miércoles, 18 de mayo de 2016

1944



El pasado sábado ganó el Festival de la Canción de Eurovisión un tema complejo si no se conoce el fondo: 1944. La canción se llama así debido al trasfondo histórico que recoge: el de la deportación de los tártaros de Crimea (llamado por ellos Sürgün, exilio) desde su tierra a Asia central ese año de 1944. La cantante, Jamala, es descendiente de una mujer tártara que fue exiliada forzosamente por el régimen soviético a la actual Kirguistán. 

La Alemania Nazi invadió la Unión Soviética en 1941 y avanzó rápidamente ante la desorganización soviética y su debilidad tras haber efectuado numerosas purgas en su ejército en años previos. Ese avance se vio interrumpido por la llegada del temible invierno ruso y por la reorganización soviética. Así, en las batallas de Stalingrado y Kursk entre 1942 y 1943 los alemanes fueron derrotados, iniciándose su progresivo repliegue. Hasta entonces habían ocupado una parte importante de la URSS, incluida toda Ucrania y, con ella, Crimea. 
El origen de este tema viene de la reocupación soviética de Crimea. Según sus autoridades la deportación forzosa de los tártaros se debió a que habían colaborado con los nazis durante la ocupación. Así, se inició el 18 de mayo de 1944 por la temible policía política del régimen estalinista, la NKVD. Casi 200.000 tártaros fueron deportados, la mayoría a Uzbekistán y a Tayikistán junto a óblast rusos también en Asia central. En los primeros meses allí murieron de inanición unos 10.000 tártaros y cerca de 30.000 murieron en el siguiente año y medio. 

En el caso de Jamala, su bisabuela fue una de las deportadas junto a sus cuatro hijos, uno de los cuales murió en el viaje. Además, su bisabuelo estaba en ese momento luchando por el país que acababa de deportar forzosamente a su familia. 

En 1989, en el marco de la apertura soviética con Gorbachov, el Sóviet Supremo de la URSS reconoció por primera vez la ilegalidad de la deportación tártara y que fue un acto criminal. Más recientemente, en 2015, la Rada Suprema ucraniana (parlamento) declaró el Sürgün como un acto de genocidio. 

Como se ve en el caso de Jamala, que nació en Kirguistán, muchos tártaros han vuelto a Crimea desde el fin de la URSS. Allí han vivido en relativa paz hasta la ocupación del territorio por Rusia en 2014, a la que ven con mucha desconfianza los tártaros. 

Por tanto, es una canción con un contenido polémico pero que reconoce unos hechos ampliamente desconocidos en Occidente y que merecen ser reconocidos por justicia histórica con el pueblo tártaro. 

La canción 1944 está en inglés excepto el estribillo, que está en idioma tártaro de Crimea. Ganó Eurovisión tras obtener 534 puntos, aunque quedó en segundo lugar tanto en el televoto como en los jurados (por detrás de Rusia y Australia respectivamente). Aquí os dejo la letra de la canción y el video: 

When strangers are coming...
They come to your house,
They kill you all
and say,
We’re not guilty
not guilty.

Where is your mind?
Humanity cries.
You think you are gods.
But everyone dies.
Don't swallow my soul.
Our souls

Yaşlığıma toyalmadım
Men bu yerde yaşalmadım
Yaşlığıma toyalmadım
Men bu yerde yaşalmadım

We could build a future
Where people are free
to live and love.
The happiest time.

Where is your heart?
Humanity rise.
You think you are gods
But everyone dies.
Don't swallow my soul.
Our souls

Yaşlığıma toyalmadım
Men bu yerde yaşalmadım
Yaşlığıma toyalmadım
Men bu yerde yaşalmadım

Vatanıma toyalmadım


No hay comentarios:

Publicar un comentario