miércoles, 15 de abril de 2009

Materia de justicia


En Justicia propongo una reforma radical. El objetivo es principalmente la independencia de facto del poder judicial. En la actualidad la justicia está controlada por los partidos, que se reparten sus representantes en el Consejo General del Poder Judicial, y el gobierno. Evidencias de hecho son por ejemplo que el Gobierno elige al Fiscal General del Estado o que el ministro o ministra de justicia tiene el título de Notario Mayor del Reino.
Para conseguir esa independencia hay que recortar competencias al Ministerio de Justicia como ese título de Notario Mayor o la facultad de elegir al Fiscal General. Los jueces votarían por sufragio universal, libre y directo a sus representantes en el CGPJ. Como se ve, el objetivo es que la justicia sea un organismo auténticamente independiente. Así mismo los jueces no podrían militar en ningún partido político y, a ser posible, tampoco podrían exponer públicamente simpatías políticas.
Todo esto acompañado de un endurecimiento de las penas como un mínimo de cincuenta años de cárcel para delitos de sangre o incluso la cadena perpetúa. También propongo modificar leyes como la del menor de forma que se pueda ingresar en prisión a partir de los catorce años en caso de delito grave y con cumplimiento íntegro de la pena.

No hay comentarios:

Publicar un comentario