martes, 30 de diciembre de 2014

Reinas titulares de España: pocas pero destacables



El último post de este año 2014 no podía tratar un tema que no fuese histórico y en esta ocasión escribo sobre las reinas titulares o propietarias que ha habido en España. Cuando hablo de reinas propietarias me refiero a reinas que ejercieron el poder y no a reinas consortes, que lo son por su matrimonio con el rey titular, por lo que no tienen capacidad ejecutoria.
En una sociedad históricamente machista como la occidental parece lógico pensar que no muchas mujeres pudieron imponerse como reinas efectivas y que gobernaran y, efectivamente, así es. Desde que los principales reinos peninsulares se unificaron y formaron lo que posteriormente se llamaría España, solo ha habido dos reinas titulares, Juana I e Isabel II, y la primera sin poder ejercer su poder al ser encerrada de por vida por su supuesta enajenación mental.

Antes de esa unificación hubo varias reinas en los diferentes reinos medievales. Algunas de la talla de Isabel I de Castilla no dudaron en ejercer su poder y otras como Petronila de Aragón no pudieron ejercerlo de facto pero sí de iure como se explicará más adelante.

CASTILLA Y LEÓN

La primera reina propietaria propiamente dicha que hubo en toda la actual España fue Urraca I, reina de León y Castilla entre 1109 y 1126. Urraca era hija de Alfonso VI y le sucedió al morir los hijos varones de éste. Fue un hecho insólito y hubo que convocar cortes especialmente para nombrarla sucesora. Como indico, fue reina de León y Castilla, pues su reinado se enmarca en el segundo intento de unificación de ambos reinos, iniciado con su padre en 1072. En esa época León era el reino más fuerte, y no Castilla, de ahí que en la intitulación de los reyes León aparezca en primer lugar. A la muerte de Urraca le sucedió su hijo, Alfonso VII, en 1126. Este rey repartirá sus reinos entre sus hijos a su muerte, acabando con el segundo intento de unificación. 
 Miniatura que representa a Urraca I

El tercer y definitivo intento de unificar León y Castilla está relacionado con la llegada al poder de otra reina titular: Berenguela de Castilla. Había sido reina consorte de León entre 1197 y 1204 por su matrimonio con Alfonso IX pero el Papa declaró nulo su matrimonio por motivos políticos alegando parentesco (eran parientes en tercer grado). Tras esto volvió a Castilla con sus padres pero sus hijos siguieron siendo legítimos.
A la muerte de su hermano Enrique I de Castilla sin herederos, le sucede Berenguela como reina en 1217. Sin embargo, Berenguela permaneció en el trono brevemente, tan solo un mes, ya que cedió sus derechos a su hijo, Fernando III, que había tenido con Alfonso IX de León. A la muerte de éste en 1230, Fernando III heredó también León y ambos reinos se unificaron definitivamente bajo una misma corona. 

Berenguela fue reina de Castilla brevemente pero, en ausencia de su hijo, gobernaba Castilla y León como corregente de facto.


Después de esta brevísima experiencia con una reina en Castilla, hubo que esperar hasta que Isabel I, hermana de Enrique IV, llegara al poder en Castilla y León (1474-1504). Esa llegada no fue un camino de rosas ya que Enrique había tenido una hija, Juana, sobre la que pesaban dudas de legitimidad (fue apodada la Beltraneja, al considerar parte de la nobleza que su padre en realidad era Beltrán de la Cueva, valido del rey Enrique IV). Así, después de una guerra civil entre Enrique IV y su hermano Alfonso y a la muerte prematura del segundo, Isabel fue declarada princesa de Asturias y heredera de Enrique por los Pactos de Guisando en 1468. Enrique moriría en 1474 pero la sucesión no quedó clara y comenzó una guerra civil en Castilla entre los partidarios de Isabel I y los de Juana la Beltraneja. Isabel se había casado en 1469 con Fernando, heredero de la Corona de Aragón. Ese sería el primer paso para la unión de los diferentes reinos de la Península, dejando a un lado Portugal.
Finalmente, Isabel y Fernando ganaron la guerra definitivamente en 1479 y se consolidaron como reyes. Isabel era reina titular y además podía impartir justicia, algo que no pudo hacer Urraca en su día, por lo que tenía tanto poder como un monarca varón. Fernando, por su parte, no fue un mero consorte sino que pasó a ser también rey titular con Isabel como Fernando V. A su llegada al trono de Aragón a la muerte de su padre, Juan II, en 1479, Isabel fue consorte de la compleja Corona aragonesa pero establecida como corregente y con poderes en caso de ausencia de Fernando. 

Isabel I de Castilla, la Católica


A la muerte de Isabel I en 1504 le sucedió su hija Juana I, casada con Felipe de Habsburgo. Fernando quedó como regente de Castilla hasta la llegada de ambos desde Flandes. En la lucha de poder que siguió entre Fernando y Felipe por el gobierno de Castilla quedó apartada Juana I, por su supuesta locura. Este primer pulso lo ganó Felipe, que fue proclamado rey de Castilla junto a Juana (Felipe I) pero falleció a los dos meses y Fernando quedó como regente de Castilla hasta la mayoría de edad de su nieto, el hijo de Juana, Carlos, futuro Carlos I de España y V de Alemania.  

Este matrimonio fue denominado como Reyes Católicos tras concedérseles una bula papal con ese título, que han heredado todos los reyes españoles desde entonces. Su reinado inauguró la Edad Moderna en España y sentó las bases de la monarquía hispánica y del nuevo Estado.

ARAGÓN

Mientras que en Castilla y León no existía una ley sálica que impidiera a las mujeres reinar (aunque el varón siempre tenía preferencia), en Aragón las mujeres directamente podían reinar pero no ejercer su poder, que debía ser ejercido por un varón, el bajulus. Solo hubo una excepción: Petronila de Aragón, que fue reina entre 1157 y 1164. Todo comenzó con la muerte de Alfonso I, apodado el Batallador por su conquista de Zaragoza, en 1134 (y, enlazando con lo ya visto, casado con Urraca I y, por tanto, corregente en León y Castilla, de tal modo que se hizo llamar “Imperator totius Hispaniae”). Al morir sin hijos entregó su reino a órdenes militares en su testamento. Sin embargo, la nobleza no ve con buenos ojos esa decisión e incumple el testamento eligiendo a sus propios reyes. Hasta entonces Navarra y Aragón habían estado unidos pero los nobles de cada zona eligieron a un rey distinto: en Navarra a García IV y en Aragón a Ramiro II, hermano de Alfonso I, quien había sido desplazado del trono por ser monje y obispo. A pesar de esto, los nobles aragoneses le eligen, con la oposición del Papa. Así, Ramiro II deja los hábitos y se casa con Inés de Poitou para tener heredero. La heredera va a ser Petronila pero el problema es evidente: en Aragón podía haber reina pero sin gobernar. Para solucionar el problema se busca un marido para Petronila que ejerza el papel de bajulus. Ese hombre será Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona. Primero se firma un compromiso matrimonial entre ambos al ser Petronila aún un bebé y, años más tarde, se celebra el matrimonio. La reina de Aragón será Petronila como titular pero el gobierno le correspondió a Ramón Berenguer IV (pero sin ejercer como rey) hasta su muerte en 1164. Al morir el bajulus, Petronila cedió su corona a su hijo Alfonso II y se retiró a un convento. Alfonso II heredó tanto el reino de Aragón como los Condados Catalanes, encabezados por Barcelona, creándose la Corona de Aragón.

Petronila junto a su marido, Ramón Berenguer IV. Su matrimonio supuso la creación de la Corona Catalano-Aragonesa


NAVARRA

En el pequeño reino de Navarra fue donde se sucedieron más reinas titulares de todos los reinos medievales.

La primera reina fue Juana I, que fue reina de Navarra entre 1274 y 1305. Como ocurría en Aragón, las mujeres podían reinar pero no gobernar de manera efectiva como en Castilla. Así, las poderosas coronas que rodeaban Navarra (Francia, Castilla y Aragón) intentaron casar a sus herederos varones con la pequeña Juana para lograr hacerse con Navarra. Fue el rey francés Felipe III el que consiguió que su hijo, también llamado Felipe, se casara con Juana, vinculando así Navarra a Francia. Así, Juana fue reina de Navarra junto a su marido, el que más tarde sería Felipe IV de Francia, y ella fue reina consorte de Francia.
El hijo de ambos, Luis I, se convirtió en rey de Navarra a la muerte de su madre en 1305, y en rey de Francia a la muerte de su padre, como Luis X.
Los siguientes reyes siguieron siéndolo de ambos reinos hasta que, a la muerte de Carlos IV de Francia en 1328, los nobles navarros aprovecharon para desligarse de Francia. Así, llamaron a Juana II, hija de Luis I y que había sido desplazada como reina por ser mujer, como sucesora en Navarra. No reinaría sola por los motivos que ya se han comentado, sino con su marido, Felipe III, entre 1328 y 1349. Ese año murió de peste sucediéndola su hijo Carlos II.
La siguiente reina titular de Navarra llegó con Blanca I, nieta de Carlos II. Blanca reinaría entre 1425 y 1441 junto a su esposo, Juan II de Aragón. Navarra quedaba así vinculada a Aragón.

A la muerte de Blanca I, Juan II quedó como único rey de Navarra enfrentándose en guerra civil a su hijo Carlos, príncipe de Viana. Juan la ganó y se mantuvo como rey navarro hasta su muerte en 1479. Antes de morir había declarado como sucesora a su hija Leonor, obviando al ya mencionado Carlos y a su otra hija blanca, mayores que Leonor. Por tanto, tras su muerte le sucedió Leonor I en Navarra y Fernando II en Aragón, nacido de su segundo matrimonio con Juana Henríquez. Sin embargo, Leonor murió a los quince días de ser proclamada reina, nombrando como sucesor en su testamento a su nieto, Francisco I.

La última reina de Navarra sería también la última del reino como independiente antes de pasar a Castilla tras la conquista de Fernando el Católico: Catalina I. Tras la muerte prematura de su hermano Francisco I en 1483, fue proclamada reina bajo regencia de su madre. Su tío, amparándose en la Ley Sálica le disputó el trono en guerra civil. 
 Catalina I, última reina de la Navarra independiente

La predisposición de Catalina y su marino y corregente, Juan III, hacia Francia, hizo que Fernando el Católica enviara al duque de Alba a la conquista de Navarra en 1512. La familia real Navarra se vio obligada a huir a Francia, de donde ya no volvería, y Fernando se convirtió en rey de Navarra. En 1515 el reino fue incorporado definitivamente a Castilla aunque con estatuto especial. Décadas después, en 1530, Carlos I abandonó la Baja Navarra, al norte de los Pirineos, por su difícil control, y en esa zona el hijo de Catalina se convirtió en rey independiente de Castilla y de Francia.

ESPAÑA

Solo dos mujeres han sido reinas de toda España. La primera, Juana I (III de Navarra como hemos visto) fue reina titular pero nunca pudo ejercer el gobierno al ser encerrada primero por su marido, Felipe I, y por su padre, Fernando II, y más tarde por su hijo, Carlos I. Juana se convirtió en reina de Castilla a la muerte de su madre, Isabel I, en 1504; y de Aragón y Navarra en 1516 a la muerte de su padre, Fernando II. A partir de 1516 fue su hijo Carlos I el que reinó todos los reinos hispánicos apareciendo ella en la intitulación como reina pero sin ejercer ningún poder de facto. Juana murió en 1555 en su encierro de Tordesillas, solo tres años antes que su hijo, quien abdicó en Felipe II en 1556. 

Juana I, primera reina titular de España, aunque no de facto al ser encerrada


La segunda reina titular de España tardaría siglos en acceder al trono y fue Isabel II (reinado entre 1833 y 1868). De nuevo su llegada al trono se produjo al no tener hermanos. Fernando VII murió sin hijos varones y había declarado como heredera a su hija Isabel derogando la Ley Sálica mediante la Pragmática Sanción. Su hermano Carlos María Isidro, había intentado hacerle cambiar de opinión, y lo consiguió mediante engaños estando el rey gravemente enfermo. Sin embargo, se recuperó y anuló el derogar la Pragmática Sanción. A su muerte en 1833 el país se dividió en una guerra civil, la primera guerra carlista, entre los partidarios de Isabel II y los de su tío Carlos.
Con el apoyo de los liberales y de las clases burguesas, los partidarios de Isabel ganaron la guerra en 1840. Isabel no reinó de manera efectiva hasta 1843, cuando alcanzó la mayoría de edad. Su reinado fue convulso por sus apoyos a los liberales moderados sobre los liberales progresistas y, finalmente, fue expulsada de España tras la Revolución de 1868, la Gloriosa, muriendo en el exilio en 1902. 

Isabel II, única reina titular que ha tenido España en época contemporánea


Y aquí acaba la historia sobre las reinas titulares que ha habido en España. He excluido a las consortes que tuvieron ciertos poderes en ausencia de sus maridos los reyes y a las reinas regentes, que sí tuvieron plenos poderes ante la minoría de edad de sus hijos, los reyes titulares. Destacan como regentes Mariana de Austria, ante la minoría de edad de Carlos II; María Cristina de Borbón, ante la minoría de edad de Isabel II; y María Cristina de Habsburgo, en la minoría de edad de Alfonso XIII. 

En un futuro se prevé que la princesa de Asturias, Leonor, suceda a su padre, Felipe VI, como reina de España. Podría acceder como Leonor I o Leonor II, si se tuviera en cuenta que hubo una reina navarra con dicho nombre. 

15 comentarios:

  1. INTERESANTE BLOG, CESAR..........
    INTENTAR''E APORTAR Y TB PREGUNTAR...
    A FIN DE CUENTAS CADA DIA SE HACE HISTORIA...
    Y ESA HISTORIA SUCEDE EN GEOGRAFIAS DIVERSAS...
    A MODO DE INICIO, DECIRTE QUE LAS REINAS NAVARRAS NO SE ACABARON AL HUIR CATALINA A SUS POSESIONES DE BERAN Y BAJA NAVARRA...

    T'IO TOM'AS

    ResponderEliminar
  2. No se acabaron ya que la siguiente reina navarra fue Juana III, I para el resto de España. Si te refieres a que hubo más reyes navarros en la Baja Navarra fuera de la soberanía de la Monarquía Hispánica, por supuesto, aunque yo me he centrado en los reinos medievales que hoy forman parte de España y he omitido todo lo de la Baja Navarra al ser hoy parte de Francia.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. ENTENDIDO C'ESAR, THANX! DE TODOS MODOS EL REINO DE NAVARRA Y BEARN SOLO DUR'O HASTA 1620 CUANDO LUIS XIII ELIMIN'O LA SOBERAN'IA DE ESOS TERRITORIOS...HASTA HENRI IV O ENRIQUE III FRANCIA Y NAVARRA FUERON REINOS SEPARADOS Y QUISIERA MENCIONAR A LA REINA JUANA II POR SU ALTA CULTURA Y A LA REINA MARGOT QUE ESCRIBI'O EL HEPTAMER'ON...
    EN LA PENINSULA ME INTERESAN ESPECIALMENTE LAS FIGURAS DE URRACA QUE SE LLEVABA A MATAR CON SU MARIDO ALFONSO DE NAVARRA Y ARAGON, LA BELTRANEJA PERDEDORA Y LA LOCA A QUIEN CURIOSAMENTE HERN'AN CORT'ES LE MANDABA LOS PARTES DE CONQUISTA DESDE NUEVA ESPA;A POR SER REINA DE CASTILLA Y A SU CES'AREO HIJO EL EMPERADOR

    SALUDOS
    T'IO TOM'AS

    ResponderEliminar
  4. A PESAR DE QUE LOS REYES NAVARROS JAM'AS VOLVIERON A PAMPLONA, HUBO M'AS DE 3 INTENTOS FIRMES DE RECUPERAR EL TRONO EN EL SIGLO XVI...
    Y SIGUIENDO CON LAS REINAS, CREES QUE SE PUEDE CONSIDERAR REINA DE ESPA;A A LA REINA ISABEL DE INGLATERRA QUE SE CAS'O CON FELIPE II&

    SALUDOS
    T'IO TOM'AS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El Reino de Navarra, sufrió una lenta agonía desde el Siglo XIII donde no tenía más que conquistar, y perdió la salida al mar, quedando prisionero entre Castilla, Aragon y Francia. La situación se agravó con la aparición de la dinastía de Champagna que no le dieron importancia alguna a Navarra. Sus territorios en Francia eran mayores y más próximos. De lo único que le servía la corona navarra, era simplemente protocolar para conseguir un mejor lugar en la mesa del Rey de Francia. Esta situación se mantuvo hasta Carlos el Bueno, cuyo padre había perdido casi todas las tierras que aún le quedaban en Francia, siendo Navarra su único sustento. Por lo que me pregunto sí las reinas propietarias Juana I y II tuvieron poco peso por que la ley se lo impedía o nunca tuvieron demasiado interés, dejando el gobierno, ni siquiera a manos del marido, sino de algún noble que le hiciera el favor de administrarles los reinos. Tras las reinas niñas, le llegó el turno a la reina Blanca, una mujer capaz pero vieja y cansada de 40 años, casada con un mucho más joven mancebo que la dominaba, por lo que es entendible que sufriera abulia.
      Y tras ella Leonor, lugarteniente de Navarra por 23 años, reina titular por casí 15, pero efectiva por sólo 24 días, y 15 días de coronada, con remordimientos por la muerte de sus hermanas y terminó siendo pro-francesa en sus últimas horas. Y luego Catalina, de reconocida inteligencia, que tuvo que hacer malabares para conservar su reino, tras un desinteres de 200 años, y un caos de los últimos 40 años, hasta que un paso en falso puso a su reino a las manos de Fernando el Católico su tío abuelo por sangre y primo por matrimonio.-

      Eliminar
  5. Fue María Tudor la que estuvo casada con Felipe II, no Isabel, que fue su medio hermana (mismo padre, Enrique VIII, pero diferente madre).
    Y claro, fue reina consorte de España por su matrimonio con el rey Felipe II, pero no reina titular. Caso contrario que Felipe II, quien fue rey titular de Inglaterra (como Felipe I) en los cuatro años que María fue reina de Inglaterra. España e Inglaterra tuvieron los mismos reyes entre 1556 y 1558 (María llegó al poder en 1553 y Felipe en 1556 y se casaron en 1554).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No fue rey titular, fue rey consorte. La diferencia es que Felipe fue el único rey consorte que tuvo Inglaterra, ya que Guillermo de Orange fue Rey Títular y Efectivo (limitado en la sucesión, sólo podían sucederlo los hijos que tuviera con María, que murieron niños), y los demás esposos fueron sólo principes consortes.-

      Eliminar
  6. ok thanx!
    por cierto, igual conoces el caso de la contraarmada inglesa, posterior a la invencible...creo que la fracasada invasi'on inglesa estaba relacionada con la rebeli'on de portugal...
    tambi'en me parecen interesantaes los intentos de desembarco en escocia, cornualles etc y las alianzas que hubo entre espa;a y escocia o entre francia y escocia...
    saludos

    t'io tom'as

    ResponderEliminar
  7. Las relaciones exteriores de España siempre han sido fascinantes y, de hecho, mi trabajo de fin de carrera trató sobre las relaciones con Gran Bretaña durante la Guerra Civil y la II Guerra Mundial.
    En cuanto a las relaciones exteriores en la Edad Moderna, fueron muy variables de acuerdo a los intereses de la Corona. Proveníamos de dos reinos principales, Castilla y Aragón, que también tenían intereses diferentes. Castilla siempre había tenido buenas relaciones con Francia e Inglaterra y sus intereses eran atlánticos mientras que Aragón tenía una relación penosa con Francia y sus intereses eran mediterráneos. Con los Reyes Católicos se hereda la mala relación con Francia y se plantea una gran alianza para aislarla mediante pactos matrimoniales: Juana y Juan se casan con los hijos del emperador del Sacro Imperio, Catalina con el heredero de Inglaterra e Isabel y María sucesivamente con el rey de Portugal. Este esquema se mantiene con sus sucesores pero con cambios. Francia seguirá siendo el enemigo a batir y Austria será aliada pero Inglaterra pasa a ser rival a la muerte de la esposa de Felipe II, la reina María Tudor. Ahí se enmarca el intento de desembarco que comentabas mediante la llamada Armada Invencible con un fracaso evidente. Sin embargo, no está relacionada con la rebelión de Portugal de 1640 (supongo que te refieres a esa) ya que ocurrió décadas antes.
    Como dices, había alianza con Escocia, y es que ésta e Inglaterra tenían muy malas relaciones, y se habían deteriorado aún más tras la conversión de los reyes ingleses al anglicanismo.

    ResponderEliminar
  8. muy pero que muy interesante...
    supongo que has oído que Paul Preston ha sacado un libro sobre el final de la guerra civil...no pone muy bien a Inglaterra y Francia, creo...
    por cierto, en la actual crisis con Cataluña, cuánto crees que influyeron los sucesos de 1640 (Els Segadors?) y los de la Guerra de Sucesión en el imaginario nacionalista catalán?
    y otra: sabes si hubo alguna conexión entre los Comuneros y los legitimistas navarros que intentaban retomar el trono de Pamplona desde Bearne?
    saludos
    Tío Tomás

    ResponderEliminar
  9. Sí, leí una entrevista que le hicieron en la que hablaba de su nuevo libro, y es normal que no ponga bien a los aliados ya que éstos abandonaron al gobierno legítimo para centrarse solo en sus intereses... tiene una larga historia todo ese tema.
    Influyen muchísimo en el ideario nacionalista catalán, sobre todo la Guerra de Sucesión, que ellos presentan como la conquista de Cataluña a sangre y fuego por parte de España y no como lo que fue: una guerra por la sucesión de la corona española, en la que la Corona de Aragón (y no solo Cataluña) apoyó al candidato austriaco, ni más ni menos. Luego se puede ser más o menos crítico con los Decretos de Nueva Planta que abolieron los feudos catalanes y aragoneses, pero no se puede manipular la Historia a su antojo.
    La última pregunta francamente no lo sé, el tema de los comuneros sí lo controlo pero el de los navarros no porque en Madrid la carrera se centra más en lo que era la Corona de Castilla y de Navarra vimos muy poquito, me temo. Sin embargo, es un tema que puede ser investigado con la bibliografía adecuada ya que seguro que algún historiador lo ha tratado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Buenas tardes: Al pie de la fotografía con dos retratos se puede leer "Petronila junto a su marido, Ramón Berenguer IV. Su matrimonio supuso la creación de la Corona Catalano-Aragonesa"
    Petronila era reina de Aragón por herencia de Ramiro II "el monje" y Ramón Berenguer IV era conde de Barcelona. La CORONA DE ARAGÓN (que no catalano-aragonesa) englobaba el conjunto de territorios sobre los cuales ejercía su poder el rey de Aragón.
    La "Corona catalano-aragonesa" es un invento de personajes que no son capaces de asumir la Historia. Le pediría por favor que corrigiese este error

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buenas tardes,

      Vamos por partes.

      1º No sé si usted ha leído el artículo entero, pero en el texto inmediatamente superior a la fotografía explico claramente lo que señala: Petronila fue hija de Ramiro II y este dejó la corona a su hija. Como en Aragón las mujeres podían reinar pero no ejercer el poder, al contrario que en Castilla, se planteó el matrimonio con Ramón Berenguer IV, conde de Barcelona. Esa unión supuso la unión de facto de ambos territorios y el inicio de la llamada Corona de Aragón.

      2º Llamar a la Corona de Aragón corona catalano-aragonesa es un sinónimo: no había una capital clara, como era habitual en la Edad Media, y el rey a la vez era conde de Barcelona. Con la expansión de la corona al sur (Valencia) y Baleares, bien podríamos hablar de Corona catalano-aragonesa-valenciana-balear. Sin embargo, se prefiere resumirlo en Aragón por motivos históricos y de sencillez.

      3º El rey de Aragón no era como el castellano. En esa corona el monarca tenía mucha menos fuerza que en Castilla, así que eso de "ejercía su poder" más bien era "negociaba su poder", con las noblezas locales y, especialmente, con las cortes de cada reino, ya que en la Corona de Aragón, al contrario que en Castilla, había unas cortes por cada reino/territorio (es decir en Aragón, Cataluña, Valencia y Mallorca).

      4º ¿Un invento? Quizá, en cualquier caso el rey de Aragón si estaba en Valencia no creo que se hiciese llamar "rey de Aragón" sino rey de Valencia. Esa corona era, con sus matices, lo que hoy llamaríamos una confederación.

      5º Para usted es un error pero para mi desde luego no lo es. Más bien se trata de economía lingüística y de redacción. El nacionalismo actual no debe interferir (y las opiniones de cada uno al respecto mucho menos) en el análisis del pasado.

      Saludos.

      Eliminar
    2. En Wikipedia aparece como que Petronila, que en la enciclopedia Salvat ni en la Barsa de los años 70s ni siquiera figuraba, había sucedido a su marido Ramón Berenguer IV como condesa de Barcelona, conforme a las estipulaciones matrimoniales, que en ese caso serían idénticas a las de Alfonso el Batallador con Urraca la Temeraria. Finalmente tras año y medio de gobierno en solitario la joven Petronila abdica en 1164, su abdicación fue posteriormente mal interpretado, por los juristas aragoneses, cuando fallecía un rey sin hijos varones, y dio a lugar a la interpretación de que las mujeres podían trasmitir el trono más no gobernar.
      Esta interpretación fue cambiada por los reyes católicos, que sólo contaban con hijas mujeres de buena salud, pero traído como argumento por la nobleza local en los siglos XVI y XVIII.
      Esto realmente pasó así?
      Petronila no fue la primer gobernante femenina de Aragón, esa fue la condesa Andregoto Galíndez, quien reinaba pero no gobernaba, y tras su divorcio perdió el condado. El Bajulus fueron sus tutores primero y su marido después.

      Por último algo que siempre me intrigó son las infanto/reinas/abadesas de León que fueron sí mal no recuerdo 4. Urraca de Zamora, Elvira de Toro, Sancha Raímundez y Urraca de Asturias, y que terminó con está última cuando se casó y trató de independizarse de su hermano, así como el declive del Reino-Imperio de León. Parece que la condesa Teresa también fue reina. Como es posible que un Reino/Imperio tenga varios reinos vasallos (Castilla, Galicia, Portugal, Asturias etc), esto fue común en la edad media?

      Eliminar
    3. Y por último aunque mencionan a Urraca como la primera reina católica europea de la historia, siempre me quedó la duda sí lo fue. Primero por que tal vez Amalasuntha lo haya sido por un año en el siglo VI, o alguna ignota reina tribal inglesa por un corto periodo.
      Y segundo por que tengo dudas de que haya siquiera sido la primera reina propietaria de León. Aunque es indiscutible que fue la primera que gobernó en forma independiente por un término relativamente largo y con un final "feliz" (murió por causas naturales como reina, sin perder o ganar algún territorio de importancia), y con un accionar similar a los gobernantes de su generó masculino.

      La realidad es que siempre me ha carcomido la duda sobre sí Sancha de León efectivamente fue reina Propietaria, ya que la información que aparece sobre ella es contradictoria, aunque probablemente el tema se solucionaría con el que fuera títular de un gobierno pero no pudiese gobernar. Además a diferencia de Ramón Berenguer que nunca tuvo el título de Rey, Fernando tuvo el de Rey y Emperador.
      En la película El Cid, aunque Sancha no aparece (tampoco 2 de sus hijos) Fernando el Grande aparece como Rey Regente de León. Incluso la estatua de Sancha está en el palacio real. De las otras consortes reales ni noticia.
      Y la guerra de los 3 hermanos sólo ocurrió tras la muerte de Sancha en 1068.
      Es decir Sancha fue o no, reina propietaria?
      Y fuera o no, en que se basó Sancha sus hijas y su nieta para gobernar. En la tradición visígodica? en que justo unos pocos años antes habían gobernado las hermanas Zoe y Teodora en Bizancio (1028-1056), y se había puesto de moda que existiesen reinas propietarias (siempre que el bastón de mando quedase en manos de un marido).

      Eliminar