domingo, 8 de enero de 2017

Ránking de las películas de Star Wars



La saga Star Wars se extiende a lo largo de más de tres décadas, demostrando la gran influencia que ha tenido en el público de todo el mundo. Creada por el cineasta George Lucas, su primera entrega data de 1977 y la última ha sido lanzada a los cines hace solo un mes, con un spin-off (historia independiente) llamado Rogue One. Star Wars (en español la Guerra de las Galaxias) mezcla aventura, fantasía y el género de ópera espacial, es decir, un drama en un contexto en el espacio. Por tanto, no es ciencia ficción, no pretende ser científica, como remarcó Lucas en su día. Desde 2012 la productora, LucasFilm, pertenece a Disney. 

Como ya hice con las películas de Harry Potter, he realizado un ranking ordenando las ocho películas de Star Wars de peor a mejor incluyendo a Rogue One. Como ya dije en el caso de Harry Potter, esto no significa que las que están en peor posición sean malas sino que, a mi modo de ver, son inferiores a las otras. Esta es una clasificación personal que no necesariamente tiene por qué coincidir con la del lector. Y, por supuesto, este post tiene numerosos SPOILERS

8.      EL ATAQUE DE LOS CLONES (2002)

Para mi es la entrega más floja por diferentes motivos. La historia de amor entre Anakin y Padme es floja y claramente inferior al Episodio III ya que los actores no sintonizaron en muchas de las escenas supuestamente más románticas (y menos mal que la magnífica banda sonora compuesta por John Williams salva esos momentos más románticos). Por el contrario, la trama detectivesca de Obi-Wan nos hace conocer mejor su personaje, ya que en el Episodio I había estado eclipsado por su maestro, Qui-Gon. Las escenas en Geonosis contribuyen a mejorar la película y es la única vez en toda la saga que vemos a tantos jedi juntos luchando, lo cual es magnífico. Por otro lado, nos aclara el origen de los clones y de su guerra y, con ello, el origen del Imperio. Por tanto, una película con luces y sombras. 

Mejor momento: La lucha en el anfiteatro de Geonosis en donde se supone que Obi-Wan, Padme y Anakin deben ser ejecutados por el Conde Dooku. Bestias galácticas, jedi y clones juntos la convierten en una de las mejores batallas de la saga.  

Mejor personaje: Sin ninguna duda es Yoda (Frank Oz). En la saga original le habíamos visto como un sabio tranquilo y venerable y en esta película se convierte además en un fiero guerrero y perfecto espadachín, demostrando que en sus buenos tiempos Yoda había sido además de sabio, fiero. 

Mejor antagonista: El Conde Dooku es un antiguo jedi, un caballero interpretado por el gran Christopher Lee, que le imprime una personalidad que emerge de entre los demás personajes fantásticamente. La batalla contra Anakin y Obi-Wan, cómo les vence humillándoles y cómo ejerce como líder de los separatistas debido a su carisma y poder mental le convierten en uno de los mejores villanos de la saga. Además, logra resistir a los envites de Yoda, que no es poco. 

Planetas: Se inicia en Coruscant, capital de la República. También se da la acción en Naboo, Tatooine, Kamino y Geonosis. La película acaba en Naboo.

7.      LA AMENAZA FANTASMA (1999)

Tras casi veinte años volvió Star Wars con una segunda trilogía también dirigida por George Lucas. Esta vez estaría ayudado por unos efectos especiales que habían progresado notablemente desde principios de los 80. El problema, tanto en esta entrega como en las dos siguientes, es que a veces abusa de esos efectos y puede llegar a dar la impresión de estar más en un videojuego que en una película. La Amenaza Fantasma, nombre debido a la vuelta de los sith, en las sombras, por primera vez en milenios en contra de sus enemigos ancestrales, los jedi, ha sido muy criticada, en especial por los fieles a las películas clásicas. Los puntos más odiados del filme son, cómo no, el personaje de Jar Jar Binks, del que se abusa para mal haciéndolo completamente insoportable, y la explicación física a la Fuerza con el concepto de midiclorianos. Mucha gente pensó que ello quitaba el aire de misticismo a las entregas clásicas. Por otro lado, conocimos nuevos mundos como Naboo o la misma capital de la Galaxia, Coruscant, y el universo parece más amplio en este Episodio I que en los anteriores. 

Mejor momento: La llegada a Coruscant, capital de la República, muestra hasta qué punto los efectos digitales mejoraron respecto a la saga original. La concepción de un mundo entero ocupado por una ciudad es también fascinante y se plasmó muy bien en la película. 

Mejor personaje: Padme Amidala, la reina de Naboo, interpretada por Natalie Portman. Mantiene hasta el final la incógnita sobre quién es realmente el personaje y su carácter auténtico. Por no hablar de su complejo vestuario y peinados, algunos de los cuales dignos de la Dama de Elche. 

Mejor enemigo: Darth Maul (Ray Park) dice cuatro frases en toda la película pero tampoco necesita mucho más: su presencia y aspecto siniestro son suficientes. Y su sable láser doble le hace ser casi invencible. 

Planetas: Comienza y finaliza en Naboo, planeta natal de Padme y de Palpatine. También aparecen Coruscant y Tatooine.

6.      EL DESPERTAR DE LA FUERZA (2015)

32 años después de El Retorno del Jedi llegó la continuación. Han pasado décadas y el Imperio, aunque fue derrotado en el Episodio VI, ha vuelto en forma de Primera Orden y se enfrenta a la Nueva República y a la Resistencia, encabezada por Leia. Sin embargo, los protagonistas de la película son otros: una joven chatarrera, Rey; un desertor de la Primera Orden, Finn; y [SPOILER] el hijo de Han y Leia, Ben, más conocido como Kylo Ren. Y, cómo no, los personajes clásicos: Han, Leia y Chewbacca. Es una película nostálgica y que recuerda mucho al Episodio IV, por lo que no es muy original en su trama y acciones, lo cual tampoco nos importa ya que es trepidante y muy entretenida. Y sobre todo gusta porque es la trilogía original con los medios del siglo XXI. 

Mejor momento: El retorno a la pantalla de Han Solo (Harrison Ford) y Chewbacca (Peter Mayhew) cuando recuperan su querida nave, el Halcón Milenario. Volver a verles juntos es una delicia para todo fan de Star Wars. 

Mejor personaje: Por supuesto es Rey (Daisy Ridley), estrella de la nueva trilogía. Una joven con una determinación tal que logra derrotar al principal antagonista de la película en su primer duelo. Dará mucho que hablar en siguientes episodios, sin duda.

Mejor antagonista: Esta película tiene como uno de sus problemas la ausencia de un auténtico villano de verdad. Al verdadero malvado, Snoke (Andy Serkis), solo se le entrevé y el que se supone que debe asumir ese papel, Kylo Ren (Adam Driver), está sumido en plena crisis de conciencia sobre si seguir adelante con los malos o volver al lado luminoso. Sin embargo, Ren finalmente se decanta por el Lado Oscuro [SPOILER], matando a su propio padre, Han. 

Planetas: Se inicia en Jakku, planeta de Rey. Posteriormente se desarrolla en el espacio para luego visitar Takodana, D´Qar y la base de la Primera Orden Starkiller, donde se dan los hechos más relevantes. Finalmente acaba brevemente en Ahch-To. Por tanto, el Episodio VII innova claramente en cuanto a localizaciones.

5.      ROGUE ONE (2016)

Se trata de un spin-off (es decir, historia independiente de la trama general) que se sitúa justo antes del Episodio IV y narra cómo se hicieron los rebeldes con los planos de la Estrella de la Muerte que porta Leia en Una Nueva Esperanza. Tiene tintes de la trilogía clásica pero con los efectos del 2016, por lo que es una delicia para cualquier fan de Star Wars y, de hecho, ha sido muy bien recibida por los puristas, críticos con las entregas nuevas. Es una historia original con guiños al Episodio IV pero a la vez independiente, no tendrá secuelas dado su carácter. Es una película de emociones: suscita risa, nervios y tristeza a lo largo de sus dos horas y 13 minutos. En definitiva, una “historia de Star Wars”, como señala su subtítulo, pero que supera a algunos de los episodios. 

Mejor momento: El final es apoteósico: acción, drama y, cómo no, esperanza se unen para conseguir que Rogue One sea un magnífico precedente del Episodio IV. Espectacular, vamos.      

Mejor personaje: Jyn Erso (interpretada por Felicity Jones), la joven sargento que se une a los Rebeldes a pesar de la desconfianza de estos por motivo de su padre, es una magnífica guerrera, valiente y que se atreve a ser una rebelde dentro de los rebeldes enfrentándose al poderío del imperio. Y es que los personajes femeninos en Star Wars dan mucho que hablar…sino solo hay que ver a sus predecesoras Leia y Rey. 

Mejor antagonista: No hay uno definido, ya que se supone que el principal es el director imperial Orson Krennic (interpretado por Ben Mendelsohn), que muchas veces da más pena que otra cosa. Por tanto, el auténtico villano podría ser el gobernador Tarkin (Guy Henry lo interpreta pero con tecnología adquiere los rasgos del actor original de la película de 1977, Peter Cushing) por no hablar de Darth Vader, claro.   

Planetas: Se inicia en Lah’mu pero no tiene mucha relevancia en la trama (salvo que es el planeta de origen de Jyn). Destacan Jedha, Yavin IV, Eadu y el tropical Scarif, donde termina el filme.

4.      EL RETORNO DEL JEDI (1983)
 Cartel oficial de la película con el polémico traje de Leia. Muy diferente a los de Rey o Jyn en las últimas películas.

Es el cierre a la trilogía original y para la mayoría de la gente es la película más floja de la misma. En ella Darth Vader vuelve al lado bueno gracias a su hijo, Luke, y se revela que Leia es también hija suya, la melliza de Luke. La película tiene varias cosas que hoy nos dan algo de vergüenza ajena: el traje de esclava de Leia (aunque luego matara al que se atrevió a ponérselo) que Fisher finalmente consiguió quitar del merchandising, o la batalla final en Endor en un bosque lleno de ositos de peluche…hacen que pierda peso en el conjunto de la saga pero, a pesar de ello, tiene momentos muy buenos como el que vamos a destacar. 

Mejor momento: El fin del duelo final con el emperador torturando cruelmente a Luke hasta que Vader vuelve al lado luminoso de la Fuerza y vuelve a ser Anakin salvando a su hijo y matando al emperador, devolviendo el equilibrio a la Fuerza y cumpliendo la profecía en la que creyó en su día Qui-Gon. Sublime. 

Mejor personaje: Sin dudas en este episodio es el emperador Palpatine (Ian McDiarmid) que demuestra ser el mayor malvado. El desdén con el que trata a Luke y a la Rebelión está lleno de veneno y, así, volvió a interpretar al personaje en la trilogía precuela décadas después. 

Mejor antagonista: Cómo no, el emperador. 

Planetas: Comienza en la Estrella de la Muerte, en construcción en la órbita de la luna de Endor. Aparecen también Tatooine y Dagobah. El grueso de la acción es en Endor, donde finaliza.

3.      LA VENGANZA DE LOS SITH (2005)

La mejor de las películas de la trilogía nueva con diferencia. Su inicio es magnífico con una gran batalla espacial en la órbita de Coruscant. La banda sonora es tan buena como siempre en Star Wars, los personajes ya están maduros y plenamente desarrollados (el Anakin y la Padme de este episodio son muy superiores a los del II) y tiene un trasfondo político muy interesante. La caída de Anakin en el lado oscuro nos pone los pelos de punta y Palpatine se revela como el gran malvado en una noche de ópera y mata a todos los jedi que van a detenerle (aunque no logra doblegar a Yoda). Además, la película enlaza perfectamente con las clásicas hacia el final: Anakin queda convertido en el tenebroso Darth Vader que conocíamos tras una épica batalla contra Obi-Wan (entendiéndose así el odio que le tiene en el Episodio IV) y nacen Luke y Leia, quedando separados para protegerles de su terrible padre. En definitiva, un buen final de trilogía. 

Mejor momento: El encuentro entre Anakin y Palpatine en el teatro. En él el maestro sith se revela al espectador y sondea a Anakin sobre la Orden Jedi, viendo su descontento con ellos, y sobre el Lado Oscuro de la Fuerza, contándole la historia de Darth Plagueis. De fondo, una oscura melodía que, significativamente, es recuperada en el Episodio VII. 

Mejor personaje: Obi-Wan Kenobi, interpretado desde el Episodio I por Ewan McGregor. Tras dos episodios sin poder brillar con luz propia, al fin Obi-Wan redime a su personaje de la saga original y pone el mayor dramatismo de las precuelas con su “¡Tú eras mi hermano, Anakin!”. 

Mejor antagonista: Desde luego no lo es el general Griveous, que da más bien lástima con esa tos de cabra. Para mi es Palpatine (Ian McDiarmid, “o, ¿debería decir Darth Sidious?”), quien manipula a su voluntad a Anakin y extermina a todos los jedi con su terrible Orden 66. Además, da un auténtico golpe de Estado delante de todo el senado galáctico autoproclamándose emperador y, ¡encima le aplauden! 

Planetas: Es la entrega en la que más mundos aparecen. Comienza en Coruscant para seguir en Utapau, Kashyyyk, Mustafar, la base de asteroides de Polis Massa y, brevemente, Alderaan, Tatooine y Naboo.

2.      UNA NUEVA ESPERANZA (1977)
 La película más antigua también tiene el cartel más antiguo. La diferencia entre la representación de Luke y la de Leia hoy nos causa sonrojo.

Llamada simplemente La Guerra de las Galaxias en su estreno, supuso una revolución en la Historia del Cine. Con unos medios digitales considerablemente menores a los actuales, George Lucas logró realizar una película impresionante para su época. Si bien no es la película más compacta de la serie (la cual es El Imperio contraataca), sin ella no habrían existido todas las demás. La película no tuvo unos inicios fáciles y solo la perseverancia de Lucas hizo que finalmente viese la luz en 1977. Un clásico donde los haya para ver hasta en una galaxia muy, muy lejana. 

Mejor momento: La apertura del filme demostró que se iniciaba todo un fenómeno de masas: dos naves espaciales, una huyendo de la otra con un planeta al fondo que más tarde vimos que tendría una importancia capital en la saga. 

Mejor personaje: La Princesa Leia, interpretada por la recientemente fallecida Carrie Fisher, tiene en el Episodio IV su mejor papel: primero planta cara a Vader una vez cae prisionera pero antes pone a salvo los planos de la Estrella de la Muerte. Posteriormente es sometida a torturas que resiste heroicamente y ve cómo el Imperio destruye su planeta, Alderaan. Cuando Han y Luke van a rescatarla, ella toma las riendas de la situación y casi se puede decir que es ella la que al final les rescata a ellos. Además de todo ello, saca tiempo para consolar a Luke por la muerte de Obi-Wan, aunque nadie para a pensar que ella ha perdido todo un planeta…

Mejor antagonista: Aunque Darth Vader ya apunta maneras, en este filme es el Gran Moff Tarkin (Peter Cushing) el que destaca como principal villano. Él ordena torturar a Leia y manda destruir un planeta pacífico como era Alderaan. Sin embargo, su cabezonería y orgullo le llevarán a la muerte: aunque es prevenido del peligro de permanecer en la Estrella de la Muerte durante el ataque rebelde, se niega a abandonar la base: era su “momento del triunfo”.  

Planetas: Se inicia en la órbita de Tatooine para seguir en el planeta mismo. También aparece de manera relevante la antigua órbita de Alderaan (destruido previamente) y una luna del planeta Yavin llamada Yavin IV, base de los rebeldes.

1.      EL IMPERIO CONTRAATACA (1980)

La secuela superó a la primera película ya que tiene de todo: un sinvergüenza, el mejor malvado de la Galaxia, batallas terrestres y espaciales, una ciudad en las nubes, una navegación excitante entre asteroides, la primera aparición de Yoda… la película en realidad no tiene principio (tiene un comienzo muy rápido con numerosos acontecimientos sucesivos) y tampoco tiene final, fiel a su condición de película intermedia de la trilogía original, pero tampoco los necesita ya que su potencia es innegable gracias a los grandes actores que la protagonizan, a los efectos especiales y a una historia madura y bien narrada. Sin dudas es la mejor película de la saga y solo el Episodio IV puede hacerle sombra al ser el iniciador de toda la historia. 

Mejor momento: “Yo soy tu padre”, sin ningún género de dudas. Se da la gran revelación  y todos nos quedamos mudos. 

Mejor personaje: Han Solo, interpretado magistralmente por Harrison Ford, es el gran personaje de esta película. Es un sinvergüenza, pero nos encanta precisamente por eso. Una parte importante de la trama está relacionada con él y su interacción con Leia es magistral. Es tan relevante que el siguiente episodio nada más comenzar tiene que ver con él. 

Mejor antagonista: Darth Vader, interpretado por David Prowse (aunque su voz es dada por James Earl Jones en inglés. En España el doblaje estuvo a cargo de Constantino Romero), tiene en El Imperio contraataca el monopolio de la maldad. Nadie le hace sombra ya que el emperador aún no se muestra decididamente, por lo que el título El Imperio contraataca podría haber sido perfectamente “Vader contraataca” y vaya si lo hace: persigue a los rebeldes hasta el planeta Hoth en donde les pega una paliza espectacular, luego sigue sin descanso a Han y Leia y no para hasta encontrarles y, luego, derrota sin paliativos a Luke y protagoniza el mejor momento del filme. Castiga sin piedad tanto a enemigos como a amigos y tiene las mejores frases de la saga (“¿Acaso cree usted que se le ha engañado?”). Es el jefe de la Galaxia, y punto. 

Planetas: La acción comienza en Hoth. Posteriormente se desplaza a Dagobah y a un cinturón de asteroides para llegar a Bespin, planeta gaseoso en donde está la Ciudad Nube. La película no acaba en un planeta sino en el espacio con la flota rebelde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario