jueves, 21 de octubre de 2010

Amplia remodelación del gobierno


Ayer, el presidente del gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reformó su gobierno profundamente. Decidió la salida de la Vicepresidenta primera y Ministra de la Presidencia, del ministro de trabajo (el único relevo que se conocía), del ministro de Asuntos Exteriores y de la ministra de medio ambiente y medio rural y marino. Además, suprimió dos ministerios menores por motivos de austeridad, Vivienda e Igualdad, los cuales habían sido ambas apuestas personales del presidente.

De esta forma, el gobierno queda compuesto por quince ministros, 8 hombres y 7 mujeres:

Vicepresidente del Gobierno y Ministro del Interior: Alfredo Pérez Rubalcaba. De esta manera, Rubalcaba se convierte en una pieza clave del ejecutivo. Algunos medios han indicado que podría comenzar así una posible sucesión del presidente Zapatero. Rubalcaba además es el ministro mejor valorado por los ciudadanos.

Vicepresidenta 2ª y Ministra de Economía y Hacienda: Elena Salgado. Se mantiene en su cargo, lo que demuestra el convencimiento del presidente en poder mejorar la situación económica.

Vicepresidente 3º y Ministro de política territorial: Manuel Chaves. Se mantiene aunque aún no han quedado claras las competencias exactas de esta vicepresidencia.

Ministra de Asuntos Exteriores y Cooperación: Trinidad Jiménez. Tras seis años en el cargo de Miguel Ángel Moratinos, la hasta ahora titular de Sanidad ha conseguido la cartera que siempre había preferido tras ser derrotada por Tomás Gómez en las primarias del PSM. Jiménez destaca por tener experiencia en este ámbito al haber sido Secretaria de Estado para Iberoamérica.

Ministra de Defensa: Carme Chacón. Se mantiene y sigue siendo una de las ministras más valoradas del Ejecutivo.

Ministro de Fomento: José Blanco. Se mantiene y gana poder interno en el partido. Además, las competencias del Ministerio de Vivienda pasan a su ministerio como antes de 2004. La hasta ahora titular de Vivienda, Beatriz Corredor, seguirá como secretaria de Estado de la misma materia.

Ministro de Justicia: Francisco Caamaño. Se mantiene a pesar de su escasísima presencia en los medios.

Ministro de Trabajo e Inmigración: Valeriano Gómez. En teoría el único cambio que iba a haber en el gobierno. Celestino Corbacho, su anterior titular, anunció su marcha a la política catalana como número tres de las listas del PSC. El nuevo responsable de la cartera más dura y complicada por la crisis es Valeriano Gómez, histórico sindicalista de la UGT. Mostró su rechazo a la reforma laboral del gobierno e incluso participó en la huelga general del pasado 29 de Septiembre. Su presencia abre la posibilidad de comenzar una nueva relación con los sindicatos.

Ministro de la Presidencia: Ramón Jáuregui. Tras varios años fusionado con la vicepresidencia primera y la portavocía del gobierno, el ministerio de la presidencia vuelve a ser autónomo. Jáuregui, veterano político ex vicelehendakari, se ocupará de las relaciones del ejecutivo con las Cortes, del secretariado del Consejo de ministros o de la función pública entre otras responsabilidades. Además, de Presidencia depende Patrimonio Nacional, organismo que se ocupa del mantenimiento de los bienes de titularidad del Estado español a disposición de la Familia Real para su uso como el Palacio Real de Madrid.

Ministro de Educación: Ángel Gabilondo. Continúa en el cargo sin ningún cambio. Está destacando por llegar a acuerdos con todas las fuerzas políticas. Es necesario un pacto de Estado en educación.

Ministro de Industria, turismo y comercio: Miguel Sebastián. Se mantiene a pesar de su nula presencia en los medios.

Ministra de Medio Ambiente y Medio rural y marino: Rosa Aguilar. Tras seis años de ocupar el cargo Elena Espinosa caracterizándose por una buena pero discreta gestión, ha sido sustituida por Rosa Aguilar, ex alcaldesa por IU de Córdoba y consejera de obras públicas del ejecutivo andaluz durante algo más de un año. Ahora deberá resucitar las materias de Medio Ambiente, enterradas debido a la fusión con Agricultura en 2008.

Ministra de Cultura: Ángeles González-Sinde. Continúa en el cargo a pesar de las demandas de la oposición para que este ministerio fuera fusionado con Educación.

Ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad: Leire Pajín. Una de cal y otra de arena. Así, Pajín ha sido nombrada ministra de sanidad incorporando además las competencias del suprimido Ministerio de Igualdad, en sustitución de Trinidad Jiménez. Pero por otro lado ha dejado de ser secretaria de organización del PSOE, cargo que ocupará ahora Marcelino Iglesias, presidente de Aragón. Deberá poner en vigor leyes tan trascendentales como la reformada ley del aborto y la nueva ley antitabaco.

Ministra de Ciencia e Innovación: Cristina Garmendia. Se mantiene en el cargo a pesar de que algunas voces cuestionaron la utilidad del Ministerio de Ciencia. El nuevo modelo económico tras la crisis debe sustentarse de manera importante en Investigación+Desarrollo+innovación (I+D+i) por lo que este ministerio es indispensable.

No hay comentarios:

Publicar un comentario