viernes, 24 de junio de 2011

Las elecciones del 22-M dejaron un mapa en España predominantemente azul. Pasado un mes de las elecciones he realizado un análisis en cada comunidad y de carácter general sobre lo sucedido el 22-M y los gobiernos consecuentes.



A rasgos generales el PP tiene actualmente 11 gobiernos autonómicos (Galicia, Cantabria, La Rioja, Castilla y León, Aragón, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, Madrid, Castilla-La Mancha, Extremadura* y Murcia más las dos ciudades autonómas), el PSOE dos (Andalucía y Euskadi), dos autonomías tienen gobiernos mixtos (Navarra y Canarias con pactos de UPN-PSOE y CC-PSOE respectivamente) y Cataluña y Asturias de CiU y FAC.


Por capitales de provincia el PP tiene 34, el PSOE 9, CiU 2 y BNG, CC, PNV, Bildu y UPN una cada uno. En el siguiente mapa: gobierno de las 50 capitales de provincia y de Santiago de Compostela, Vigo, Hospitalet de Llobregat, Gijón y Mérida:
Partido más votado en cada comunidad autónoma en las elecciones autonómicas. Como se ve el PP arrasó en toda España aunque por provincias el PSOE ganó en Asturias y en Ciudad Real.

Resultados de las elecciones municipales por provincias. En cuanto a número de concejales:

Y en cuanto a número de votos:





GALICIA

Galicia tras el 22-M no sufrió un cambio tan grande como el resto de España. el motivo es claro: el PSOE en Galicia no tuvo un hundimiento tan drástico como en el resto del país y por tanto resistió el envite del PP con bastante éxito a pesar de que perdió algunas alcaldías simbólicas, la principal La Coruña seguida de la capital, Santiago de Compostela.

Por lo demás mejoró sus resultados en la ciudad más grande de Galicia, Vigo, en donde pudo seguir gobernando en solitario con apoyos puntuales del BNG. También gobernará otros cuatro años en Ourense y Lugo con apoyo de los nacionalistas. En la última capital provincial, Pontevedra, gobernará el BNG con apoyo socialista.

En los pueblos el PP arrasó como en otras citas municipales. En definitiva, se puede considerar que en Galicia hubo una leve ventaja para el PP lejos de la gran ventaja que tuvo en otras zonas de España.


ASTURIAS

El 22-M significó para Asturias un auténtico vuelco político. La irrupción del partido de Francisco Álvarez-Cascos, ex vicepresidente del gobierno, llamado Foro Asturias Ciudadanos, significó el hundimiento del PP sumado al desgaste del PSOE.

En las autonómicas el PSOE ganó en votos pero FAC en escaños con 16 seguido de los socialistas con 15. El PP se hundió a sólo 10 escaños e IU volvió a tener 4.

Previsiblemente Álvarez-Cascos será el presidente de Asturias en solitario al no haber conseguido los votos de su antiguo partido, el PP, ni los socialistas.

En las municipales ganó el PSOE pero perdió su principal bastión, Gijón, a pesar de haber vuelto a ganar pero en minoría. El apoyo inesperado del PP a FAC hizo que éste se hiciera con la alcaldía. En la capital autonómica, Oviedo, volvió a gobernar el PP y en Avilés, tercera ciudad asturiana, ganó por mayoría el PSOE.


CANTABRIA

Al igual que en el resto de España el hundimiento del PSOE fue notable. Esto propició además un cambio de gobierno en la región. El PP, con Ignacio Diego a la cabeza, ganó las elecciones por mayoría absoluta con 20 diputados. Esta mayoría fue a costa de la caída del PSOE a sólo 7 diputados. El Partido Regionalista de Cantabria del presidente saliente, Miguel Ángel Revilla, se quedó con 12 escaños.

En las municipales el triunfo del PP fue arrollador y mantuvo Santander.


EUSKADI

El 22-M vasco estuvo muy influenciado por la entrada de los abertzales de Bildu en la gran mayoría de ayuntamientos y por hacerse con más de cien de éstos además de la diputación de Guipúzcoa. Bildu, coalición de Eusko Alkartasuna, Alternatiba e independientes, algunos de ellos procedentes de la Izquierda Abertzale ilegal, tuvo prohibido inicialmente participar en las elecciones por el Tribunal Supremo. Sin embargo esta orden fue revocada por el Tribunal Constitucional.

Este poder de la Izquierda Abertzale fue a costa del PNV y del PSE-EE. Aún así la mayor caída fue nuevamente para los socialistas que en Euskadi perdieron sus dos principales ayuntamientos: Vitoria y San Sebastián. La capital vasca pasó al PP con apoyo socialista y Donostia-San Sebastián a Bildu por apoyo del PNV. En Bilbao el PNV tuvo mayoría absoluta.

Por tanto los principales puntos socialistas se quedan en las ciudades vascas más industriales o típicamente socialistas como Barakaldo, Portugalete, Ermua, Éibar, etc.

El PP por su parte se hizo con gran parte del poder en Álava (que oscila desde hace muchos años entre PSOE y conservadores) pero su gobierno foral está pendiente del PNV…y de Bildu. La fuerza de conservadores y socialistas no suma la mayoría por lo que el PNV tendrá una vez más la llave.

En Bizkaia (o mediante la fórmula más tradicional en castellano, Vizcaya), el PNV ganó su diputación también y en Guipúzcoa, como hemos visto ya, Bildu se hizo también con el gobierno foral.


NAVARRA

En Navarra el PSOE tampoco perdió tanto terreno como en otras regiones aunque aún así se quedó con su mínimo histórico en el parlamento navarro: 9 escaños. El vencedor de la jornada fue una vez más Unión del Pueblo Navarro aunque la división de la derecha se notó en sus apoyos: bajó a 19 escaños. El PP se presentó por primera vez en solitario sin UPN y tuvo un resultado muy discreto, sólo cuatro escaños.

Nafarroa Bai sufrió la división de los partidos pro vascos y bajó a 8 diputados y Bildu se estrenó con 7. Completa el parlamento la coalición de IU y Batzarre, Izquierda-Ezkerra, con 3 diputados.

El gobierno será dirigido por Yolanda Barcina, líder de UPN, y estará sustentado por los socialistas en un gobierno de concentración frente a la crisis a pesar de las diferencias ideológicas. Cinco consejerías serán regionalistas y 3 socialistas.

En lo municipal UPN volvió a ganar en Pamplona donde gobernará con apoyo socialista al igual que en el gobierno foral. En otros municipios grandes UPN también tuvo mayoría. En la zona más cercana a Euskadi ganaron los partidos pro vascos.


LA RIOJA

El PP ganó por mayoría absoluta en La Rioja y su presidente, Pedro Sanz, en el cargo desde 1995, gobernará otros cuatro años gracias a los 20 diputados conseguidos el 22-M. El PSOE bajó a 11 escaños y completó el parlamento el Partido Riojano, regionalista, con 2 diputados.

En lo municipal tampoco hubo grandes cambios: el PP arrasó en casi todos los municipios de la región incluida la capital Logroño que había sido gobernada por el PSOE en la pasada legislatura.


CASTILLA Y LEÓN

Un feudo tradicional de la derecha que el 22-M volvió a serlo por mayoría. En las autonómicas el PP aumentó más aún la ventaja al PSOE al obtener 53 escaños frente a 29. Herrera volverá a ser presidente. IU volvió a las Cortes de Castilla y León con un escaño y Unión del Pueblo Leonés bajó a un solo diputado.

En lo municipal el PSOE perdió terreno sobre todo en León, que había sido socialista en anteriores convocatorias electorales. De esta manera el PP ganó en las siguientes capitales de provincia: León, Zamora, Salamanca, Palencia, Valladolid, Burgos y Ávila. El PSOE por su parte ganó en Segovia y en Soria.
De los municipios más grandes el PP ganó en Ponferrada y el PSOE en Medina del Campo.


ARAGÓN

En Aragón hubo cambio de gobierno tras doce años con Marcelino Iglesias (PSOE) como presidente. El PP ganó las elecciones con 30 escaños frente a los 22 de los socialistas. Por debajo de los dos grandes el PAR perdió representación quedándose con 7 y la Chunta e IU tuvieron 4 cada uno. El PP gobernará en solitario con Luisa Fernanda Rudi como presidenta con apoyos puntuales del PAR.

En las municipales el PP también ganó pero en minoría en Zaragoza. Pero la imposibilidad del candidato del PP de llegar a un acuerdo con CHA e IU propició un gobierno de izquierdas con el PSOE en la alcaldía. En las otras dos capitales de provincia ganó el PP y en los pueblos la situación fue más empatada entre los dos grandes partidos.


CATALUÑA

En Cataluña el PSC tuvo un importante retroceso que le llevó a perder su joya de la corona, la capital catana, que había gobernado en toda la Democracia. CiU ganó en Barcelona y arrebató al PSC otros feudos importantes como la diputación de la misma provincia o algún municipio grande.

Sin embargo y a pesar de la fuerte caída el PSC seguirá gobernando en Lleida, Tarragona y muchas ciudades del área metropolitana de Barcelona como Hospitalet, Sabadell, Terrasa o Santa Coloma de Gramanet. La gran excepción fue Badalona donde el discurso xenófobo del PP caló entre los vecinos haciéndole ganar la alcaldía con apoyo de CiU.

En la otra capital de provincia, Girona, ganó CiU al igual que en gran parte de esa provincia. La división de los independentistas hizo que no consiguieran grandes “botines” y ERC se hundió provocando la dimisión en pleno de su dirección.


C. VALENCIANA

En esta comunidad los escándalos de corrupción y prevaricación y las tramas como Gürtel, Fabra o Brugal que afectaban al PP minando su imagen pública no se tradujeron al escenario político. Francisco Camps, presidente valenciano imputado por el caso Gürtel volvió a ganar con mayoría absoluta (55 escaños). El PSOE sufrió el desgaste nacional bajando a 33 diputados. A la izquierda del PSOE en les Corts se situarán Esquerra Unida (federación de IU) con 5 escaños y Coalició Compromís, nacionalista, con 6.

En las municipales el PP se hizo con el gobierno de todas las grandes ciudades: Valencia, Alicante Elche (por primera vez), Castellón y Torrevieja. El PSOE mantuvo un cierto poder en los municipios medios y pequeños y su principal ciudad será Benidorm donde ganó pero en minoría y gobernará por la desunión de la derecha local.


ILLES BALEARS

El multipartito que había gobernado Baleares en la anterior legislatura el 22-M fue liquidado. El PP tuvo mayoría absoluta con 35 escaños a pesar de la corrupción que también le afectaba al igual que a socios menores del gobierno que presidía Francesc Antich (PSOE). Sin embargo los votantes del PP, como en Valencia, no castigaron a su partido logrando esa histórica mayoría.

El PSOE bajó a 19 escaños y el Partido Socialista de Mallorca-Entesa Nacionalista tuvo cuatro. Los demás partidos de la anterior legislatura desaparecieron del Parlamento.

En lo municipal el PP también arrasó logrando la alcaldía de todas las capitales insulares excepto Formentera que fue para el PSOE-Gent per Formentera.


MADRID

En la Comunidad de Madrid una vez más ganó el PP. Aunque no tan excesivo como en Valencia pero el PP madrileño también estaba afectado por escándalos como el de los espías de la comunidad o el Gürtel además del desgaste de los años de gobierno. Sin embargo la crisis económica y la gestión del gobierno socialista de España pesaron más en el electorado infringiendo un castigo al PSOE. Así, el PP obtuvo 72 escaños frente a 36 de los socialistas. La caída del PSOE tuvo como beneficiados a parte del PP a Izquierda Unida con 13 escaños y Unión Progreso y Democracia que tuvo 8. Así, Esperanza Aguirre volverá a ser presidenta.

En lo municipal es escenario se repitió. El PSOE tuvo una importante merma de poder municipal en el sur y este. El llamado Cinturón Rojo del sur de Madrid desapareció y el PP revalidó su mayoría en las ciudades grandes que ya controlaba y pasó a gobernar en Alcorcón, Leganés, Getafe, Aranjuez, Coslada, etc. en muchos de estos municipios el PP tendrá que gobernar en minoría por la irrupción de UPyD. El PSOE de las ciudades de más de 100.000 habitantes ya sólo controla Fuenlabrada y Parla.


CASTILLA-LA MANCHA

Vuelco en Castilla-La Mancha tras toda la Democracia con gobierno socialista. Dolores de Cospedal ganó esta región para el PP por poco: 25 diputados frente a 24 socialistas pero mayoría absoluta de todas formas.

En las municipales el resultado estuvo igual de igualado. El PP ganó en Albacete, Guadalajara y Ciudad Real pero el PSOE en Toledo y Cuenca además de en muchos pueblos pequeños. En Ciudad Real fue el más votado y donde más concejales tuvieron.


EXTREMADURA

En Extremadura el resultado autonómico fue muy especial. El PSOE se desplomó perdiendo la mayoría absoluta e incluso el primer puesto pasando al segundo. El PP fue por tanto el partido más votado y con 32 diputados. Sin embargo se quedó a uno de la mayoría absoluta. El PSOE con 30 e IU con 3 sumaban la mayoría. Sin embargo IU de Extremadura ha decidido abstenerse y facilitar la investidura al candidato del PP en lugar de al socialista Fernández Vara, presidente actual. Con esta decisión IU incumple un compromiso electoral de “impedir que se creen gobiernos de derecha” y además puede lastrar sus posibilidades de cara a las elecciones generales. Sin embargo el enfrentamiento entre la federación extremeña y la dirección nacional aún continúa en un intento de Madrid de que sus 3 diputados extremeños apoyen al PSOE.

En lo municipal el PP ganó por mayoría en las ciudades y el PSOE mantuvo su poder en los pueblos pero en varios de ellos se repitió lo mismo que en la Asamblea de Extremadura: IU apoyó gobiernos del PP para evitar que gobernase el PSOE.


ANDALUCÍA

La mayor catástrofe para los socialistas fue en Andalucía donde perdieron todas las capitales de provincia que tenían y las ocho pasaron a estar gobernadas por el PP. También todos los municipios grandes quedándose sólo con Dos Hermanas en Sevilla.

Por provincias los socialistas ganaron en votos en todas menos en Almería aunque esos votos no necesariamente se correspondieron en concejales. En varios pueblos sucedió lo mismo que en otros de Extremadura: IU apoyó al PP impidiendo gobiernos de izquierdas. Por diputaciones el PSOE mantuvo Sevilla, Huelva y Jaén y el PP las demás.


MURCIA

En la Región de Murcia los largos años de gobierno del PP no afectaron a los electores y consiguió una amplísima mayoría absoluta con 33 escaños frente a 11 socialistas y 1 de IU. Nuevamente la crisis económica lastró al PSOE.

En los municipios se repitió la situación y el PP ganó en todos los municipios de la región excepto 4 en donde ganó el PSOE. Una región auténticamente monopartidista.


CANARIAS

En Canarias la situación es parecida a otras ocasiones debido a la imposibilidad de un partido con mayoría absoluta. Por tanto el pacto fue inevitable. El PSOE el 22-M se hundió de manera notable en Canarias perdiendo 11 escaños y quedándose en 15. El PP recogió gran parte de ese voto y obtuvo 21 diputados. Coalición Canaria también obtuvo 21 a pesar de tener menos votos. Cerró el parlamento Nueva Canarias con 3 escaños.

Finalmente se cerró un pacto de gobierno entre CC y PSOE repartiéndose las consejerías: 5 para CC y 3 para PSOE con Paulino Rivero (CC) como presidente. Así se cumplió la paradoja de que el PSOE ganó las elecciones en 2007 pero no gobernó y en estas de 2011 perdió pero sí gobernará. Cosas de la política.

En lo municipal el PP arrasó en Gran Canaria, el PSOE en La Gomera y CC en todas las demás islas como viene siendo tradicional.


2 comentarios:

  1. Hola amigos. Dar la enhorabuena por el blog, aunque observo ciertas incoherencias: en Segovia no ganó el PSOE, ganó el PP pero gracias a un pacto entre los dos grupos minoritarios PSOE e IU gobierna la lista encabezada por el independiente Arahuetes. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar