domingo, 6 de abril de 2014

Imagen de la Semana: El Cerro del Viso





Si para la imagen de la semana pasada me fui muy lejos, a Júpiter, esta semana hago lo contrario y me voy muy cerca de mi municipio y elijo una fotografía del Cerro del Viso, importante promontorio que domina el valle del Henares a la altura de Alcalá y de Torrejón de Ardoz.

El Cerro del Viso (o de San Juan del Viso) es un cerro testigo típico de las planicies del interior español, y en su máxima altura está a nada menos que 784 m sobre el nivel del mar, y a 200 metros por encima del nivel medio del valle del río Henares, que pasa a sus pies en dirección al Jarama. Administrativamente pertenece a los municipios de Alcalá de Henares, Torres de la Alameda y Villalbilla. Aunque geológicamente forma parte de los llamados Cerros de Alcalá (en los que hay otros cerros importantes como el Ecce Homo, el Gurugú o el Malvecino), no está integrado en el espacio protegido del mismo nombre, por lo que no está incluido en las rutas de senderismo de éste (aunque se puede visitar por los caminos que llegan hasta él desde Alcalá o incluso desde Torrejón).

Su nombre más habitual es Cerro del Viso pero también se le llama Zulema, su nombre en época árabe, lo que da una idea de su importancia histórica para los residentes de la zona. Y es que este cerro fue donde se establecieron los primeros pobladores de la zona dada la planicie de su cima y a las vistas sobre todo el valle, que permitían una rápida y fácil defensa si era necesario. En la primera época romana fue colonizado y se construyó en su cima la Complutum originaria, antes de que ésta se trasladase abajo, al valle, en donde ha sido excavada e investigada y que supuso los orígenes de la actual Alcalá de Henares (aunque la misma Alcalá tiene origen árabe). Mientras tanto, la antigua ciudad del Viso ha permanecido oculta hasta hoy, aunque se tiene la certeza de que las ruinas romanas están enterradas a la espera de que, algún día, se decida invertir en un trabajo arqueológico que las devuelva a la luz.

Lo último que llama la atención del Cerro del Viso es su aspecto: casi totalmente poblado de árboles, sobre todo de pinos, aunque también hay cipreses, retamas y robles. Este aspecto es relativamente reciente, ya que se debe a una repoblación vegetal que se comenzó hace más de 50 años sobre el cerro desnudo de árboles desde siglos atrás. No es de extrañar, pues, que su imponente mole además de dominar el valle del Henares en esta zona nos guste a los que vivimos cerca de él.

2 comentarios:

  1. Buenas tardes, César

    He llegado a este blog buscando el texto de un mapa de España de 1854 que publicaste en julio de 2012 y que había encontrado en muchos sitios pero sin calidad suficiente para leer las pocas líneas que hay debajo de "España foral", escritas en letra muy pequeña. Aquí me he llevado la grata sorpresa de encontrármelas transcritas debajo, de modo que quería agradecerte por la entrada y la información contenida.

    Después he seguido leyendo algunos posts más y de ahí he saltado también a tu twitter. Aunque hay algunas cosas que no comparto contigo (como catalán, tu enfoque del actual proceso soberanista) sí que percibo muchas ideas acertadas y sobre todo un rigor expositivo y una constancia que no es fácil de encontrar en blogs privados y que me ha parecido justo de reconocerte mediante este mensaje. Felicidades, pues, por la mucha información interesante que difundes desde aquí.

    Un cordial saludo,
    Adrià

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias, Adrià, y me alegro de que te haya gustado el blog y los post que semanalmente cuelgo por aquí.

    Un saludo,
    César.

    ResponderEliminar