lunes, 22 de octubre de 2012

Elecciones gallegas y vascas



Ayer se celebraron elecciones autonómicas a los parlamentos vasco y gallego para los próximos (presumiblemente) cuatro años. 

Resultados:
 Euskadi




  1. EUZKO ALDERDI JELTZALEA-PARTIDO NACIONALISTA VASCO: 27 (-3)
  2. EUSKAL HERRIA BILDU: 21 (+16)*
  3. PARTIDO SOCIALISTA DE EUSKADI-EUSKADIKO EZKERRA-PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL: 16 (-9)
  4. PARTIDO POPULAR: 10 (-3)
  5. UNIÓN PROGRESO Y DEMOCRACIA: 1 (=)
 * Respecto a Aralar (4) y Eusko Alkartasuna (1)

Galicia





  1. PARTIDO POPULAR: 41 (+3)
  2. PARTIDO DOS SOCIALISTAS DE GALICIA-PARTIDO SOCIALISTA OBRERO ESPAÑOL: 18 (-7)
  3. ALTERNATIVA GALEGA DE ESQUERDA: 9 (+9)
  4. BLOQUE NACIONALISTA GALEGO: 7 (-5)



 Los resultados permiten sacar una serie de conclusiones:
En Euskadi:
-          El PNV vuelve al poder tras casi cuatro años de oposición por primera vez desde 1979. Se queda muy lejos de la mayoría absoluta (38 escaños) pero demostró una vez más su amplia influencia en la sociedad vasca en una prueba más que difícil al haber tenido delante a una coalición tan amplia como Bildu. Por territorios destaca la fidelidad de sus votantes especialmente en Bizkaia, en donde obtuvo un formidable resultado. Destaca también su victoria en Álava, que vuelve a ser principalmente nacionalista. En Gipuzkoa la victoria se le escapó por unos cientos de votos y obtuvo también un buen resultado.
-          EH Bildu demostró que es una alternativa fuerte al PNV pero aún están muy verdes y el electorado se percató. Por primera vez las elecciones fueron con una ETA sin actividad lo que permitió a la Izquierda Abertzale presentarse en coalición a las urnas. EH Bildu tiene sus precursoras en Bildu (formada para las elecciones municipales y también autonómicas de Navarra de 2011 e integrada por Eusko Alkartasuna, Alternatiba e independientes de la izquierda Abertzale) y Amaiur (formada para las elecciones generales consiguiendo 7 escaños y formada por los anteriores más Aralar). EH Bildu estuvo sumada además por Sortu, el nuevo partido heredero de Batasuna que fue legalizado este mismo año.
-          El PSE-EE sufrió una dura derrota al perder 9 escaños respecto a 2009. La gestión del gobierno vasco pero, especialmente, la situación de desgaste aún continuado del PSOE a nivel nacional ha influido en esta derrota. Aún así, ha sido el segundo partido más votado en las tres capitales vascas y ha mantenido su supremacía en sus municipios tradicionales como Portugalete, Irún o Lasarte-Oria. Por provincias los socialistas son terceros en las tres por detrás de EH Bildu.
-          El PP comienza a notar el desgaste de la crisis económica en Euskadi (aunque no en Galicia). Pierde tres escaños por lo que continúa el sentido descendente que inició en 2005. No ganó ni siquiera en Álava, provincia en la que obtuvo triunfos en las municipales, forales y generales de 2011.
-          De los partidos más pequeños sólo UPyD consiguió obtener escaño debido a la caída del PP en Álava. IU quedó fuera del Parlamento a pesar de tener más votos.
-          Los nacionalistas doblan a los constitucionalistas en Euskadi lo que añade incertidumbre a la situación tras el pulso dado desde la Generalitat de Catalunya al Gobierno de España que ha llevado a anticipar también allí las elecciones. El nuevo Lehendakari (seguramente el candidato jeltzale, Iñigo Urkullu) podría iniciar un proceso semejante y más ahora tras el fin de la violencia de ETA (rédito en parte de los socialistas como parte de los constitucionalistas).

En Galicia:
-          El PP arrasó a pesar de la extrema dureza de sus recortes, tanto en la Xunta como en el Gobierno de España. Su candidato, Núñez Feijóo, repetirá como presidente. Sin embargo, el PP perdió votos respecto a 2009 aunque ello no significó una pérdida de escaños sino al revés, un aumento. A pesar de esto, siguió teniendo más votos que los tres grupos de izquierda juntos. Es de destacar la potencia electoral del PP en todas las provincias gallegas pero especialmente la fortaleza en Pontevedra y el aumento que ha conseguido desde el año pasado en A Coruña.
-          Los socialistas se descalabraron. Han perdido 7 escaños y, si bien no han tocado suelo, no hay motivos para el optimismo. Ayer se quedaron a solo 90.000 votos de AGE y en ciudades como Santiago de Compostela o A Coruña ni siquiera consiguieron el segundo lugar siendo relegados al tercero. La mayoría absoluta del PP imposibilita su retorno a la Xunta.
-          Alternativa Galega de Esquerda fue la gran triunfadora de la noche junto al PP. Creada sólo un mes antes de las elecciones, está formada por ANOVA, partido nacionalista creado por el histórico dirigente del BNG Beiras; Esquerda Unida (federación de IU) y partidos ecologistas como EQUO. AGE se convirtió en tercera fuerza superando al BNG e incluso superó al PSOE en algunas ciudades de A Coruña.
-          El BNG sufrió, junto al PSdeG, un duro castigo electoral ya que perdió casi la mitad de su representación. Muchos de sus votantes fueron para AGE debido al efecto arrastre de su antiguo dirigente Beiras. Sólo en la ciudad de Pontevedra el BNG pudo sobreponerse a los malos resultados.
-          El PP ha considerado estos datos como una confirmación a sus recortes a pesar de que en realidad ha perdido votos respecto a 2009. Los socialistas deben abrir un profundo proceso de reflexión y garantizar un cambio lo más rápidamente posible debido a este pésimo resultado que, sumado al de Euskadi, ha supuesto la pérdida de 16 escaños de golpe.
-          El nacionalismo gallego ha subido levemente posiciones a pesar de la alta abstención (que ha beneficiado al PP). La suma de AGE (aún habiendo diputados de EU) y BNG es de 16 escaños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario