domingo, 12 de junio de 2016

Por la libertad e igualdad



 En este post quiero mostrar todo mi apoyo a las víctimas, a sus familiares y al pueblo estadounidense en este día de profundo dolor. Un “lobo solitario”, presuntamente leal al Estado Islámico (ISIS) ha perpetrado una masacre en un pub frecuentado por homosexuales, a los que, según su propia familia, odiaba profundamente.  Un hombre joven, de solo 29 años, que tenía una vida llena de tinieblas y oscuridad, y que ha caído abatido por la policía lleno de rencor, odio y crueldad. 

Los terroristas nunca lograrán derrotar la libertad e igualdad. Un ataque como este, lleno de odio y terror, como ha señalado el presidente Obama, refleja una vez más que esos sujetos parecen hombres pero no lo son: son nuestros demonios, y no les vamos a dejar vencer. 

No pueden vencer a la razón y a la tolerancia, a la felicidad de todos de poder amar a quien queramos. Esto ellos no lo entenderán jamás porque no saben lo que es el amor ni lo sabrán. Su fanatismo se lo impide y eso sí que es una condena. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario