sábado, 21 de septiembre de 2013

Regencias en España




 La regencia de María Cristina de Habsburgo (1885-1902) fue la más larga, casi 17 años.

Ayer recibimos la noticia de que el Rey Juan Carlos va a tener que someterse a una nueva operación debido a una infección en la prótesis que tiene en su cadera izquierda. Esto le inhabilitará, quiera o no, durante unos meses en los que algunas de sus funciones podrá asumirlas el Príncipe Felipe pero otras, las más propias del Jefe del Estado, no tendrán sustituto.

Debido a esto se ha discutido la posibilidad de una regencia temporal del príncipe por inhabilitación del Rey. Esta posibilidad la reconoce la Constitución en su artículo 59.2. El regente no es una figura nueva en España ya que, desde la unificación de facto de los antiguos reinos peninsulares con los reinados de Carlos I y Felipe II, ha habido cuatro regencias.

En caso de que el príncipe o princesa de Asturias fuese menor de edad, la regencia la asumiría el rey o reina consorte del monarca inhabilitado o fallecido. En España las regencias se han dado por muerte del monarca y por minoría de edad del heredero.

La primera fue la regencia de Mariana de Austria (1665-1675), quien la asumió a la muerte de Felipe IV debido a la minoría de edad de Carlos II (el hechizado). Es interesante destacar que, una vez Carlos II asumió el poder, Mariana siguió teniendo una fuerte influencia en los asuntos de gobierno debido a la debilidad de su hijo.

Las demás regencias de la Historia de España fueron en el convulso siglo XIX. A la muerte del rey Fernando VII en 1833 le sucedió su hija Isabel II pero su minoría de edad provocó la regencia de su madre María Cristina de Borbón (1833-1840). Esta regencia fue muy convulsa debido a la Primera Guerra Carlista que enfrentó a los partidarios de Isabel, liberales, contra los partidarios de Carlos Isidro, hermano de Fernando VII, los carlistas. Una vez ganada la guerra, María Cristina tuvo que afrontar los conflictos entre liberales y las conspiraciones contra ella. Finalmente, en 1840 tuvo que partir al exilio.

Isabel seguía siendo muy joven por lo que hubo una nueva regencia en manos de Baldomero Espartero (1840-1843). Espartero era un general triunfante de la guerra carlista y político progresista que tenía una gran popularidad. En la actualidad también podría llegar a consorte una persona no perteneciente a la realeza como reconocen los artículos 59.3 y 59.4 de la Constitución, pero con una, tres o cinco personas y siempre españoles y mayores de edad.
Espartero, enfrentado con los moderados, fue derrotado en la Batalla de Torrejón de Ardoz en 1843 por Narváez y tuvo que partir al exilio.

Debido a ello, las Cortes decidieron que a Isabel, con solo trece años, se le adelantara la mayoría de edad para evitar una tercera regencia consecutiva.

La última regencia que ha habido en España como tal fue la de María Cristina de Habsburgo (1885-1902). La asumió a la muerte prematura de Alfonso XII. Al principio fue llena de incertidumbre ya que estaba embarazada pero sin más descendencia. Sin embargo dio a luz a un varón, el que nada más nacer se convirtió en Alfonso XIII. Su madre siguió siendo regente hasta su mayoría de edad, periodo enmarcado en la Restauración y en el turno pacífico de los partidos Conservador y Liberal. En su regencia ocurrió en Desastre del 98 y la liquidación del imperio colonial. Finalmente, en 1902, con una nación desanimada, Alfonso XIII cumplió los dieciséis años (mayoría de edad de entonces) y finalizó la última regencia que hemos tenido.

A pesar de ello, ha habido algunos periodos de tiempo en los que ha habido gobiernos provisionales (aunque dentro del reinado de un monarca o, también, sin un Rey debido a sustitución) y también es de destacar el último año de Franquismo, cuando el entonces príncipe Juan Carlos asumió interinamente la jefatura del Estado por enfermedad de Franco (entre julio y septiembre de 1974 y entre octubre y noviembre de 1975, hasta la muerte del dictador).

Por tanto, como se ve en este breve artículo, una regencia no es algo nuevo en nuestro país y debe ser tenida en cuenta en caso de que el Rey vaya a estar inhabilitado durante meses ya que España no debería estar sin un jefe de Estado activo durante tanto tiempo.Eso sí, hay que señalar que sí sería la primera regencia debido a una incacapidad del rey de asumir sus funciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario