miércoles, 10 de noviembre de 2010

¿Por qué se empeñan en no dejar que la gente sea feliz?


En una reciente entrevista al diario El País, el líder de la oposición y presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, expuso algunas de sus propuestas en caso de llegar al gobierno de España en 2012.

Dejando a parte sus propuestas económicas, voy a centrarme en sus contenidos sociales o, más bien, antisociales.

En primer lugar, el señor Rajoy declaró: “no me comprometo a mantener el matrimonio homosexual”
No me pilla desprevenido, el Partido Popular ha estado desde el principio en contra de estas uniones incluso poniendo un recurso de inconstitucionalidad en el TC (Tribunal Constitucional). Aludían a que no se puede usar llamar “matrimonio” a una unión de personas del mismo sexo al tener incluida esta palabra el término “matri”, es decir, madre.

Sinceramente, me parece una excusa muy pobre. El PP siempre ha estado en contra de todo lo que suene a cambio social, en sintonía con la Iglesia católica como es común en partidos que se declaran cristianos.

Estuvieron en contra de algo tan fundamental como la Ley de Divorcio de 1981, de la que algunos de ellos se beneficiaron posteriormente mostrando así su lado más hipócrita. Más tarde, en 1986, se posicionaron en contra de la Ley del Aborto pero cuando el PP gobernó España entre 1996 y 2004 no la derogó mostrando que, además de ser hipócritas, son incoherentes con su propia ideología.

Durante el mandato del presidente Zapatero, se han dado pasos agigantados en materia social y el PP ha mostrado con cada ley su cara más conservadora y antisocial, ¿Qué tiene de malo que dos personas se casen para tener unos derechos asegurados, independientemente de su sexo? ¿Qué hará el señor Rajoy con los matrimonios ya consumados si llega al poder? Y, sobre todo, ¿Por qué se empeñan en no dejar que la gente sea feliz?
Artículo para el PSM-PSOE

No hay comentarios:

Publicar un comentario