jueves, 19 de febrero de 2015

La última selva en la Península Ibérica



Hace millones de años la mayor parte de la superficie terrestre estaba cubierta por una gigantesca selva que hoy llamaríamos tropical. Enormes helechos eran la planta más característica y unos enormes herbívoros se alimentaban de ellos: dinosaurios como el diplodocus. 

Sin embargo el clima cambió (no es algo nuevo como parece que creen muchos periodistas) y la Tierra se enfrió reduciendo la selva a la línea ecuatorial, en donde se mantiene a pesar de los esfuerzos de los seres humanos por talar todos sus árboles. Así, zonas que antaño tenían selva ahora tienen climas muy diferentes. 

¿Cómo se sabe esto? Porque se han encontrado semillas de plantas tropicales en latitudes tan altas como la actual Inglaterra. Desde entonces el clima de la Tierra ha cambiado más veces pero la selva no ha vuelto a recuperar el terreno que tenía. 



Lo que hoy es España estaba dentro de esa zona con selva. Podría pensarse que no queda nada de ella pero no, en España también tenemos un fragmento de selva: el Parque Natural de los Alcornocales, en la provincia de Cádiz. Se trata de la última selva mediterránea, con especies como helechos, alcornoques, quejigos, orquídeas, etc. Se encuentra en una zona elevada de Cádiz, al oeste y noroeste de la ciudad de Algeciras, y se extiende desde allí hacia el interior de la provincia. Es una zona muy húmeda, que en verano suele estar cubierta de nieblas y que facilita que se desarrolle la selva en ella. 


La visita a este espacio natural está restringida y es necesario pedir autorización para hacer senderismo por ella (en la oficina del parque). 

Para más información recomiendo el blog del que he tomado las imágenes: http://www.rutasyfotos.com/2014/05/la-ultima-selva-mediterranea.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario