miércoles, 10 de junio de 2015

Países y países: Suecia




 Como los demás países escandinavos, la bandera de Suecia presenta la cruz escandinava o cruz de San Olaf, original de Dinamarca. La versión sueca data del siglo XVI. 

El Reino de Suecia se ubica en Escandinavia, la región situada más al norte del continente europeo. Los países que la componen varían según la fuente pero puede concluirse que su núcleo histórico son Noruega, Suecia y Dinamarca, a las que se suman dos países más aunque con trayectorias históricas diferentes a los anteriores: Islandia y Finlandia. 
 
Suecia destaca por ser el país con mayor potencia internacional debido a que es el más poblado de una región muy poco habitada por su clima adverso, y también por su extensión (449.964 km²), siendo el país más grande de Escandinavia y el quinto de toda Europa, después de Rusia, Ucrania, Francia y España. Su población es de aproximadamente de nueve millones y medio de habitantes, localizados en su inmensa mayoría en las ciudades suecas, ubicadas al este y al sur del país y siempre en la costa del Mar Báltico ya que el interior es aún más adverso climáticamente debido a la existencia de la Cordillera Escandinava. 
 Laponia sueca, con un valle glaciar al fondo.

Suecia (Sverige en sueco) es un país muy antiguo ya que sus orígenes modernos datan de la Unión de Kalmar en 1397, Estado nórdico que incluía a la mayor parte de lo que hoy es Escandinavia. En el siglo XVI Suecia se configuró como es hoy y creó un imperio en torno al mar Báltico que incluía a la actual Finlandia, hasta que Rusia se la arrebató a principios del siglo XIX. Esa guerra, en el contexto europeo de las Guerras Napoleónicas, fue precisamente la última en la que participó Suecia, ya que desde entonces ha adoptado la neutralidad e incluso en las dos guerras mundiales se mantuvo al margen (para que luego se diga de Suiza). 

Suecia durante la Guerra Fría mantuvo su neutralidad y, a pesar de tener economía capitalista, no se alió en el frente de Estados Unidos ni en el de la Unión Soviética y, de hecho, participó en el Movimiento de los Países No Alineados. Con la caída de la  URSS Suecia se decidió a adherirse a la Unión Europea en 1995 junto a otros dos países que habían mantenido también una neutralidad, Finlandia y Austria. 

Las principales ciudades suecas son su capital, Estocolmo, que supera el millón de habitantes y está situada al este del país; Gotemburgo, principal puerto del país y ciudad universitaria; y Malmö, en el extremo sur del país y conectada con Dinamarca mediante el Puente de Oresund, debido a que solo las separa el estrecho de Drogden. 
 Vista del casco viejo de Estocolmo con la arquitectura nórdica tradicional. 

Suecia destaca especialmente por tener uno de los Estados del Bienestar más desarrollados y los suecos disfrutan de un alto nivel de vida. El ecologismo, por ejemplo, está mucho más desarrollado que en el sur de Europa así como otros aspectos sociales. 

El idioma principal es el sueco, de la familia germánica (como el inglés, el alemán u otros nórdicos como el noruego o el danés). Sin embargo, la mayoría de los suecos saben hablar inglés con fluidez ya que se implementó en las escuelas hace ya más de un siglo. Además, la influencia anglosajona ha sido evidente desde hace ya muchas décadas (como en toda Europa Occidental).

No hay comentarios:

Publicar un comentario