sábado, 8 de julio de 2017

Los mares patrimoniales de los países



El nombre oficial de los mismos es Zona Económica Exclusiva (EEZ en sus siglas en inglés). Se trata simplemente de la franja marina que va desde la costa de un país hasta una distancia hacia el interior del mar de 200 millas, es decir, unos 370 kilómetros. Eso significa que en esas fracciones de mar cada Estado tiene libertad plena para navegar, volar, tender tuberías o cables submarinos y, obviamente, pescar, ya que son sus aguas por derecho internacional. Esas aguas son patrimonio de ese Estado, en realidad. Aunque hay que diferenciarlas de las aguas territoriales, que son parte del mismo e inviolables. 

En el siguiente mapa se pueden ver los mares patrimoniales de todos los Estados del mundo. Las de la Antártida están sujetas al Tratado Antártico, por lo que, como el continente, no pertenecen a ningún país. Las aguas patrimoniales no se circunscriben solo a las costas del país estrictamente hablando sino que incluyen sus dependencias, colonias o islas deshabitadas. Todo territorio que sea parte de un Estado y sea costero tendrá aguas patrimoniales, con los beneficios que ello supone. Las demás aguas oceánicas del mundo son internacionales, por lo que no dependen de ningún país.
Y es que desde la Antigüedad tener salida al mar ha sido una ventaja para las naciones. Ser un país sin salida a los océanos supone perder oportunidades comerciales, económicas y militares y ver mermada claramente su influencia exterior. Cuantos más kilómetros de costa, mejor. 

Ahora vamos a pasar a ver qué países tienen más mar patrimonial. Porque puede ser sorprendente cómo países enormes como China tienen menos aguas que países muy pequeños como Portugal. O cómo el mismo Portugal tiene un mar patrimonial bastante mayor que el de España. ¿Es posible? Sí, vamos a verlo. 

África

En dicho continente sobresalen cuatro países y todos ellos menos uno son insulares. Parece lógico que un país que está formado por cientos e incluso miles de islas tenga un mar patrimonial muy grande: está rodeado por agua. Sin embargo, el país de África con más mar patrimonial es Sudáfrica, que supera el millón y medio de km². Esto se debe a la situación estratégica del país entre los océanos Atlántico e Índico en el extremo sur del continente. A Sudáfrica la siguen en el continente tres países insulares: las Seychelles, Mauricio y Madagascar, todos ellos superando el millón de km². Por el contrario, hay varios países africanos sin salida al mar y, por tanto, sin mares patrimoniales. Y la República Democrática del Congo tiene una salida muy pequeña, con apenas 1.600 km². 
 EEZ de Sudáfrica.

Asia

En el mayor continente del mundo destacan también cuatro países por sus mares patrimoniales. El primero de todos, con diferencia, es Indonesia, que se trata también del mayor país insular del planeta. Su EEZ supera los seis millones de km² gracias a sus miles de islas (algunas de ellas, como Borneo, de las más grandes de la Tierra) situadas a caballo entre Asia y Oceanía y entre el Índico y el Pacífico. La siguen a distancia otras tres naciones: Japón, con casi cuatro millones y medio de km², beneficiado también por su condición insular y por las islas que posee además al sur de su archipiélago principal; India, con 2,3 millones de km²; y Filipinas, que tiene más de un millón y medio. 

Mar patrimonial de Japón (Exclusive Economic Zone). En amarillo aparecen sus aguas territoriales e interiores.


Como se va viendo, los países insulares tienden a ser los que tienen mayores mares territoriales. Grandes potencias terrestres se quedan con EEZ mucho más pequeñas, con lo que ello supone. Un ejemplo claro de esto es China, que es el sexto país asiático con mayor mar patrimonial con menos de 900.000 km² (es decir, bastante menos que España). Esto se debe a que China tiene una amplia fachada a los mares de China Oriental y China Meridional pero se encuentra con mucha competencia en los mismos, por lo que hubo que hacer un reparto no exento de tensiones con Japón, Corea del Sur, Taiwán y Vietnam. Una zona al sur está en disputa con otros países, elevando la tensión local de manera considerable. 
 En naranja, la EEZ de China. En disputa están áreas en azul claro.

Los demás países asiáticos tienen EEZ mucho menores y algunos ni siquiera salida al mar, como los de Asia central. Otros, como Palestina o Jordania, tienen un mar patrimonial muy pequeño: 256 y 166 km² respectivamente. 

América

En el Nuevo Continente destaca por encima de todos Estados Unidos. Hay que pensar que la gran potencia americana tiene costas  enormes: al Atlántico, al Pacífico, la de Alaska tanto al Ártico como al Pacífico y la de numerosas islas, desde las Hawaii en el medio del Pacífico a islas dependientes de EEUU como Puerto Rico en el Caribe o Guam y las Marianas Septentrionales en el Pacífico occidental. Todo ello suma una EEZ enorme de 12,2 millones de km², la mayor del mundo junto a Francia. A EEUU le sigue a gran distancia Canadá, que tiene amplias costas al Atlántico, el Pacífico y, sobre todo, el Ártico, por lo que la mayor parte de su mar patrimonial suele estar congelado. Pese a todo, suma unos nada desdeñables 5,6 millones de km². A los dos grandes norteamericanos les siguen con más de tres millones de km² Chile, Brasil y México. Chile tiene mayor mar patrimonial que Brasil (que es mucho más grande en superficie) debido a que su fachada marítima es larguísima y además posee varias islas en el Pacífico, como Pascua. Superan el millón de km² de EEZ también Argentina y Ecuador, este último gracias a poseer las Islas Galápagos. 
 El enorme mar patrimonial de EEUU gracias no solo a sus 50 Estados (sobre todo por Alaska y Hawaii) sino también a sus dependencias en el Pacífico y el Caribe.

Europa

Entre los países europeos destaca por encima de los demás Francia. No es un país insular y ni siquiera peninsular pero es que no solo debemos contar las costas de la Francia metropolitana (al Atlántico y al Mediterráneo) sino también las de sus numerosos territorios dependientes dispersos por todo el mundo, la mayoría de ellos insulares. Todos ellos, en especial la Polinesia Francesa en el Pacífico, hacen que Francia alcance la impresionante cifra de 11 millones de km² de mar patrimonial, prácticamente lo mismo que EEUU. Por detrás de Francia destaca Rusia, que tiene una enorme costa hacia el Ártico (con el mismo problema que Canadá al estar helada prácticamente todo el año…aunque el cambio climático puede cambiarlo y, de hecho, lo está haciendo ya) y otras más limitadas al mar Báltico, el mar Negro y el océano Pacífico, esta última la más interesante para Rusia. Todas ellas permiten a Moscú alcanzar siete millones y medio de km² de mar patrimonial. Tras Rusia destaca Reino Unido, que está beneficiado por su condición insular y por tener numerosas dependencias por el mundo, al igual que Francia. Sin embargo, en el caso de Reino Unido la contribución de esas islas no es tan relevante al ser de menor tamaño. Así, la EEZ patrimonio de Londres alcanza los 6,8 millones de km². 

Por detrás de Francia, Rusia y Reino Unido destacan varios países europeos. Dinamarca supera los dos millones y medio de km² de mar patrimonial gracias sobre todo a que Groenlandia depende de ella. Sin embargo, al igual que hemos visto con Canadá y Rusia, ello no le da tantos beneficios como a otras naciones. El siguiente país es Noruega, con un gran mar patrimonial de 2,3 millones de km² sobre todo en el mar de Noruega y el Ártico, aunque curiosamente posee una pequeña isla en el extremo sur del Atlántico que le hace tener allí una destacada EEZ. 
 Las siete mayores EEZ de países europeos: Francia (azul), Rusia (naranja), Reino Unido (rojo), Dinamarca (violeta), Noruega (marrón), Portugal (verde) y España (amarillo).

A continuación está Portugal que, teniendo mucho menos territorio que España, sí tiene más mar patrimonial. Y este viene dado sobre todo por sus archipiélagos, ya que su fachada marítima metropolitana no destaca tanto. Las Azores, un archipiélago en el medio del Atlántico con varias islas pequeñas y dispersas, contribuyen al total de 1,7 millones de km² con casi un millón. España sigue a cierta distancia a Portugal, siendo el séptimo país europeo en tamaño de mar patrimonial con un 1.039.233 km² gracias a sus amplias fachadas costeras al Mediterráneo (en donde tuvo que disputar espacio con Francia, Italia, Argelia y Marruecos), al Cantábrico (disputar con Francia) y, sobre todo, al Atlántico, en especial en el norte, ya que en el Atlántico andaluz tuvo que acordarlo con Marruecos. A esto hay que sumar unos km² que aportan Ceuta y Melilla y que España no reconoce que Gibraltar tenga EEZ sino que este solo posee soberanía sobre las aguas de su puerto, como establece el Tratado de Utrecht, por el que se cedió el Peñón a Gran Bretaña. Pero las que hacen que España tenga un mar patrimonial cuya extensión justo dobla a la terrestre son las Canarias, como se observa en el mapa, puesto que aportan una parte importante del millón de km². 
Mar patrimonial de España, que supera el millón de km². Destaca en especial por las Canarias.

El resto de países europeos tienen EEZ mucho menores en tamaño. Italia está rodeada de mar pero muy competido con otros países, por lo que su mar patrimonial es de solo medio millón de km². Y una gran potencia como Alemania tiene tan solo 57.000 km² de mar patrimonial debido a sus limitadas costas a los mares del Norte y Báltico. Los países europeos con un mar patrimonial más pequeño son Mónaco, Eslovenia y Bosnia y Herzegovina, este último con solo 50 km² de extensión. 

Oceanía

Como es obvio, el hecho de que todos los países de este continente sean insulares y estén completamente rodeados de agua les hace tener unas EEZ en general enormes. Destaca por encima de los demás Australia que, con ocho millones y medio de km² de mar patrimonial, posee  el tercero del mundo tras EEUU y Francia. A su enorme masa continental rodeada por entero por las aguas de los océanos Índico y Pacífico, así como mares como el del Coral, se le suman varias islas dependientes. Los reclamos antárticos no se incluyen. 
 EEZ de Australia. Incluye sus reclamaciones en la Antártida, no reconocidas en virtud del Tratado Antártico, firmado también por Australia.

A cierta distancia de Australia están otros países oceánicos, empezando por Nueva Zelanda, que tiene un enorme mar patrimonial de cuatro millones de km² gracias no solo a sus dos islas principales sino también a varias dependencias dispersas por el Pacífico, como las Islas Cook. Por detrás están otros países insulares que son muy pequeños en extensión pero que, dada la gran cantidad de islas con las que están formados tienen enormes mares patrimoniales: Kiribati, con 3,4 millones de km²; Micronesia, con casi 3 millones; Papúa Nueva Guinea, 2,4 millones; las Islas Marshall; las Islas Salomón y las Fiyi, todas ellas con más de un millón de km². En el otro extremo está Samoa, que tiene una EEZ de 128.000 km².

No hay comentarios:

Publicar un comentario