sábado, 29 de septiembre de 2012

Restos del Imperio Español II: Las Plazas de Soberanía




En este nuevo post dentro de la tríada “Restos del Imperio Español”, voy a dedicarme a eso llamado “Plazas de Soberanía”, lo que queda bajo soberanía española de las antiguas posesiones en el norte de África que, en su momento de mayor esplendor, incluían Orán y hasta Túnez.

Al contrario que la llamada Micronesia Española (a la que dediqué el post anterior), las Plazas de Soberanía sí están bajo soberanía efectiva de España y están ocupadas.

Se distingue entre dos tipos de Plaza: las Plazas Mayores, que serían las más conocidas al ser las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla; y las Plazas Menores, que incluirían pequeñas islas e islotes en las costas de Marruecos como veremos posteriormente.

Estas Plazas de Soberanía tienen diferentes estatus jurídicos y pertenecen a España desde épocas muy distintas (entre los siglos XV y XIX). Además, tienen la peculiaridad de que ninguna de ellas ha sido considerada nunca colonia española sino que, desde su ocupación, han sido parte efectiva del Reino de España, al contrario que el antiguo Protectorado de Marruecos, que tenía un régimen jurídico diferente y una cierta autonomía.

Comenzaremos por las Plazas Mayores y más visibles no sólo por su tamaño sino porque son las únicas que están habitadas permanentemente. Ceuta y Melilla son parte de España desde antes incluso de que ésta existiese como tal. Por ejemplo, Melilla fue conquistada por Castilla en 1497, bajo reinado de los Reyes Católicos, como parte de su política expansiva por el norte de África tras haber terminado la llamada Reconquista en la Península. Así, España aún no existía como ente político en esa época. Un poco distinto es el caso de Ceuta, que pasó a España más tarde.

 Vista de Ceuta desde el Mirador de Isabel II

Así, Melilla fue conquistada por Castilla a las tribus del lugar pero Ceuta fue conquistada por Portugal en 1415. ¿Cómo pasó a soberanía española? En 1580 se incorporó, como el resto del Reino de Portugal, a la unión dinástica entre éste y España tras acceder el rey Felipe II al trono también del reino luso. Sin embargo, cuando en 1640 Portugal se separa de la monarquía hispánica, Ceuta no le sigue y permanece bajo soberanía española aunque mantuvo las armas portuguesas en su bandera y escudo.

En los siglos posteriores, ambas ciudades permanecieron en el Reino de España y no se integraron en el Protectorado español de Marruecos dependiendo directamente del Gobierno de España. Con la independencia de Marruecos en 1956 ambas ciudades siguieron siendo parte de España hasta el día de hoy. En principio dependían de las provincias de Cádiz (Ceuta) y Málaga (Melilla) pero ambas se separaron de dichas provincias en 1995. Su estatus fue variable durante el Franquismo y, con la democracia, se las mencionó específicamente en la Constitución de 1978:

Las ciudades de Ceuta y Melilla podrán constituirse en Comunidades autónomas si así lo deciden sus respectivos Ayuntamientos mediante acuerdo adoptado por la mayoría absoluta de sus miembros y así lo autorizan las Cortes Generales, mediante una ley orgánica, en los términos previstos en el artículo 144.

Pese a que ambas ciudades podían constituirse en comunidades autónomas si lo hubiesen deseado, al final se optó por una vía intermedia ya con Felipe González como Presidente del Gobierno y tras acordarlo con la oposición en 1995. Ceuta y Melilla serían ciudades autónomas, lo que significa que están a medio camino entre una comunidad autónoma y un municipio y tienen más competencias propias que los municipios pero menos que las comunidades autónomas.

En cuanto a datos oficiales, Ceuta tiene mayor superficie y población que Melilla con 19 km²

y 82.376 habitantes por 12 km² y 78.476 habitantes de Melilla.

Ceuta se localiza al sur del Estrecho de Gibraltar, en la Península de Almina. Está separada de Marruecos por una estrecha franja neutral y es un punto estratégico de primer orden debido a su situación geográfica.
Melilla por su parte ocupa la parte oriental del Cabo de Tres Forcas, cercano ya a la frontera argelina. 

Puerto de Melilla. Tanto el de Melilla como el de Ceuta tienen el estatus de puerto franco y ciertas ventajas fiscales


 Hay que señalar que Marruecos en la época en la que fueron conquistadas ambas ciudades distaba mucho de existir como un reino sino que estaba formado por diferentes tribus, normalmente enfrentadas entre sí ya que hasta Marruecos nunca se expandió el Imperio Otomano, poder centralizador islámico durante siglos. Por tanto, ni Ceuta ni Melilla fueron nunca marroquíes, simplemente porque Marruecos no existió hasta siglos después. Explico esto para dejar claro que la reivindicación marroquí sobre estas dos ciudades es por motivos puramente territoriales y estratégicos y no históricos.

Las Plazas Menores son más interesantes ya que también son mucho menos conocidas aunque recientemente han estado en el ojo de la noticia debido a la inmigración ilegal, que ha optado por intentar pasar a España a través de estas pequeñas islas.

Las Plazas Menores son el Peñón de Vélez de la Gomera, las Islas Alhucemas, las Islas Chafarinas y la Isla de Alborán. La pequeña isla de Perejil tiene un estatus controvertido y actualmente no es de soberanía española ni marroquí tras el incidente entre ambos países en 2002.

El Peñón de Vélez de la Gomera es un peñón situado a medio camino entre Ceuta y Melilla. Originariamente era una isla pero un terremoto en 1930 lo convirtió en una península ya que está unido al continente por un estrecho istmo de arena. Pertenece a España desde 1508, pocos años después de la conquista de Melilla por lo que también está enclavado en el proceso de expansión de la Corona de Castilla. Como las demás Plazas Menores, no tiene población estable aunque sí la tuvo en el pasado. Actualmente sólo hay en él una sección de los regulares del ejército español. 

Vista del Peñón de Vélez de la Gomera desde Marruecos


 Este Peñón, junto a las demás Plazas Menores, no pasaron a Marruecos por el mismo motivo que Ceuta y Melilla, porque nunca pertenecieron al Protectorado sino que pertenecían directamente al Reino de España.

Las Islas Alhucemas son otra de las Plazas de Soberanía Menores. Se trata de un pequeño archipiélago formado por un peñón (el Peñón de Alhucemas) y dos islotes llamados de Tierra y de Mar, muy cercanos a la costa marroquí. Las islas están situadas en una bahía en la que se encuentra también una pequeña ciudad llamada también Alhucemas (en época española, Villa Sanjurjo). Las islas de Mar y Tierra están desocupadas pero protegidas de la costa por un alambre de espino. El peñón de Alhucemas es algo más grande y tiene edificaciones de diferentes épocas, desde una iglesia a un aljibe para almacenaje de agua. Está ocupado permanentemente por un regimiento del ejército español.

Peñón de Alhucemas. Se observa su cercanía a la costa africana


 El Peñón fue entregado a España por el Sultán Muley Abdalá en 1560 a cambio de protección frente al Imperio Otomano. Sin embargo, no se hizo efectiva la soberanía española hasta el año 1673, bajo reinado de Carlos II.

Las Islas Chafarinas son de mayor tamaño que las Plazas anteriores. Se sitúan al este de Melilla, muy cerca ya de la frontera con Argelia. Están situadas a 4 km de la costa marroquí y están formadas por tres islas: la Isla del Congreso, la de Isabel II y la del Rey Francisco. Ya sólo los nombres indican la época en la que fueron conquistadas por España, en 1848, por lo que son las Plazas bajo soberanía española más reciente. Fueron ocupadas por el general Serrano y hasta esa época nadie las había reivindicado. 

Vista aérea de las Islas Chafarinas. En el centro, Isabel II y al fondo la del Congreso

 
 Están protegidas como Reserva Natural debido a su riqueza ecológica. Como las demás Plazas, además hay una guarnición militar.
La isla más grande es la del Congreso. Es una isla desocupada y en el pasado sólo se utilizó como presidio debido a que es una isla además muy escarpada y de difícil acceso. La Isla del Rey Francisco (Rey consorte de Isabel II), también está desocupada y sólo alberga (curiosamente) un cementerio civil. Por último la Isla de Isabel II sí alberga edificios y en el pasado llegó a tener una población de 1.000 personas. Entre los edificios destaca el faro, la Torre de la Conquista y la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción, estos dos últimos de mediados del S. XIX.

Por último, destaco la Isla de Alborán, que da nombre a esa zona del Mediterráneo como Mar de Alborán. Al contrario que las Plazas Menores anteriores, no depende directamente del Gobierno de España sino que pertenece al Ayuntamiento de Almería y, por tanto, a Andalucía. Es una isla volcánica y se encuentra a mitad de camino entre la Península Ibérica y África. Al noreste hay un islote (llamado Islote de la Nube) que también pertenece a España. 

La Isla de Alborán desde el aire


 Fue conquistada tras la Batalla de Alborán en 1540, contra los corsarios berberiscos. Fue una de las primeras batallas de la Armada Española unificada de las Coronas de Castilla y Aragón. Sin embargo, la isla no pertenecería a Almería hasta 1884, por disposición del Rey Alfonso XII. La isla está ocupada por un regimiento de Marina y es también Reserva Marina por su destacable fauna.

Habrá quien se pregunte para qué conserva España aún estas Plazas o su utilidad. Evidentemente, la mayoría no sirven de nada debido a su escaso tamaño y a su situación pero considero que España no debe ceder estos territorios puesto que detrás de ellos vendrían más reivindicaciones territoriales por parte especialmente de Marruecos, que siempre ha reivindicado Ceuta y Melilla (aunque, como hemos visto, nunca han pertenecido a dicho país) e incluso las Islas Canarias que tienen aún menos vínculos con Marruecos. Por tanto, estas Plazas, a pesar de su escasa (o nula) utilidad deben seguir siendo islotes españoles en medio de la costa norteafricana pero que al menos deberíamos conocer todos. 

Fuentes: 

VVAA, Atlas de Historia del Mundo. Barcelona: Parragon Books (2006)
Mediateca El País:   http://politica.elpais.com/politica/2012/09/07/actualidad/1347043637_753978.html 

Fotografías: 

http://commons.wikimedia.org/ 

3 comentarios:

  1. http://elfarodigital.es/ceuta/sociedad/151304-la-espanolidad-de-los-islotes-limacos-y-perejil.html

    ResponderEliminar
  2. EN 1955 SE RECONOCE EN UN DOCUMENTO OFICIAL DE ESPAÑA QUE LIMACOS ES TERRITORIO NACIONAL

    http://africanortehisp.blogspot.com.es/2015/01/limacos-islote-espanol-en-la-costa-de.html

    ResponderEliminar