viernes, 12 de abril de 2013

Aprendamos algo sobre las repúblicas



Esta semana se conmemora a la Segunda República Española (1931-1939). Dicha república fue proclamada el 14 de abril de 1931 tras décadas de tensiones, desgaste e incluso una dictadura (la de Primo de Rivera). La república tenía enormes esperanzas puestas en ella, esperanzas de cambio y de modernización de España, un país que en los años 30 aún estaba muy por detrás de otros países europeos.

En España, debido a la gran inestabilidad de la II República, que acabó en Guerra Civil, muchas veces se ve dicho sistema político como un modelo exclusivamente izquierdista olvidando que en la II República entre 1933 y 1936 hubo sucesivos gobiernos de derechas y no teniendo en cuenta en absoluto la política de muchos países como nuestros vecinos, Portugal y Francia, ambos repúblicas sin que ese sistema de gobierno sea de una tendencia política exclusiva. 

 Los diferentes sistemas de gobierno en el mundo. Las repúblicas están en color azul (presidencialistas, aunque muchas son dictaduras), amarillo (semipresidencialistas o con grandes poderes en el presidente), naranja (parlamentarias), verde (presidencialistas con más peso del Parlamento que en las azules) y marrón (unipartidistas). En otros colores: rojo claro (monarquías constitucionales), rosa fucsia (monarquías semiconstitucionales) y morado (monarquías absolutas).

Dentro de las repúblicas (cuya etimología es res “cosa” pública) hay grandes diferencias y variedades. Solo en Europa hay varios tipos, como veremos:

-          Repúblicas presidencialistas: en este tipo de república el presidente es el Jefe del Estado y también del gobierno por lo que tiene grandes poderes. Es asimismo el jefe del ejército. En las repúblicas presidencialistas democráticas, el presidente es elegido en elecciones específicas, es decir, es elegido directamente por los ciudadanos y no por el Parlamento, que es elegido a su vez en otras elecciones. El mayor ejemplo de este tipo de república es Estados Unidos, aunque en muchas repúblicas latinoamericanas el sistema es igual, como Argentina, México o Brasil. En la UE solo Chipre es una república presidencialista. Este tipo puede coincidir con repúblicas federales, es decir, descentralizadas en distintos Estados (o entidades con otro nombre), aunque evidentemente no es algo que vaya unido. 
-          Repúblicas semipresidencialistas: como indica su nombre presentan elementos mixtos. El presidente nuevamente es elegido por los ciudadanos en elecciones diferentes a las legislativas y es el Jefe del Estado. Sin embargo, a diferencia de las presidenciales, no es a la vez el jefe del gobierno sino que dicho cargo lo ocupa un primer ministro elegido por el presidente, por lo que, aunque está sometido a él, no ocupa todos los poderes. Este es el modelo de Francia, por ejemplo.
-          Repúblicas parlamentarias: a diferencia de las anteriores, el presidente es elegido por el Parlamento y no tiene poderes de facto sino que es una figura más moderadora como Jefe del Estado, representativa del país en el extranjero, etc. Sus funciones podrían equivaler a grandes rasgos a las de los monarcas constitucionales. Por otro lado, hay elecciones legislativas para conformar el Parlamento y éste es el que elige al primer ministro, que es el Jefe del gobierno y el que más poder tiene de facto en este tipo de repúblicas. Así, no hay una única figura sino dos y ambas sometidas al Parlamento. Este modelo es el más común en Europa: Italia o Alemania lo tienen. Nuestra vecina Portugal es un caso especial mixto: los ciudadanos eligen por sufragio universal al presidente de la República y, en otras elecciones, eligen el Parlamento. El primer ministro es elegido por el presidente pero es el líder del partido más votado en las elecciones legislativas y además elige a los ministros, como ocurre en España con el presidente del gobierno, por lo que es el que ejerce la función ejecutiva quedando el presidente como representante del Estado, jefe de las fuerzas armadas, etc.
-          Repúblicas unipartidistas: este modelo puede ser también presidencial pero con la diferencia de que son regímenes dictatoriales al ser legal solo un partido o coalición de partidos, como su nombre indica. Este era el modelo de los países del Bloque comunista como la URSS y lo sigue siendo en China, Cuba o Corea del Norte.  

Junto a estas variables, hay otras como la postura respecto a la religión, habiendo repúblicas laicas y otras confesionales, como las islámicas (véase Irán).

El modelo de la II República fue el de república parlamentaria (pero en España al primer ministro se le llamaba presidente del consejo de ministros) mostrándose que no fue una excepción en Europa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario