domingo, 2 de febrero de 2014

Ideologías variables y complejas



Muchas veces he leído en las redes muchas críticas de afiliados a distintos partidos políticos hacia otros partidos por motivo de su ideología. Normalmente se les acusa de ideologías poco claras o que incluyen a gente diferente en su pensamiento político. Sin embargo, he meditado sobre las ideologías que hay en la mayoría de los partidos y creo que cuanta más gente haya en un partido, más heterogénea será su ideología o, mejor dicho, ideologías.

Echemos un vistazo a rasgos generales:

PARTIDO POPULAR: El partido en el gobierno de España es el ejemplo más claro de un partido con personas con ideologías bastante diferentes. El objetivo de la derecha española en la década de los 80 fue aglutinar definitivamente a toda la derecha en un solo partido, algo que nunca antes se había conseguido (durante la Restauración había dos partidos hegemónicos, Conservador y Liberal con subgrupos; y durante la II República la derecha lo máximo que consiguió fue crear una confederación, la CEDA). Finalmente, en 1989 Alianza Popular se refundó como Partido Popular e incluyó al poco al Partido Demócrata Popular y al Partido Liberal junto a otros más pequeños. En los 90 amplió su espectro político acercándose al centro y eliminó al CDS de Suárez. Consiguió así ganar sus primeras elecciones en 1996. Desde entonces ha sido el partido más grande en España por ese aglutinamiento de posiciones que van desde moderadas de centro a de extrema derecha ultraconservadora. Por tanto, su ideología es variada. El partido, en sus estatutos del 17º Congreso (2012) se autodefine como “centro reformista” y “europeísta inspirado en los valores de libertad, democracia, tolerancia y humanismo cristiano de tradición occidental”. El partido, por tanto, oscila entre la democracia cristiana creada en Europa tras la Segunda Guerra Mundial, y el conservadurismo clásico (herederos de Cánovas del Castillo). Asimismo, incluye sectores liberales importantes (absorbió en su día dicho partido) y, en general, puede ser considerado nacionalista español. Por último, los sectores franquistas más manifiestos están en partidos extraparlamentarios pero hay un sector integrado en el PP que, en ciertas ocasiones, hace demostraciones públicas (como se vio el pasado verano con la publicación de fotografías de miembros de Nuevas Generaciones del PP con símbolos franquistas). 
Edmund Burke (1729-1797), padre del conservadurismo inglés

PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL: El principal partido de la oposición también es otro ejemplo de aglutinamiento de personas con ideologías cercanas pero diferentes. El PSOE fue un partido muy pequeño hasta la II República y se creó como un partido ligado al movimiento obrero de finales del siglo XIX y, por tanto, era marxista y socialista a la manera original: el objetivo era acabar con el Estado liberal-burgués a través de las urnas para crear un Estado socialista. Con la II República los posicionamientos del PSOE se dividieron en dos: un sector más radical e izquierdista que apostaba por un modelo parecido al soviético y un sector más moderado que tenía como referente a los socialdemócratas alemanes y los laboristas británicos. El PSOE fue el partido más votado en 1931 y, dentro del Frente Popular, en 1936. La Guerra Civil desmontó en parte al partido por la influencia del PCE y durante el franquismo su actividad fue escasa y con gran peso de las personas en el exilio, más que los socialistas que residían en el interior del país, bajo la represión de la dictadura. En los últimos años del franquismo, el PSOE comenzó a recuperar protagonismo y en 1974 renovó completamente su dirección apostando por modernizarse. Con la Transición volvió a colocarse como uno de los grandes partidos de España al quedar segundo en las elecciones de 1977 y participar en la redacción de la Constitución de 1978. En 1979 el partido abandonó definitivamente el marxismo como ideología y abrazó la socialdemocracia, con apoyo del SPD alemán, siendo incluido en la Internacional Socialista y la federación socialista europea. Desde entonces, el PSOE ha tenido pocos cambios y su ideología es diversa pero definida: hay sectores más centristas que llamaríamos social liberales, sobre todo en materias económicas, y sectores más izquierdistas de carácter socialista democrático, pasando por los socialdemócratas tradicionales que apuestan por un fuerte y blindado Estado del bienestar. Según los estatutos del PSOE del 38º Congreso (2012), éste se autodefine como organización política de la clase trabajadora y de los hombres y mujeres que luchan contra todo tipo de explotación, aspirando a transformar la sociedad para convertirla en una sociedad libre, igualitaria, solidaria y en paz que lucha por el progreso de los pueblos”, por lo que en general se clasificaría como progresista. Además, el partido se declara federalista y europeísta. 
 
 Eduard Bernstein (1850-1932), ideológo de la socialdemocracia.

IZQUIERDA UNIDA: La principal coalición de izquierdas del país nació en 1986 y tenía como principal objetivo protestar por el mantenimiento de España en la OTAN. Los partidos fundadores fueron el Partido Comunista de España, el Colectivo de Unidad de los Trabajadores-Bloque Andaluz de Izquierdas, Izquierda Republicana, Partido Humanista, Federación Progresista, Partido Carlista, Partido Comunista de los Pueblos de España y Partido de Acción Socialista. De todos ellos permanecen los tres primeros y se han sumado Izquierda Abierta, el Partido Obrero Revolucionario y los Ecosocialistas de la Región de Murcia. De todos ellos el más antiguo es el PCE, escisión del PSOE debido a la Revolución Rusa. Con la instauración de la URSS, el PCE se adhirió a los pensamientos soviéticos uniéndose a la III Internacional (comunista). Sin embargo, el PCE, al igual que el PSOE, cambió su ideología con el tiempo. Durante el franquismo fue el principal partido de oposición a la dictadura pero llegada la Transición no renovó su dirección como hizo el PSOE sino que mantuvo a los viejos líderes como el histórico Santiago Carrillo o Dolores Ibárruri, Pasionaria. En las elecciones de 1977 fueron ampliamente superados por los socialistas y esto se mantuvo en las de 1979. El partido fue legalizado a cambio de que aceptara la monarquía y la bandera rojigualda renunciando a la república y participó en el proceso constituyente. En las elecciones de 1982 quedó reducido a la mínima expresión y será en 1986 cuando organice con los otros partidos Izquierda Unida. Desde entonces IU no ha cambiado en lo sustancial su ideología política que, como se puede concluir de ver que es una coalición de partidos, es muy variable. No hay dudas en que está a la izquierda del PSOE y, por tanto, no tiene elementos social liberales ni socialdemócratas. Al ser el PCE el principal partido, el comunismo está muy presente en la organización, aunque es un comunismo diferente al de la III Internacional de su día y del de la URSS al aceptar la democracia participativa y las urnas como camino al cambio político desde las instituciones. El marxismo sigue en el ideario del PCE y, por tanto, del de IU, aunque en la Transición eliminó la acepción leninista de la URSS. Según sus estatutos de la 10º Asamblea federal (2012), se autodefine como “movimiento político y social anticapitalista que pretende contribuir a la transformación del actual sistema capitalista en un sistema socialista, fundamentado en los principios democráticos de justicia, igualdad solidaridad, libertad y respeto por la naturaleza, el medio ambiente y las diferencias personales y defensora de la paz como principio para la convivencia entre los pueblos. Asimismo se afirma que dicha sociedad socialista se organizará a través de un estado social y democrático de derecho, republicano, federal y laico”. Por tanto, sería anticapitalista en primera instancia, además de socialista, republicano, federalista, laico y ecologista. En los últimos meses ha aceptado el Derecho a decidir en el proceso soberanista del gobierno catalán. 
 Karl Marx (1818-1883), padre de la ideología que tomará su nombre.

UNIÓN PROGRESO Y DEMOCRACIA: Uno de los partidos más polémicos por el tema de la ideología. Es un partido muy reciente ya que fue fundado en 2007 por personas procedentes de diversas ideologías, desde la izquierda a elementos más liberales o de movimientos ciudadanos. Finalmente, el partido cristalizó en 2007 con una ex dirigente socialista como portavoz y candidata en las elecciones de 2008, en las que consiguió representación, ampliada en 2011. El partido ha sido criticado desde PSOE, PP e IU con acusaciones de ser marca blanca (dependiendo de dónde vengan las críticas varía de quién) e incluso de ser de extrema derecha por declararse transversal, es decir, ni de izquierdas ni de derechas y ni siquiera de centro, al considerar éstos conceptos desfasados. El partido se declara en sus estatutos del 2º Congreso (2013) como “progresista”, en defensa de “la cohesión institucional y simbólica del Estado”, de “una España plural de ciudadanos iguales ante la ley”, de “un Estado laico”, etc. así, el partido sería progresista, constitucionalista y laico. Además, apuesta por el federalismo y tiene elementos social liberales y socialdemócratas en lo económico.

CONVERGÈNCIA I UNIÓ: federación de dos partidos nacionalistas catalanes: Convergència Democràtica de Catalunya y Unió Democràtica de Catalunya. Se creó en 1978, en plena Transición, y colaboró con el gobierno de España participando en el proceso constituyente. Cataluña pasó a convertirse en comunidad autónoma al año siguiente y celebró sus propias elecciones en 1980. Ambos partidos son nacionalistas catalanes pero hay importantes diferencias entre ellos. Puede considerarse que están en la derecha política por sus planteamientos pero hay muco que señalar. Unió Democràtica nació en 1931 y tiene una larga tradición democristiana. Convergència nació en la Transición y tiene un espacio ideológico más complejo al ser también un partido más grande. Por otro lado, ambos partidos pertenecen a una organización europea diferente: Unió al Partido Popular Europeo y Convergència a los Liberales y Demócratas europeos. Según sus estatutos, su finalidad es “contribuir en totes les instàncies, a la determinació de la política respecte de Catalunya i a la formació de la voluntat política dels ciutadans i ciutadanes, així com promoure la seva participació en les institucions representatives de caràcter polític, elaborant programes electorals i presentant candidats i candidates en les corresponents eleccions”. En definitiva, se considera central en Cataluña y que se ocupa de su política. Por tanto, su ideología no se trata en gran medida. En general, se les considera a ambos nacionalistas y europeístas. A Convergència liberal e independentista y a Unió conservadora, democristiana y confederalista.

EQUO: Partido creado a lo largo de 2011 a partir de partidos ecologistas de toda España que anteriormente formaban parte de la Confederación de Los Verdes. Como partido verde, ecologista, de carácter evidente, se sitúa en la izquierda política. El movimiento verde siempre había estado muy fragmentado en España, al contrario que en otros países, y su fuerza electoral era reducida. Con esta unión se unificaban casi todos los partidos verdes de España aunque unos pocos permanecieron en Los Verdes y se aliaron con IU para las elecciones de 2011. Según el partido su objetivo es “elaborar desde la ecología política, la equidad social y la regeneración democrática, una propuesta coherente de transformación social, ecológica y democrática que ofrecer a la sociedad para, con su apoyo, obtener participación en las instituciones representativas de carácter político, mediante la presentación y apoyo de candidatos en las correspondientes elecciones”. Por tanto, el partido utiliza la ecología política como medio ideológico. Sin embargo, se le considera en ocasiones ecosocialista, republicano, federalista, laicista y europeísta.

CIUDADANOS-PARTIDO DE LA CIUDADANÍA: Otro partido reciente creado en 2006 a partir de una plataforma cívica de ciudadanos catalanes. Su base sigue estando en Cataluña pero actualmente está comenzando a proyectarse en el conjunto de España. También ha sido fuertemente criticado, sobre todo en Cataluña, por su oposición al nacionalismo catalán y al proceso soberanista en vigor. El ideario de Ciudadanos-Partido de la Ciudadanía oficialmente “se nutre del liberalismo progresista y del socialismo democrático. En la articulación de ambos encontramos los principios que hoy fundamentan la convivencia en todas las sociedades avanzadas”. Por tanto, el partido sería social liberal y socialdemócrata a grandes rasgos por lo que estaría en un espectro ideológico parecido al del PSOE, centro-izquierda. Por otro lado, es un partido constitucionalista y laicista además de progresista. Sus críticos lo consideran españolista y populista.

No hay comentarios:

Publicar un comentario