jueves, 24 de marzo de 2011

No es oro todo lo que reluce


Este dicho se puede aplicar perfectamente a mi ciudad, Torrejón. El equipo de gobierno de Pedro Rollán ha hecho avances en esta legislatura. Negar este hecho sería faltar a la verdad. Sin embargo, en su gestión hay muchas sombras que la gente o bien no percibe o bien por las grandes obras que se están llevando a cabo no quiere ver.

Gobernar un municipio de más de 120.000 habitantes conlleva elaborar un presupuesto municipal equilibrado para poder hacer frente a las deudas (que siempre habrá en un ayuntamiento) y a los pagos. Rollán se ha saltado la teoría del presupuesto equilibrado por lo que estamos en la siguiente situación: una deuda sobreelevada y despido de funcionarios del ayuntamiento por no poder hacer frente a los pagos. Se puede comparar con una familia que ha estado gastando por encima de sus posibilidades y ahora se enfrente a los deudores que le exigen el pago de la hipoteca o de las letras de sus nuevos electrodomésticos.

Estamos en la crisis económica más grave desde 1929. Y en plena crisis económica y con más de un 20 % de paro lo que no se puede consentir es gastar más de 12 millones de euros en una zona verde. El Parque Europa es precioso, un parque que es un referente para la zona y muy visitado. Yo mismo a veces voy a pasear allí. Sin embargo, gastarse 12 millones de euros en un parque en plena crisis es una barbaridad y estoy seguro de que mucha gente coincidirá conmigo. Con ese dinero se podrían haber construido seis escuelas infantiles o tres residencias de mayores, centros que escasean en nuestra ciudad. Hay que contar también que el Parque Europa requiere un mantenimiento muy importante que el ayuntamiento debe garantizar para evitar que el parque se degrade. Y así está pasando. El césped está en muchas zonas en mal estado, algunas fuentes muestran goteras y grietas y algunas réplicas de monumentos empiezan a mostrar la erosión del agua y viento. Por tanto, el Parque Europa, por muy bonito que sea, bien podría haber sido un parque más modesto contando la época que atravesamos.

Unido a esto, tampoco es razonable que en plena crisis se gasten millones de euros en publicidad del ayuntamiento. No es ni razonable ni comprensible para la mayoría de los vecinos, incluidos votantes del Partido Popular. La gente tiene ojos y puede ver perfectamente las obras que se llevan a cabo. Por tanto, no es sensato que recibamos permanentemente publicidad del alcalde tanto en los grandes paneles de la calle, como en marquesinas, la revista municipal Plaza Mayor, etc. Todo ello acompañado de CDs explicativos lo cual encarece sobremanera el gasto publicitario.

El Plan E del gobierno de España nos proporcionó más de 20 millones de euros. El objetivo de dicho plan era hacer obra pública para crear empleo. La labor del ayuntamiento era administrar equilibradamente ese dinero. No se ha hecho así yendo a parar 6 millones al parque anteriormente citado y no se ha creado empleo. Torrejón es la ciudad con más paro de toda la Comunidad de Madrid. El ayuntamiento no está haciendo nada para mejorar la situación. Es cierto que los ayuntamientos tienen pocas competencias de empleo pero tiene la Bolsa de Empleo del ayuntamiento y no se está aprovechando lo suficiente.

En materia de mejora de barrios Rollán aprueba pero pincha sin remedio en transportes. No se ha mejorado la movilidad de la ciudad, no ha finalizado la Ronda Sur para descongestionar la M-206 a su paso por Torrejón, no ha terminado la remodelación de la avenida de la Constitución, eliminó la línea 5 de autobús urbano que era muy útil para conectar rápidamente el centro con el este de la ciudad y la promesa de metro no sólo es un engaño al ser en realidad Cercanías sino que las obras ni han comenzado.

¿Qué quiero decir con todo esto? Que lo piensen. Los ciudadanos no son tontos frente a lo que pueda pensar Rollán con su publicidad. Saben qué deben votar. Admito que ha sido una legislatura de grandes cambios en la ciudad y la mejora estética de la ciudad ha sido radical en muchos casos pero no es oro todo lo que reluce y el aspecto de una ciudad no es a veces lo más importante sino sus servicios y el bienestar de sus vecinos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario