domingo, 4 de septiembre de 2016

Las ciudades globales



Una ciudad global es aquella que tiene una influencia que supera los límites de su propio país y es conocida mundialmente, ya sea como centro turístico, financiero, cultural o político. Así, cada vez hay más ciudades globales, mientras que otras pueden perder parte de esa influencia debido a que caen en decadencia. 

Actualmente hay varios estudios que catalogan las ciudades globales. Según el listado GaWC de 2010, estas serían las ciudades globales en el mapamundi:


Se puede observar que la mayoría de las ciudades que consiguen expandir su influencia internacionalmente se encuentran en el llamado Primer Mundo, en los países desarrollados: Norteamérica y Europa, y en Extremo Oriente. Por el contrario, son pocas las grandes urbes globales en Sudamérica y, sobre todo, África, en donde no superan la decena.

Los estudios hacen una clasificación por orden de importancia. El Listado GaWC (Globalization and World Cities) las divide en ciudades Alfa, las más importantes en el mundo, ciudades Beta, que son importantes especialmente en su continente, y las ciudades Gamma, muy importantes en sus respectivos países y que pueden dar el salto internacional. Por detrás el estudio sitúa a las ciudades con suficiencia, alta o baja, que pueden escalar en el futuro categorías si siguen el camino de internacionalizarse. 

Veamos ahora las subdivisiones de cada grupo de ciudades de GaWC con ejemplos. En primer lugar, tenemos las ciudades Alfa, que cualquier persona en el mundo conoce en su mayoría. Son ciudades muy influyentes, pero unas tienen mayor peso que otras: son sede de organizaciones internacionales, de grandes eventos culturales, deportivos y sociales, de ferias o centros financieros. O todo ello, aunque esto último lo reúnen muy pocas ciudades en el planeta. 

El estudio solo considera dos ciudades con la máxima categoría, Alfa ++: Nueva York, en Estados Unidos, y Londres, en Gran Bretaña. Ambas ciudades serían así las más importantes e influyentes del mundo y, efectivamente, parecen serlo en muchos de los aspectos antes señalados. 

 Nueva York.

Las siguen las ciudades Alfa +, que son unas cuantas más: París (Francia), Hong Kong (China), Singapur, Tokio (Japón), Shanghái (China), Chicago (EEUU), Dubái (Emiratos Árabes Unidos) y Sídney (Australia). Esta clasificación ya puede ser más discutible en algunas de sus miembros. Que París, Tokio o Hong Kong son ciudades globales de gran renombre es incuestionable, pero Dubái aún no tiene tanto peso y Sídney también podría estar en la siguiente categoría y no en la Alfa +. 

 Tokio.

En la siguiente categoría, Alfa, ya tenemos más ciudades por todo el mundo, menos importantes que las anteriores pero aún con influencia global: Milán (Italia), Pekín (China), Toronto (Canadá), Sao Paulo (Brasil), Madrid (España), Bombay (India), Los Ángeles (EEUU), Moscú (Rusia), Frankfurt (Alemania), Ciudad de México, Ámsterdam (Países Bajos), Buenos Aires (Argentina), Kuala Lumpur (Malasia), Seúl (Corea del Sur), Bruselas (Bélgica), Yakarta (Indonesia), San Francisco y Washington D.C (EEUU). Aquí el espectro se amplía a ciudades de países en vías de desarrollo, ciudades más industriales y grandes capitales nacionales con influencia mundial. Aún así hay algunas que podrían estar en otra categoría: Los Ángeles bien podría ser una ciudad Alfa + y otras como Yakarta una Alfa -. En esta categoría también tenemos a la primera ciudad española y, por tanto, a la más importante a nivel global, que es la capital, Madrid. Es una ciudad Alfa debido a su influencia no solo en España y la Unión Europea sino también en la zona mediterránea y en Iberoamérica. Es sede de importantes ferias internacionales y de organizaciones mundiales como la Organización Mundial del Turismo, adscrita a la ONU, y la Organización de Estados Iberoamericanos. 

 Madrid. 

La última categoría de las ciudades más relevantes del mundo es la Alfa -, con influencia global pero algo menor: Miami (EEUU), Dublín (Irlanda), Melbourne (Australia), Zúrich (Suiza), Nueva Delhi (India), Múnich (Alemania), Estambul (Turquía), Boston (EEUU), Varsovia (Polonia), Dallas, Atlanta (EEUU), Viena (Austria), Barcelona (España), Johannesburgo (Sudáfrica), Filadelfia (EEUU), Lisboa (Portugal), Santiago (Chile), Taipéi (Taiwán) y Bangkok (Tailandia). En este grupo continúa la ampliación por países en vías de desarrollo y entra la primera ciudad africana, Johannesburgo, ciudad más importante de Sudáfrica, que no en vano es el país más potente económicamente del continente negro. Esta categoría es también susceptible de crítica: ciudades como Dublín, Dallas o Atlanta bien podrían ser ya ciudades beta. En este grupo entran otras dos ciudades ibéricas: Barcelona y Lisboa. Esta última es importante dados sus vínculos con Brasil y otras ex colonias portuguesas y a ser un centro cultural y turístico. Barcelona por su parte es la segunda ciudad española más importante, histórico polo industrial y, desde la restauración de la ciudad por los Juegos Olímpicos de 1992, un centro turístico y cultural de primer orden, más aún que Madrid. ¿Por qué está Madrid, entonces, por delante en la lista? Por el peso de esta última como principal centro financiero del sur de Europa y por su influencia política. 

Lisboa.


Por detrás están ya las ciudades Beta, importantes sobre todo en sus respectivos continentes pero con miras en un futuro a ser ciudades globales tipo Alfa. Comenzando con las Beta +, tenemos a Düsseldorf (Alemania), Estocolmo (Suecia), Praga (Chequia), Montreal (Canadá), Roma (Italia), Hamburgo (Alemania), Manila (Filipinas), Houston (EEUU), Berlín (Alemania), Atenas (Grecia), Tel Aviv (Israel), Bangalore (India), Copenhague (Dinamarca), El Cairo (Egipto), Bogotá (Colombia) y Vancouver (Canadá). 

Atenas.


Ciudades Beta son Budapest (Hungría), Beirut (Líbano), Luxemburgo, Cantón (China), Seattle (EEUU), Caracas (Venezuela), Ciudad Ho Chi Minh (Vietnam), Auckland (Nueva Zelanda), Oslo (Noruega), Kiev (Ucrania), Madrás (India), Bucarest (Rumania), Mánchester (Gran Bretaña), Karachi (Pakistán), Lima (Perú), Ciudad del Cabo (Sudáfrica), Riad (Arabia Saudí), Montevideo (Uruguay) y Minneapolis (EEUU). 

Auckland

 
Un grupo más grande lo forman las ciudades Beta -: Abu Dabi (Emiratos Árabes Unidos), Nicosia (Chipre), Birmingham (Gran Bretaña), Río de Janeiro (Brasil), Brisbane (Australia), Ginebra (Suiza), Calcuta (India), Detroit, Denver (EEUU), Monterrey (México), Bratislava (Eslovaquia), Port Louis (Mauricio), Casablanca (Marruecos), Manama (Bahréin), Stuttgart (Alemania), Sofía (Bulgaria), Colonia (Alemania), Saint Louis (EEUU), Helsinki (Finlandia), Panamá, San Diego (EEUU), Lagos (Nigeria), Perth (Australia), Shenzhen (China), Cleveland (EEUU), San Juan (Puerto Rico), Calgary (Canadá), Ciudad de Guatemala y Osaka (Japón). 

Río de Janeiro.


Por debajo de ciudades Alfa y Beta están las ciudades Gamma. Estas son ciudades importantes en sus respectivos países con cierta proyección en el extranjero, aunque claramente inferior a la que puedan tener las ciudades previamente vistas. Así, son ciudades menos conocidas internacionalmente y, de hecho, un lector español quizá no conozca todas las de la lista. 

Las ciudades Gamma +, que en un futuro tienen posibilidades de pasar a ser Beta y, con ello, de ser más relevantes globalmente son: Glasgow, Bristol (Gran Bretaña), Nairobi (Kenia), Hanoi (Vietnam), Cincinnati, Charlotte (EEUU), Amberes (Bélgica), Doha (Qatar), Lahore (Pakistán), Baltimore (EEUU), Yida (Arabia Saudí), Edimburgo (Gran Bretaña), Ammán (Jordania), Hyderabad (India), Zagreb (Croacia), Adelaide (Australia), Kuwait, Portland (EEUU), Belgrado (Serbia), San José (Costa Rica), Túnez, San José (EEUU) y Riga (Letonia). 

Baltimore.


Las ciudades Gamma son: Valencia (España), Kansas City, Phoenix (EEUU), Almaty (Kazajistán), Guadalajara (México), Lyon (Francia), Quito (Ecuador), San Petersburgo (Rusia), Leeds (Gran Bretaña), Santo Domingo (República Dominicana), San Salvador (El Salvador), Vilna (Lituania), Rotterdam (Países Bajos), Tampa, Columbus, Indianápolis, Pittsburgh (las cuatro en EEUU) y Edmonton (Canadá). 

Rotterdam.


Finalmente, las ciudades Gamma – tienen menos peso que las anteriores en sus continentes  y sus países, salvo que sean capitales nacionales: Tallín (Estonia), Pune (India), Oporto (Portugal), Porto Alegre (Brasil), Orlando (EEUU), Gotemburgo (Suecia), Marsella (Francia), Ottawa (Canadá), Colombo (Sri Lanka), Liubliana (Eslovenia), Tegucigalpa (Honduras), Richmond (EEUU), Islamabad (Pakistán), Mascate (Omán), Durban (Sudáfrica), Austin (EEUU), Belfast (Gran Bretaña), Guayaquil (Ecuador), Nagoya (Japón), Turín (Italia), Southampton (Gran Bretaña), Milwaukee (EEUU), Wellington (Nueva Zelanda), Curitiba (Brasil), Accra (Ghana) y George Town (Islas Caimán). 

Orlando.


El estudio GaWC incluye así mismo ciudades con alta o baja suficiencia para poder ascender algún día a ciudades globales. De momento ninguna de ellas alcanza dicha categoría y solo son ciudades relevantes en sus países. Entre ellas están las españolas Bilbao y Sevilla de alta suficiencia y Santa Cruz de Tenerife con baja suficiencia. 

Como se ve, hay países que tienen varias ciudades globales en su territorio, siendo EEUU con 33 el que más tiene. Entre ellas destaca sobre todo Nueva York, considerada a veces la “capital del mundo” dada su gran importancia global y a que es la sede de las Naciones Unidas. Su capital, Washington, es algo menos relevante pero sigue siendo una ciudad Alfa. Alemania también tiene varias ciudades globales en su suelo, siendo Frankfurt la más internacional (Alfa) y su capital, Berlín, Beta +. España ya hemos visto que tiene tres ciudades globales, pero dos de ellas son Alfa. Italia tiene el mismo número, siendo Milán la más relevante y Roma, su capital, Beta +. Otros países, por el contrario, tienen una gran ciudad y las otras son Gammas en su mayoría, como en Gran Bretaña y Francia. Otros países con varias ciudades globales son India, China, Canadá, Brasil y Australia. 

Por tanto, el criterio para establecer una ciudad global es variable y sujeto a subjetividad, pero en general el índice GaWC acierta en sus listados y la mayoría no cambian sustancialmente el orden de las ciudades globales. Eso sí, es cierto que algunas ciudades pueden estar más arriba o más abajo según cada estudio.

No hay comentarios:

Publicar un comentario