domingo, 18 de octubre de 2009


En esta entrada voy a hablar de las contradicciones tan curiosas que veo día a día. Las más abundantes son en mi propia clase.
Tengo la curiosa sensación de que estoy rodeado a personas de un nivel económico alto. O medio alto. Yo tengo bien claro mi clase social y nunca me ha importado, más bien al revés. Estoy orgulloso de mi piso, de mis amigos de mi misma clase social, de mis padres obreros los dos (de hostelería y automovilismo), de haber estudiado en centros publicos y de mi ciudad, Torrejón de Ardoz, situada al este de Madrid y de carácter eminentemente industrial y con una clase social mayoritariamente obrera.
Estudié de 1995 a 2003 en un colegio público y recibí una educación primaria muy completa que me ha permitido llegar a donde estoy ahora mismo. Entre 2003 y 2009 estudié en un Instituto de Educación Secundaria, llegué con sólo doce años y a pesar de las complicaciones sobre todo por la aparición de personas "non gratas" completé de forma eficaz mi educación y muestra de ello fue mi buena nota en Selectividad en donde se examina por igual a públicos y privados.
Yo no defiendo que la izquierda esté poblada sólo de obreros, en absoluto. Defiendo que la clase obrera tenga un mayor nivel de vida cada vez más parecido al de las clases medias altas.
Sin embargo me da rabia que muchos de los que van como los más izquierdistas del mundo en realidad tengan ya la vida asegurada mediante una red de contactos o sólo por ser hijo de papá o de mamá. Es decir saquen o no adelante esta carrera que hacemos, tendrán un puesto seguro. Sólo hay que ver donde viven estos izquierdistas: ensanche de Madrid, Sol, Arturo Soria, etc.
Otros sin embargo vivimos en la “mierda” como una vez tuve que oír, Vallecas, Coslada, Torrejón, Móstoles, etc.
Luego lanzo críticas a gente de mi propio partido, el PSOE. Partido Socialista Obrero Español. A muchos se les olvidan sus orígenes obreros. Un grave error a mi gusto. Para mí, el PSOE debe ser el partido de la gente, de todos. Y por supuesto velar por las rentas de las clases más desfavorecidas sobre todo en estos tiempos de crisis.
Sólo hay que ver el patrimonio del gobierno: ¡son millonarios! Ya va siendo hora de congelar todos los sueldos de cargos públicos.
De nuevo repito que yo no defiendo que el PSOE sea un partido sólo de clase obrera pero sí defiendo que apoye firmemente los derechos de las clases más desfavorecidas y vulnerables y que no olvidemos nuestros orígenes.
A los niñ@s de papá les digo: algunos somos pobres pero hemos llegado también a la universidad, a ver qué ideología acabamos teniendo unos y otros dentro de cinco años.

1 comentario:

  1. t edire que en mi clse en un porcentaje que ronda el noventa por cin, somos progresistas, laicos y de izdas..... y clse media... media/alta, media/baja.... me es lo mismo...


    no dire nada del patrimonio de los ministros porq me da igual que garmendia tenga 5 millones o ZP solo 300.000 (no se lo cre ni el)... porq o conozco gente pobre que vota al PP, y gente rica que hace lo propio con el PSOE.... en España las clses sociales no tienen porq influir en los partidos.... si en las ideologias..... pero estas cada vez estan mas mezcladas......y la prueba la tines en los PGE....

    ResponderEliminar