sábado, 14 de junio de 2014

Juego (medieval) de Tronos


Lo admito, no esperaba que me fuera a enganchar tanto pero lo ha conseguido. Juego de Tronos me encanta, y eso que solo voy por la primera temporada. Y no me gusta solo porque es una serie muy bien realizada, con grandes decorados y que además va a apostar por España para rodar su nueva temporada sino también porque el simbolismo medieval que incorporan las novelas en las que ha sido inspirada la serie (que ya me leeré algún día de estos) hace que pueda dar un impulso al interés por la Historia medieval, que no tiene nada que envidiar a la ficción.

Juego de Tronos en realidad no inventa nada. La acción se desarrolla en varios lugares de un mundo imaginario destacando los Siete Reinos, con un monarca a la cabeza débil y dependiente de varios señores que gobiernan como lo hacían en la realidad en la Edad Media: mediante un régimen feudal. En la serie pueden verse incluso torneos típicos del Medievo, lo que muestra hasta qué punto tiene influencia dicho periodo histórico en esta magnífica adaptación.

Otro elemento medieval que toma la serie es la heráldica. Hay diferentes familias nobiliarias, clanes, que están enzarzados permanentemente en disputas entre ellas por el poder dentro de los Siete Reinos (de ahí el nombre de la primera novela y de la serie entera). Cada familia tiene su símbolo (los Stark el lobo, los Lannister el león, los Targaryen el dragón, los Baratheon el ciervo, los Arryn el águila, etc). Todos estos símbolos son también herencia medieval y estos animales son muy comunes en los escudos de países y regiones europeos. En España, sin ir más lejos, tenemos un escudo plagado de referencias medievales, en concreto de los Cinco Reinos (véase un artículo que escribí recientemente sobre ellos): Castilla y León (representados por un castillo y un león rampante, es decir, de pie), Aragón (las barras rojas y amarillas), Navarra (las cadenas) y Granada (en el inferior del escudo el fruto de la granada). 
Pero en los otros países europeos también hay escudos llenos del boato medieval: Reino Unido incluye un león y un unicornio (izquierda), Países Bajos (abajo) tres leones al igual que Suecia; Alemania, Austria (derecha), Polonia y Rumania destacan un gran águila y en el Este destaca también ese ave pero bicéfala, como en Serbia, Rusia o Montenegro. Georgia, Bulgaria y Luxemburgo también disponen de dos leones a los lados, demostrándose la importancia del león en la cultura europea por su valor y fuerza. También hay países que incorporan otros animales menos comunes, como Andorra, que en uno de sus cuarteles dispone dos bueyes. O Islandia con nada menos que un buey, un águila y un dragón. 
Menos habitual es incluir a personas, pero Lituania es curiosa, con un caballero a caballo (derecha).

Por otro lado, en Juego de Tronos también vemos que cada familia tiene un lema. Esto es imitado también de la Edad Media y actualmente todos los países europeos tienen su propio lema, con evocaciones antiguas o medievales. Por ejemplo, el lema de España está presente también en su escudo: Plus Ultra, en referencia a que más allá de España y del Océano existe un continente. En Países Bajos el lema es “Je Maintiendrai”,  “mantendré”. En Reino Unido, “Dieu et mon droit”, “Dios y mi derecho”, en Bélgica (abajo), “L´Union fait la force”, “la unión hace la fuerza”, lema idéntico al de Bulgaria, que aparece también en su escudo pero en búlgaro: "Съединението прави силата". Parecido es el lema en Georgia: “ძალა ერთობაშია”, “la fuerza está en la unidad”.
Otros lemas que no aparecen en los escudos nacionales son, por ejemplo: “La verdad vence” (República Checa), “Solo unidos los serbios sobreviven”, “Libertad, acuerdo, bondad” (Ucrania), “¡Despiértate, rumano”, “Nuestra hermosa patria” (Croacia), “Una nación, una cultura” (Armenia), “Por Suecia, en el tiempo”, “Todo por Noruega”, “Libertad o muerte” (Grecia), “Libertad, igualdad, fraternidad” (Francia) o “Unidad y justicia y libertad” (Alemania).

No hay comentarios:

Publicar un comentario