domingo, 28 de abril de 2013

La difícil definición del Franquismo



¿Qué fue el Franquismo? Podría parecer una pregunta simple pero en realidad no lo es. Enmarcar el régimen franquista siempre es difícil y genera fuertes controversias debido a la cercanía histórica y a la única legitimidad que se daba dicho régimen: una guerra civil de tres largos años que destruyó el país y que provocó medio millón de muertos.

Hay algo que parece fuera de duda excepto para los más firmes partidarios del régimen (una minoría muy poco relevante desde la Transición democrática), y es que el Franquismo fue una dictadura. Un régimen político represivo y sin libertades, sin partidos políticos ni sindicatos libres. 

Franco entrevistándose con Hitler en Hendaya. Eran los años del brazo en alto y del Cara al Sol. Con la derrota del Eje en 1945 el franquismo comenzaría un evidente "lavado de cara" al exterior.


En todo caso, la definición simple de dictadura no vale para los que estudiamos con interés la Historia de España. Por tanto se abren otras posibilidades:

-          Dictadura militar: es conocido que Franco era ante todo un militar y sus gobiernos tenían una fuerte marca castrense. El régimen se apoyaba en tres familias principalmente: el ejército, que era el que había ganado la Guerra Civil y la familia a la que pertenecía el dictador; el partido único pero con un poder inferior, Falange Española Tradicionalista y de las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista (FET de las JONS), sobre todo después de la derrota del fascismo en la II Guerra Mundial; y, cómo no, la Iglesia católica debido a su apoyo en la Guerra Civil y al poder que se le dio en áreas como la educación.
De estas familias el ejército era el que, en última instancia, tenía más poder. Además, fue el único que pudo impedir la Transición ya que la Iglesia evolucionó a posiciones más  reformistas a partir de 1970 y la Falange perdió progresivamente gran parte de su poder.
Sin embargo, el franquismo no sería una dictadura plenamente militar debido a la presencia de esas dos familias adicionales que llegaron a tener un gran poder. Además, no hay que olvidar otros sectores del franquismo como los carlistas (integrados forzosamente en el partido único, llamado Movimiento Nacional) y los tecnócratas, normalmente católicos.
-          Fascismo: es muy común identificar el Franquismo con el fascismo pero es un error. Es evidente que la dictadura fue apoyada por el fascismo italiano y por el nazismo alemán en la Guerra Civil y que después España tuvo negociaciones con la posibilidad de apoyar al Eje en la Segunda Guerra Mundial, aunque al final no llegó a entrar. En esos primeros años de franquismo había elementos fascistas claros: el saludo a la romana, el Cara al Sol más entonado que el mismo himno de España, etc. eran los años en los que el partido único, Falange, tuvo más poder de toda la historia del franquismo. Sin embargo, a pesar del entusiasmo falangista con la guerra mundial y la Alemania nazi, el ejército rechazó la entrada en dicho conflicto por motivos evidentes: España no estaba preparada y el ejército estaba mal equipado y desgastado tras la Guerra Civil por lo que entrar en una contienda de tal magnitud sería casi un suicidio. Franco, un hombre que supo manejar a todas las familias de manera bastante astuta, se decidió por hacer caso a los militares, entre ellos Carrero Blanco, y declaró la neutralidad. Dicha neutralidad se afianzó según avanzaba la guerra y, cuando el Eje perdió en 1945, el régimen intentó hacer un lavado de cara. En ese lavado, que duró unos diez años, se intentaba mostrar a los vencedores la imagen de una España católica y no fascista. Como sabemos, le salió bien y el franquismo fue reconocido por Estados Unidos y la ONU en los cincuenta, tras años de aislamiento internacional. Sin embargo, la principal diferencia es que el franquismo no consiguió el poder desde abajo, desde movilizaciones populares, elecciones, etc sino desde arriba directamente a través de una Guerra Civil. Hitler ganó unas elecciones y Mussolini fue aclamado por una movilización popular (Marcha sobre Roma) pero Franco llegó al poder de forma, como sabemos, muy diferente.  Por todo ello, el franquismo no fue un fascismo como tal sino que puede decirse que tuvo elementos fascistas, sobre todo hasta 1945.
-          Estado totalitario: que el franquismo fue autoritario es evidente debido a la represión de los opositores políticos, la falta de libertades, la ausencia de partidos políticos y sindicatos libres, etc. sin embargo, el debate llega cuando se habla de franquismo como Estado totalitario al estilo nazi, fascista o estalinista. Los totalitarismos se diferencian de los autoritarismos en que la represión del Estado es absoluta y justifican su actuación política mediante el recurso a una doctrina global, que pretende influir sobre todas las expresiones de la existencia humana: desde la económica y familiar a la cultural y religiosa. El franquismo intentó ser totalitario en sus primeros años (hay un famoso video de Franco mencionándolo) pero, con la derrota del Eje y el lavado de cara correspondiente de cara al mundo, se optó por una imagen más amable y sin mostrar símbolos fascistas, como ya hemos dicho, ni doctrinas globales que llegaran hasta las camas de los matrimonios.
-          Nacionalcatolicismo: el franquismo se apoyó en la Iglesia sobre todo después de 1945, para mostrar una imagen de Estado católico y no fascista. El Franco con el brazo en alto se sustituyó por el Franco bajo palio. Así, la Iglesia tuvo enormes poderes. La religión oficial era la católica y en sus inicios no se incluía ni la libertad de culto. Por otro lado, los eclesiásticos tenían gran influencia en cuestiones de moral, de educación y cultura. Es por todo ello por lo que se suele denominar al franquismo un Estado nacionalcatólico.
-          Nacionalsindicalismo: el franquismo solo tenía un sindicato legal: el Sindicato Vertical, de inspiración fascista, y controlado por el partido único, FET de las JONS. Dicho sindicato agrupaba a patronos y obreros juntos pero con un matiz clave: al ser vertical, las relaciones entre ellos también lo eran. No es difícil imaginar quiénes estaban más arriba.

Por otro lado, el régimen fue apoyado en la guerra por los monárquicos, que creían que una vez vencida la II República se restauraría la monarquía borbónica en la figura de Juan de Borbón, hijo del rey Alfonso XIII, exiliado tras la proclamación de la república en 1931. Sin embargo, Franco rechazó de plano esa posibilidad mirando lo sucedido con el otro dictador español del siglo XX, Miguel Primo de Rivera. Éste tuvo que ceder el poder por presiones de, entre otros grupos, el mismo rey. Franco pretendía gobernar hasta el final y no pensaba dejar que un rey pudiese prescindir de él. Esta interpretación ha sido estudiada y analizada por los historiadores y yo, haciendo mi propio análisis, la comparto ya que los hechos demostraron que el dictador fue muy astuto al ocupar la jefatura del Estado hasta su muerte. Nunca fue juzgado ni procesado (como se dice en la calle, “murió en la cama”).

 Franco recibiendo al primer presidente de Estados Unidos en visitar España, Dwight D.Eisenhower. Esta visita está enmarcada en el fin del aislamiento internacional del país debido, principalmente, a los vínculos del régimen con los países derrotados del Eje en la IIGM.

Franco murió en la cama pero precisamente por eso también murió en esa cama su régimen. La identificación de la dictadura con Franco fue tan grande que en Historia no en vano se le denomina “Franquismo”. ¿Qué fue el franquismo? La respuesta más adecuada podría ser, aunque suene redundante, franquismo. Fue un régimen con características diversas que se mezclaron y se desarrollaron a lo largo de sus casi 40 años de pervivencia ya que sobre todo fue un régimen cambiante aunque, eso sí, siempre con unos límites, los de las puertas a las democracias occidentales. Unas puertas que no se abrieron hasta la muerte de su líder. 

1 comentario:

  1. Tantos años después de su desaparición el "Caudillo" sigue registrado con el DNI número 1, su fantasma aún amenaza y sigue flotando sobre nuestras cabezas como si fuera el fundador de España, como si fuera el más grande entre los más grandes, encarnación de un ser superior, intocable, inmaculado...
    !Es tiempo de removerlo y devolverlo a su lugar natural: el último!

    http://www.change.org/petitions/jorge-fern%C3%A1ndez-d%C3%ADaz-ministro-del-interior-retirar-a-francisco-franco-bahamonde-del-registro-del-dni?share_id=IrlWCdLBUn&utm_campaign=friend_inviter_chat&utm_medium=facebook&utm_source=share_petition&utm_term=permissions_dialog_true

    ResponderEliminar