martes, 11 de enero de 2011

Nueva ley antitabaco


Desde el pasado 2 de enero está en vigor la nueva ley antitabaco. Esta ley es un esfuerzo colectivo como todos sabemos, sobre todo los fumadores. Pero un esfuerzo muy necesario.

Afirmo sin miedo a equivocarme que esta ley ha hecho un país más decente. No se podía consentir que la mayoría de la población, que es no fumadora, tuviera que aguantar que en cualquier restaurante, bar, discoteca, entrada a un centro hospitalario, etc. hubiera una densa capa de humo flotando en el aire y metiéndose en sus pulmones.

Fumar no sólo fuma el que aspira directamente el humo del cigarro sino también todos los que le rodeen, el tabaquismo pasivo. Muchas veces esos fumadores pasivos eran niños. Ahora alguien me podrá decir que con la antigua ley había espacios para fumadores y otros sin fumadores. Sí, es cierto, pero hay que señalar que la mayoría de los establecimientos que eran mixtos no tenían la división reglamentaria sino simplemente un espacio de un metro y el humo, señores, en su condición de gas se expande por todo un espacio cerrado.

Comprendo los perjuicios que puede provocar a los dueños de bares y discotecas principalmente pero piensen también que los clientes que no somos fumadores vamos a agradecer poder tomar algo en sus establecimientos sin salir de su local apestando a tabaco y habiéndonos fumado “involuntariamente” seis cigarros.

Sin embargo, creo que los establecimientos que sí hicieron obras para habilitarlo a zonas con fumadores o sin fumadores deberían recibir una indemnización por el coste de la obra. Hay que comprender que no se puede prohibir de golpe fumar en lugares públicos cerrados en un país que estaba muy acostumbrado a esa cultura. Estos años de ley parcial han permitido que mucha gente se haya concienciado de cómo se trata este tema en otros países y ver que no es tan terrible como se creía.

Para que los fumadores estén lo más cómodos posible fumando en el exterior, me parecen estupendas las medidas que toman muchos establecimientos de colocar estufas o terrazas parcialmente cerradas. El objetivo es que estemos todos cómodos, fumadores y no fumadores.

1 comentario: