sábado, 12 de abril de 2014

Imagen de la Semana: España en penumbra




La imagen de esta semana es un reflejo de la demografía de nuestro país y de los territorios cercanos. Se trata de una vista de satélite muy clara (seguramente retocada por ordenador) de la Península Ibérica por la noche.
En ella se pueden observar muchos puntos de luz, que reflejan dónde vive la población principalmente. Los puntos de luz más grandes e intensos muestran la localización de las ciudades y los puntos de luz menores muestran ciudades medias como capitales de provincia o pueblos grandes.

España es un país con una densidad media-baja de población, por lo que entre las luces hay importantes espacios oscuros. Por ejemplo, viendo esta fotografía se concluye fácilmente que en la Península Ibérica la mayoría de la población vive en la costa mientras que el interior está más despoblado. La gran excepción es la capital española, Madrid, que marca una enorme mancha de color en el centro del país debido a sus seis millones de medio de habitantes, incluyendo su extensa región metropolitana, que llega a capitales de provincia como Toledo y Guadalajara. En la costa mediterránea se ve casi un continuo urbano entre Girona y Murcia, más intermitente en Andalucía, en la que destaca al oeste la mancha más grande de Sevilla y su área metropolitana, al estar en el interior del valle del Guadalquivir. En el otro gran valle hispano, el del Ebro, destaca en su centro otra mancha grande en medio de la penumbra, Zaragoza. En la costa norteña destacan las luces del País Vasco, Cantabria y Asturias en su cuenca central ya que el resto está en penumbra. Por último, tenemos Galicia, muy poblada en su zona costera occidental y en penumbra u oscuridad en el resto. En las Islas Baleares se aprecia sin problema incluso su contorno debido a su población. 

Sin embargo, también hay puntos que están casi en completa oscuridad. Son los puntos en donde no vive casi nadie y son zonas naturales, las últimas que quedan en España. Destacan al suroeste de Madrid la zona de los Montes de Toledo hasta Sierra Morena, en el noroeste la Cordillera Cantábrica (la más oscura además), al este de Madrid el Sistema Ibérico y la zona pirenaica. Fuera de España vemos nuestra vecina Portugal con una población continua entre Oporto y Lisboa de gran intensidad mientras el resto está en penumbra. Al norte de los Pirineos, una mancha de luz que es la ciudad francesa de Toulouse y la Costa Azul con Marsella, y se entrevén las luces abundantes del Piamonte italiano arriba a la derecha. Al sur, en África, se ve que la población se concentra en la costa aunque sobre todo en el caso argelino, con su capital, Argel, como punto más brillante. La costa mediterránea marroquí solo destaca por Tánger, en el estrecho, y también se distinguen fácilmente las ciudades españolas de Ceuta y Melilla. Más al sur las luces se empiezan a difuminar y, si el mapa continuara, se llegaría a una zona sin ninguna luz, con oscuridad absoluta: el desierto del Sahara.

No hay comentarios:

Publicar un comentario