTADOS POR ESTADOS

Pulsar para ver completo (en Florida ha ganado Obama pero a esta hora el Estado aún no ha anunciado sus 29 votos electorales).

OBAMA: 303 (a espera de que se adjudiquen los 29 votos de Florida, con los que llegaría a 332 (50 % votos)
ROMNEY: 206 (48 % votos)

Las elecciones de ayer también incluían varios referendos en algunos Estados y en Puerto Rico (Estado Libre Asociado que no puede votar en las presidenciales) se realizó una consulta para determinar el futuro político de la isla. Los electores se inclinaron porque Puerto Rico pase a ser el Estado número 51 de la Unión aunque la última palabra la tendrá el Congreso estadounidense.

Entre los referendos destaca la legalización del matrimonio homosexual en Maryland y Maine, la conservación de la pena de muerte en California (a pesar de ser de carácter progresista) y la legalización de la marihuana para uso recreativo en Colorado y Washington.

Para finalizar destacar un dato interesante: entra la primera senadora declarada homosexual de la Historia de Estados Unidos y queda fuera el congresista de las “violaciones legítimas”. Estados Unidos avanza.

No hay comentarios:

Publicar un comentario