miércoles, 17 de julio de 2013

Opinión: Rajoy debe dimitir





Mariano Rajoy Brey, presidente del gobierno de España desde diciembre de 2011, debe dimitir inmediatamente. Y no es cuestión de que lo pida la oposición para hacerse con el poder como una banda de buitres se haría con la carroña sino que es cuestión de decencia.

En España el título de presidente (que en realidad es el equivalente a primer ministro en otros países europeos al ser el jefe del gobierno y no del Estado) no es tan ceremonioso como en otros países con mayor tradición democrática como la nuestra. Para mi, como estudiante de Historia, España estaría a la par si el modelo de la Restauración no se hubiera interrumpido en 1923. Sin embargo, las turbulencias del siglo XX hicieron que España perdiera, por así decirlo, unos ritos y constumbres para el cargo de presidente y algo más: una actitud y unos modos adheridos a dicho cargo.

Por tanto, nos encontramos con un presidente que está desbordado por el caso Bárcenas (o, mejor dicho, caso PP), extorsionado pero que sabe dónde esconderse: en su mayoría absoluta de 185 diputados en el Congreso y 161 en el Senado.

La cobardía que está demostrando este presidente (si es que España merece que un personaje como este se denomine presidente) no tiene límites. Primero mintió sobre Bárcenas repetidas veces y, ahora que las pruebas son evidentes y no tiene escapatoria, o se esconde detrás de sus portavoces o, cuando interviene, es para decir tautologías (afirmaciones sin ningún sentido) y seleccionando a periodistas de medios afines (ABC y La Razón).

Felipe González se vio afectado por los casos de corrupción en los 90, José María Aznar metió a España en una guerra ilegal y José Luis Rodríguez Zapatero ocultó la crisis hasta que la evidencia no lo permitió. Pero ninguno de ellos llegó a demostrar, ni de lejos, la escasa talla como presidente que está demostrando tener Rajoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario