miércoles, 24 de agosto de 2016

Los Juegos Olímpicos de la Era Moderna (II)


HELSINKI 1952

La XV Olimpiada se celebró en la capital de Finlandia entre julio y agosto de ese año. Helsinki se postuló tras no haberlos podido celebrar por la Segunda Guerra Mundial superando a Los Ángeles, Minneapolis y Ámsterdam. Fueron los últimos en los que no se cumplió la rotación continental: desde entonces siempre se cambia de continente de edición en edición. Participaron casi 5000 deportistas de 69 países, haciendo la URSS su debut. Fueron inaugurados por el presidente de Finlandia, Juho Kusti Paasikivi. Esta edición destacó por los records olímpicos que se produjeron y que no fueron superados hasta Pekín 2008. EEUU volvió a prevalecer en el medallero pero tuvo que afrontar la llegada de una potencia rival, la URSS, que le iba a hacer competencia también en los Juegos Olímpicos, en plena época de la Guerra Fría entre ambas superpotencias. Las Olimpiadas pasaban a ser un campo de batalla más. 

MELBOURNE 1956


En esta XVI Olimpiada por primera vez los Juegos salían de Europa y América para recalar en Oceanía, en Australia. Melbourne, antigua capital australiana, se convertía en sede tras ganar a Buenos Aires en la votación del COI. Australia consiguió la Olimpiada tras apelar a que serían los primeros Juegos en el Hemisferio Sur, como así fueron. Además, Europa estaba en plena reconstrucción y EEUU presentó muchas candidatas, lo que le quitó opciones. Participaron 67 países. Las pruebas de equitación fueron las únicas que no se celebraron en Melbourne, sino en Estocolmo, debido a las leyes australianas de cuarentena. Esto convierte a estos Juegos en los únicos de la Historia con pruebas en diferentes continentes. Fueron inaugurados por el duque Felipe de Edimburgo, consorte de la reina Isabel II de Gran Bretaña, también reina de Australia. Estos Juegos se vieron perjudicados por un pequeño boicot a raíz del conflicto en Suez y por la revolución en Hungría. En el medallero se dio un cambio importante: la URSS superó a EEUU tanto en oros como en total de medallas y Australia quedó tercera, siendo un país importante en los Juegos desde entonces. 



ROMA 1960


1568 años después de que un emperador romano prohibiese los últimos Juegos de la Antigüedad, la Ciudad Eterna se “reconciliaba” con las Olimpiadas al albergarlas en su suelo. Roma ya había sido elegida sede en 1908 pero tuvo que renunciar a ella como vimos en el primer post. En esta ocasión fue elegida por encima de otras candidaturas como Lausana, Detroit, Budapest, Bruselas o Ciudad de México. Participaron 83 países y se celebraron entre agosto y septiembre de ese año. Fueron inaugurados por el presidente de Italia, Giovanni Gronchi. Coincidieron con la primera edición de los Juegos Paralímpicos. En el medallero la URSS volvió a ser el primer país en oros y en medallas totales seguida de EEUU y después Italia, que hizo buen papel como anfitriona. 

TOKIO 1964


Los Juegos de la XVIII Olimpiada por primera vez viajaron a Asia, a la capital japonesa, Tokio. Esta ya había sido elegida para los Juegos de 1940, a los que renunció y más tarde fueron cancelados por la guerra mundial. Fue elegida por encima de Detroit, Viena y Bruselas. Japón invirtió millones de dólares para acondicionar la ciudad para el evento, y Tokio quedó transformada en la ciudad moderna que es hoy, curándose al fin de las heridas infligidas en la guerra. Fueron los primeros Juegos televisados en color y transmitidos en directo. También destacaron por el uso de tecnologías como computadores para las pruebas o la cámara lenta. Participaron 93 países en octubre de ese año. Fueron inaugurados por el emperador Hirohito. Un momento muy emotivo fue que la llama olímpica fuese encendida por un atleta nacido en Hiroshima el día de su bombardeo con la bomba atómica. En el medallero EEUU arrebató a la URSS la primera posición en oros aunque no en número total de medallas. Japón creció hasta la tercera posición. 

MÉXICO 1968


Tras dos intentos fallidos, Ciudad de México logró la celebración de los primeros Juegos Olímpicos en un país en vías de desarrollo, en una nación hispanohablante y en América Latina. Fue designada por encima de Detroit, Lyon y Buenos Aires con la polémica de criticar la supuesta excesiva  altitud de la ciudad para los eventos, que se vio infundada. Los Juegos sirvieron al gobierno mexicano para modernizar la ciudad y para promocionar al país. Participaron 112 países, las dos Alemanias separadas por primera vez y sin la presencia de Sudáfrica por su política del Apartheid. Se desarrollaron en el mes de octubre de 1968 y fueron inaugurados por el presidente de México, Gustavo Díaz Ordaz. En el medallero EEUU recuperó la primacía aunque seguido de cerca por la URSS. 

MÚNICH 1972


Los Juegos volvieron a Europa de la mano de Múnich, capital del Estado alemán de Baviera. Alemania ya había celebrado los Juegos de 1936, en plena época nazi, y necesitaba albergar otros para borrar ese recuerdo. Así, Múnich fue elegida ciudad sede por encima de Madrid y Montreal. Se celebraron entre agosto y septiembre de ese año con 121 países presentes, y fueron inaugurados por el presidente de la República Federal de Alemania, Gustav Heinemann. Los Juegos en lo deportivo fueron exitosos y los primeros con mascota olímpica. Por desgracia, se vieron seriamente enturbiados por un ataque terrorista: un grupo de terroristas palestinos secuestró a nueve rehenes israelíes y asesinó a dos de ellos y, más tarde, se desató una masacre en la que murieron los nueve deportistas israelíes, un policía alemán y varios de los terroristas. Los Juegos fueron suspendidos solo 24 horas y luego se intentó recuperar la normalidad de unas Olimpiadas manchadas de sangre. En el medallero la URSS recuperó la supremacía por encima de EEUU. Por detrás estuvieron la Alemania Oriental y la anfitriona, la Occidental. 

MONTREAL 1976


Los Juegos volvieron a América tras el mal trago de Múnich, en concreto a Montreal, en la región canadiense de Quebec. En estas Olimpiadas comenzó una etapa decadente para los Juegos, ya que fueron las primeras sometidas a un gran boicot. Este se debió a que se permitió la participación a Nueva Zelanda, que había accedido previamente a jugar un partido de rugby contra Sudáfrica, excluida por el Apartheid. Así, muchos países africanos y asiáticos boicotearon Montreal 1976, recudiendo los participantes a 92 países. Se desarrollaron entre julio y agosto de ese año, siendo inaugurados por la reina Isabel II, monarca de Gran Bretaña y de las monarquías de la Commonwealth, entre las que está Canadá. Montreal fue elegido por encima de Moscú y Los Ángeles. Su elección supuso un desastre para la ciudad: perdió mucho dinero en la celebración de los Juegos. En el medallero dominó la URSS y Alemania Oriental superó a EEUU en número de oros. 

MOSCÚ 1980


La etapa deprimente de los Juegos se acentuó en los Juegos de Moscú 1980. La capital de la URSS superó en el último momento a Los Ángeles en la votación del COI. EEUU y muchos de sus aliados boicotearon estos Juegos como protesta por la invasión soviética de Afganistán un año antes. Así, solo participaron 83 naciones entre julio y agosto de ese año. Fueron inaugurados por el entonces líder de la URSS, Leonid Brézhnev. Algunos países, como España, Francia, Gran Bretaña, Italia, etc participaron pero no bajo su bandera sino con la olímpica o la de sus respectivos comités olímpicos. La ausencia de EEUU hizo que la URSS no tuviese rival en el medallero, seguida de Alemania Oriental. 

LOS ÁNGELES 1984


Y donde las dan, las toman. Cuatro años después el boicot llegó desde el bloque comunista, en pleno rebrote de la Guerra Fría. La ciudad sede fue Los Ángeles, elegida tras los recelos surgidos por el fiasco económico de Montreal, que motivaron la ausencia de candidaturas. Se celebraron entre julio y agosto de ese año, con 140 países participantes. Solo Rumania acudió por el bloque soviético. Fueron inaugurados por el presidente de EEUU, Ronald Reagan. Así, EEUU dominó sin problemas el medallero al no participar la URSS, Alemania Oriental y otros países relevantes en las Olimpiadas. Como dato curioso, le siguió el único país del bloque de la URSS en los Juegos, Rumania. 

SEÚL 1988


La época de los grandes boicots tuvo su fin con los Juegos de Seúl 1988, los segundos en Asia tras Tokio 1964. Seúl ganó a Nagoya, en Japón, en la votación del COI. Corea del Sur estaba en pleno auge económico y aprovechó las Olimpiadas para darse a conocer al mundo. Tan solo Corea del Norte y sus aliados (Albania, Cuba, Etiopía) se negaron a participar, y el bloque soviético acudió en pleno. Se desarrollaron entre septiembre y octubre de ese año y fueron inaugurados por el presidente de Corea del Sur, Roh Tae-woo. Participaron en total 159 países, record histórico. En el medallero dominaron la URSS y Alemania Oriental seguidos de EEUU y Corea del Sur. 

BARCELONA 1992


La XXV Olimpiada selló el fin de los boicots en los Juegos. Barcelona 1992 fue un éxito rotundo: participaron 169 países entre julio y agosto de ese año. Sudáfrica volvió a participar tras el fin del Apartheid, Alemania concurrió como país reunificado y 12 de las antiguas repúblicas soviéticas, independientes desde el año anterior, participaron como el Equipo Unificado. Barcelona, segunda ciudad más importante de España, se impuso en la elección del COI a París, Brisbane, Belgrado, Birmingham y Ámsterdam. Además de superar los boicots y conseguir un record de países participantes, Barcelona logró que sus Juegos sirvieran para modernizar profundamente la ciudad y darla a conocer al mundo. España, un país con escasa tradición olímpica, supo organizar unas Olimpiadas ejemplares que el presidente del COI, catalán, consideró “las mejores de la Historia”. A esto se sumó la potente marca visual de los Juegos con su logo, mascota y ceremonia de inauguración. Fueron inaugurados por el rey Juan Carlos I. En el medallero prevaleció el Equipo Unificado, heredero de la URSS, seguido de cerca por EEUU y Alemania. China hizo una potente entrada en el mismo. 

ATLANTA 1996


En 1996 se cumplieron cien años de la primera Olimpiada de la Era Moderna y, por ello, Atenas quiso albergarla. Sin embargo, la rotación continental se impuso además de la posibilidad de que Grecia no pudiera construir todas las infraestructuras a tiempo. Así, el COI se inclinó por la mayor seguridad que le daba Atlanta, capital del Estado de Georgia, en EEUU. Así, los Juegos se celebraron entre julio y agosto de ese año, participando 197 países, mayor cifra que en Barcelona al acudir separadas todas las antiguas repúblicas soviéticas. Fue la cuarta y última vez que EEUU albergó los JJOO. Fueron inaugurados por el presidente estadounidense Bill Clinton. En el medallero la anfitriona dominó a distancia de sus rivales, Rusia, Alemania y China.  

SYDNEY 2000


En una ajustada votación, Australia consiguió sus segundos Juegos, esta vez en su ciudad más grande e importante, Sydney. No fue fácil, China quería organizar unos Juegos, y Pekín estuvo a solo dos votos de Sydney. Las otras candidatas, Mánchester, Berlín y Estambul, quedaron muy rezagadas. Así, los últimos Juegos del siglo XX se celebraron entre septiembre y octubre (para no coincidir plenamente con el invierno austral) y participaron 199 países. Fueron inaugurados por el gobernador general de Australia (es decir, el representante de la reina Isabel II allí), William Deane. Fueron también los segundos Juegos en el Hemisferio Sur. En el medallero EEUU volvió a tener primacía, por delante de Rusia, China y la anfitriona Australia. 

ATENAS 2004


Los primeros Juegos del siglo XXI volvieron al viejo continente y, en concreto, a su patria: Grecia. Tras haber perdido los Juegos del centenario, Atenas hizo un esfuerzo para 2004 y, finalmente, consiguió imponerse en la votación del COI a las ciudades de Roma, Ciudad del Cabo, Estocolmo y Buenos Aires. Los Juegos se desarrollaron en el mes de agosto de ese año y participaron 201 países y más de 10.500 deportistas. Fueron inaugurados por el presidente de Grecia, Konstantinos Stefanópulos. Fueron unos Juegos marcados por el simbolismo de haber vuelto a “casa”, como dijo su lema. Otro gesto fue galardonar a los medallistas con coronas de laurel como se hacía en las Olimpiadas de la Antigüedad. Por desgracia, la organización de estos Juegos con el tiempo se ha visto desastrosa para Grecia y su frágil economía que, años después, se desplomó con la crisis. En cuanto al medallero, EEUU volvió a dominar por encima de sus rivales: una China cada vez más potente y una Rusia que comenzó a declinar. 

BEIJING 2008


Como ya hemos visto, en los Juegos de 2000 China apostó fuerte por albergar una Olimpiada así que era cuestión de tiempo que lo consiguiera. Finalmente, tras la votación del COI para designar la sede de 2008 lo consiguió, imponiéndose a Toronto, París y Estambul. Así, se desarrollaron en el mes de agosto de ese año, inaugurados por el presidente de China, Hu Jintao. Participaron 204 países con casi 11.000 deportistas. Los Juegos de Pekín (o Beijing) se convirtieron en los más caros de la Historia: 44 millones de dólares, el triple que los anteriores de Atenas. La capital china fue totalmente modernizada para la ocasión. A pesar de la majestuosidad de la celebración china, también hubo puntos negativos, como los problemas medioambientales en el país o la violación de los Derechos Humanos. En estos Juegos comenzó la leyenda de Michael Phelps y Usain Bolt, que se ampliaría en los siguientes de 2012 y 2016.  En el medallero China, como anfitriona, consiguió desbancar a EEUU de la primera posición aunque tuvo menos medallas totales que los estadounidenses. Por detrás quedó Rusia, descolgada de las dos potencias deportivas. 

LONDRES 2012


Los Juegos no tardaron mucho en volver a Europa. La elección de la sede de 2012 fue quizá la más reñida de la historia del COI. Tras una larga votación, Londres se impuso a sus potentes rivales, Moscú, Nueva York, Madrid y París. La capital británica se convertía así en la primera ciudad en albergar los Juegos tres veces. De esta manera se desarrollaron entre julio y agosto de 2012 con 204 países participantes, los mismos que en 2008 aunque con algo menos de deportistas en total. Fueron inaugurados por la reina Isabel II. Por primera vez se exigió a todos los países participantes que incluyesen a mujeres en sus delegaciones. En esta edición Phelps y Bolt asentaron sus proezas. En el medallero EEUU volvió a prevalecer sobre China y Gran Bretaña ascendió al tercer lugar relegando a Rusia al cuarto. 

RÍO 2016 


Los Juegos que se han celebrado en este mes de agosto en Río de Janeiro, Brasil, fueron los terceros en el Hemisferio Sur y los primeros de Sudamérica y de un país lusófono. Río se impuso en la votación del COI a Madrid, Tokio y Chicago aunque no sin polémicas ante la cuestionable capacidad de Brasil para su celebración. Finalmente, se han celebrado satisfactoriamente aunque con problemas como el transporte, la contaminación de la ciudad y sus aguas, la inestabilidad política y la seguridad. Las instalaciones no estuvieron listas hasta última hora y, en general, ha habido una cierta improvisación. En cualquier caso han sido Juegos de record: 206 países y más de 11.500 deportistas. Fueron inaugurados por el presidente interino de Brasil, Michel Temer. En estos Juegos Phelps y Bolt definitivamente han logrado ascender a lo más alto del deporte mundial. En cuanto al medallero, EEUU ha ganado distancia sobre sus competidores, en segundo lugar Gran Bretaña, que ha crecido más aún desde su edición en 2012, y China que pierde algo de fuelle aunque nada comparado con Rusia, que es una sombra de lo que fue en época de la URSS. 

TOKIO 2020


La siguiente será la XXXII Olimpiada de la Era Moderna y los Juegos volverán a Asia, a la capital nipona, Tokio, que pasa a engrosar las ciudades que han celebrado las Olimpiadas dos veces (la anterior fue en 1964). Tokio se impuso en la votación del COI a Estambul y Madrid. Se prevé que se celebren entre julio y agosto de 2020 con cifras parecidas a las de Río. 

En cuanto al futuro de los JJOO, para la edición de 2024 hay varias candidaturas y la ciudad sede se elegirá el año que viene entre París, Roma, Budapest y Los Ángeles.

No hay comentarios:

Publicar un comentario